lunes, 5 de octubre de 2015

Financial Pacific, la causa que complica a la Corte Suprema

Tres magistrados nombrados por Ricardo Martinelli decidirán en dos procesos claves: si se declara nula la intervención de la SMV en la casa de valores

El 28 de septiembre, a las 10 de la mañana, en las oficinas de Financial Pacific, ubicadas en la avenida Balboa, frente al concurrido Parque Urracá, se presentó el magistrado de la Corte Suprema de Justicia Luis Ramón Fábrega para una práctica de pruebas solicitada por los exdirectivos de la casa de valores intervenida por la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) el 3 de julio de 2014, y liquidada el 18 de agosto.

La inusual tarea del magistrado respondía a una demanda interpuesta ante la Sala Tercera de la Corte, el 3 de septiembre de 2014, por el abogado Joaquín Pérez, en representación de los exdirectivos de Financial Pacific, para que se declare nula, por ilegal, la resolución SMV 314-2014 del 2 de julio del año pasado mediante la cual la SMV ordenó la intervención de Financial Pacific.

La ley faculta al magistrado Fábrega, nombrado por Martinelli en la Corte, en enero de 2012, para realizar estas las pruebas. Aunque, algunos entendidos en la materia califican su presencia como ‘rara', o ‘extraña'.

‘No recuerdo a un magistrado que haya hecho personalmente esta gestión', manifestó el abogado Ernesto Cedeño.' ‘Ojalá y los magistrados fueran a todas la diligencias', indicó el constitucionalista Miguel Antonio Bernal.

Por la parte demandante, entre los presentes, estuvo Carlos Osorio Wald, además de testigos y peritos del caso.

Lo que sorprendió a los presentes, según indicó a este diario uno de los testigos, fue que las preguntas de la secretaria judicial fueron muy generales, no específicas como lo requiere el código. ‘Aceptaron preguntas más allá de la intervención', indicó la fuente.

La presencia del magistrado sustanciador levantó suspicacia entre los funcionarios de la SMV a quienes se les tomó testimonio.

Infografía: La Estrella de Panamá.


¿Qué sucedería si la Sala Tercera, también conformada por el magistrado Abel Zamorano y Nelly Cedeño, declara ilegal la intervención que hizo la SMV a Financial Pacific en julio de 2014? Cedeño responde que en ese caso los demandantes ‘podrán solicitar al Estado indemnizaciones por daños y perjuicios en virtud de la ilegalidad, lucro cesante y daños emergentes'.

La desacostumbrada actuación de Fábrega ocurre justo en momentos en que la Corte realiza una investigación contra el expresidente Ricardo Martinelli por supuesto uso de información privilegiada en la compra y venta de acciones de Petaquilla Minerals Ltd., a través de las cuentas que mantenía en Financial Pacific. Este es uno de los procesos más álgidos de los 12 que se siguen en su contra.

Cuando el informe de la SMV llegó a la Corte el 30 de junio del corriente, estaba dirigido a nombre del magistrado José Ayú Prado. No obstante, después de dos meses de haber recibido en su despacho este informe, el presidente de este órgano afirma que ‘no conoce las copias que envió la SMV'.

Lo anterior lo dijo a raíz de las protestas de la sociedad civil que exigen a Ayú Pradorenuncie a su rol de juez de garantías en este proceso.

El pleno de la Corte nombró al magistrado Hernán De León fiscal del caso. En un principio, según dio a conocer una fuente ligada al órgano judicial, De León consideró que se trataba de un proceso administrativo, no penal, y que el informe carecía de elementos de convicción. Entonces uno de los colegas tomó el expediente e identificó los elementos que ameritaban la investigación.

De León fue nombrado por Martinelli en enero de 2012.

Ayú Prado también debe sus ascensos a Martinelli. Primero como procurador de la Nación, y después como magistrado de la Corte en enero de 2013. Su nombramiento se hizo en medio de cuestionamientos por su injerencia en las investigaciones del caso Financial Pacific. Su rol como juez de garantías en este proceso ha despertado una tela de dudas por los señalamientos directos de una de las empleadas de Financial Pacific, quien le acusó de haberle prometido la excarcelaión a cambio de que se retractara de una declaración en la que involucró a Martinelli como tenedor de una de las cuentas de Financial Pacific que utilizó para comprar acciones de Petaquilla Minerals. Ayú Prado no ve causal jurídica para apartarse del caso.

HECHOS Y TRANSACCIONES
La SVM compulsó copia del expediente administrativo al órgano judicial en el que denuncia que en un periodo de casi tres meses (octubre 2014-enero 2015), el entonces presidente Ricardo Martinelli, ganó $102,876 en las transacciones de compra y venta de acciones de la minera Petaquilla Minerals Ltd., con el uso de información privilegiada y que viola los artículos 247 y 249 de la Ley de Mercado de Valores.

Martinelli abrió una cuenta personal en Financial Pacific con un cheque de Global Bank por $100 mil en mayo de 2007.

La casa de valores Financial Pacific, donde se alojaba la cuenta de Martinelli, hoy es objeto de investigación por un fraude por $12 millones denunciado en julio de 2012 por los entonces directivos West Valdés e Iván Clare. Según el informe de la SMV, Valdés y Clare, también abrieron cuentas de inversión a nombre de compañías que ellos mismos administraban, y obtuvieron beneficios en las acciones de Petaquilla Minerals.

La SMV analizó la relación entre los hechos gubernamentales que pudieron estar bajo el control del Ejecutivo, los registros electrónicos de negociación financiera de las acciones de Petaquilla Minerals, así como los documentos de importancia que divulgó la empresa pública que cotiza en la bolsa de valores de Toronto, Canadá, y determinó que Martinelli utilizó información privilegiada a su favor. Un delito que internacionalmente se conoce como ‘insider information'.

Entre los hechos que destaca el documento de la SMV, resalta el permiso de exportación del metal que otorgó el Ministerio de Comercio e Industrias a Petaquilla Gold, subsidiaria de la minera canadiense.

Con esta información privilegiada surge la relación con Ricardo Martinelli, que como titular de la cuenta de inversión 100240 en Financial Pacific, invirtió en acciones de Petaquilla mientras era presidente, circunstancia que lo ubica en una posición privilegiada toda vez que a partir de sus gestiones, fueron ejecutadas acciones que incidieron en las operaciones de Petaquilla.

No obstante, el documento de la SMV obvia hechos relevantes. El primer suceso es la irrupción del entonces ministro de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano, en una reunión de directivos de Petaquilla Minerals celebrada el 15 de agosto de 2009. Aquella mañana, el enviado del presidente pronunció un mensaje. Palabras más o menos, dijo que el Gobierno estaba dispuesto a apoyar el desarrollo minero pero que no otorgaría a la compañía el permiso de exportación del metal si continuaba a la cabeza de la empresa Richard Fifer, gerente general.

Robert Baxter y Joao Manuel, quienes se encontraban en la reunión, se trasladaron a la Presidencia. Se reunieron con el presidente Martinelli y éste les reiteró lo dicho por su mensajero.

Éste es el primer momento en que el Ejecutivo de turno interfirió directamente en una empresa pública para alterar la composición de la junta directiva. De ahí en adelante, otros sucesos refuerzan la tesis de que Martinelli se benefició de su posición y de la información de la que disponía para transar acciones de la minera. ( gráfica)

Una nueva directiva de Petaquilla Minerals se conformó a mediados de septiembre, pero la SMV parte su investigación desde que Martinelli compró 225 mil acciones de la minera el 27 de octubre de 2009, a 0.32 cada una.

En noviembre, Fifer recuperó el liderazgo entre los accionistas, tras haber llegado a un acuerdo con Martinelli en septiembre de 2009, y nombra una nueva directiva que entre sus miembros figura Raúl Ferrer. Un accionista de la minera que contaba con la confianza del mandatario.

Otro hecho relevante es que antes de que el Gobierno panameño lo anunciara en forma oficial, la minera publicó en noviembre de 2009 que había recibido luz verde del Gobierno para la comercialización del oro. La noticia provocó un alza en la acción.

Luego, en enero de 2010, la empresa publicaba los avances en la extracción de oro. Fue en ese mes que Martinelli capitalizó su inversión y vendió las acciones en forma escalonada a lo largo de una semana con un valor promedio de 0.80, casi triplicando su dinero. El 7 junio de 2013, se cerró la cuenta del exmandatario. Financial Pacific emitió un cheque por $399,760.53 a su nombre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario