viernes, 24 de julio de 2020

Almanza continuará en prisión



Un tribunal de apelaciones confirmó la detención provisional de Miguel Almanza, imputado por la muerte de siete jóvenes. Este viernes, despidieron a las hermanas Martínez, ultimadas en la masacre de Espinar


Un grupo de aproximadamente 25 personas asistieron al funeral.


Este viernes familiares y amistades de las hermanas Julissa y Azucena Martínez, de 18 y 21 años, quienes murieron ejecutadas hace una semana en el sector de Espinar, provincia de Colón, les dieron sepultura en el cementerio de Monte Esperanza de la zona atlántica.

Gran parte de los asistentes aún miraban incrédulos ambos ataúdes de color blanco con el cuerpo de sus amigas, hermanas o hijas sin poder entender cómo un paseo al lago Gatún les cambió el destino trágicamente. Tal vez en la mente de los familiares más cercanos reinaban las preguntas del qué hubiera pasado, como un intento de engañar cruda realidad. Aquél viernes las chicas se fueron a bañar al lago con un grupo de 11 muchachos cuando inesperadamente dos hombres armados se aparecieron, les quitaron sus pertenencias y sometieron a los residentes de Valle Verde, siete de ellos. Los condujeron a un antiguo búnker y les dispararon en la cabeza. Los cuerpos de todos fueron hallados un día después, los de las hermanas Martínez estaban fuera del búnker. Desde entonces todo parece ser un mundo de dudas que no acaban de esclarecer el móvil del crimen.

Un grupo de aproximadamente 25 personas asistieron al funeral, algunos vestían camisa blanca, otros se identificaban con el negro. Durante el sepelio, no hubo palabras de los presentes. Antes las despidieron en una misa en la Iglesia del Evangelio de Dios, en Puerto Pilón, que se retrasó una hora y media.

El cielo estaba nublado, pero a pesar de la amenaza de lluvia, el clima permitió el sepelio sin sobresaltos. A pesar de que la entrada al cementerio estaba programada para mediodía, el tráfico dilató la despedida. Pasada la una empezaron a llegar los primeros asistentes para despedir los restos mortales de las hermanas.


Cuando trasladaron los dos ataúdes fueron colocados uno al lado del otro, casi listos para sumergirlos en las fosas.


Para ese momento parecía reinar una especie de resignación entre los presentes. Después de una semana de haber recibido la trágica noticia, el cuerpo queda sin fuerzas de tanto llorar, duele.

Cuando trasladaron los dos ataúdes fueron colocados uno al lado del otro, casi listos para sumergirlos en las fosas. En ese momento el pastor dio unas palabras basadas en la resurrección. En que los cuerpos allí eran corruptibles, pero que algún día, esos y todos los cuerpos en ese cementerio, se levantarán en cuerpos incorruptibles. Fueron palabras cortas, cargadas de emotividad. Había un silencio que se interrumpió por los sollozos de los padres que en algún momento del acto se escuchaban con más fuerza. Fue cuando descendió el primer féretro a la tierra. Las hermanas desde hoy descansan juntas debajo de un pequeño árbol.

CONFIRMAN DETENCIÓN
Un ciudadano de 18 años fue detenido en la noche del sábado 18 de julio como sospechoso del crimen. Se trata Miguel Ángel Almanza, que en audiencia fue imputado por el múltiple homicidio de los siete jóvenes colonenses cuyos cuerpos fueron hallados el sábado pasado en el sector boscoso de Espinar, provincia de Colón, cuyo abogado, José Moncada, refuta la vinculación de su cliente con el hecho, dice que se trata de un chivo expiatorio.

Con la intención de modificar las circunstancias que le asisten a su apoderado, este viernes a la 1:30 de la tarde el defensor asistió a una audiencia ante un Tribunal de Apelaciones para solicitar una medida distinta a la detención preventiva. Pero los jueces confirmaron la decisión previa que había emitido la juez de garantías Ilse Chú, el pasado lunes.


Había un silencio que se interrumpió por los sollozos de los padres que en algún momento del acto se escuchaban con más fuerza. Fue cuando descendió el primer féretro a la tierra. Las hermanas desde hoy descansan juntas debajo de un pequeño árbol.


Los magistrados Greta Marchosky, Fernando Alonzo Valdés y Asunción Alonso ponderaron los planteamientos presentados por el Fiscal Superior Adolfo Pineda. Se tomaron un tiempo para discutir la decisión. Consideraron la información que se mencionó en la audiencia primaria y finalmente ratificó la detención preventiva.

Los Magistrados, "para confirmar la decisión de primera instancia, verificaron el grado de vinculación basado en los elementos de convicción y valoraron los cuatro riesgos procesales que a juicio de Tribunal de Apelaciones aún se mantienen, tales como: el peligro a los testigos y las víctimas, el peligro de destrucción de pruebas y la gravedad del hecho", indica la nota de prensa del Órgano Judicial.

El fiscal Adolfo Pineda detalló a los juristas los elementos de vinculación del sujeto, los riesgos procesales que se mantienen en caso del cambio de medida, como las mencionadas arriba.

La fiscalía se aferra al retrato hablado de uno de los sobrevivientes como una de sus armas más fuertes. En cambio, el abogado José Moncada, alega que su cliente estaba ese día en Tagua, a dos horas de donde ocurrieron los hechos. Pero la fiscalía explicó que tiene bajo el brazo un informe de inteligencia de la policía lo vincula.

La relación, señaló, está en los elementos de convicción y los riesgos procesales, eso fue lo que tomó en cuenta el tribunal que deliberó casi durante una hora y de manera unánime, confirmó la decisión.

Aún no hay muchos detalles sobre las armas que se emplearon en el crimen, así como tampoco dónde se encuentran los teléfonos que fueron robados a las víctimas.

En la primera audiencia, el fiscal presentó el "testimonio de los seis sobrevivientes en la elaboración de los retrato hablado y las fotografías en carpeta que permitieron dar con la persona vinculada al proceso", dijo el fiscal Pineda. Trabajamos bajo convicción a consciencia y con elementos suficientes para poder señalar, y en este sentido está acreditada la comisión de delitos graves.

Las personas que sufrieron el delito, han estado colaborando y participando con la fiscalía en la identificación de los presuntos responsables.

"El móvil todavía está en análisis, tenemos la pérdida de vidas, los que sobrevivieron les fueron sustraídos objetos de valor. En la madrugada del domingo se practicaron diligencias de allanamiento para encontrar los objetos que fueron extraídos de las víctimas" añadió el fiscal. Aún están en busca de los mismos, la fiscalía alega que pudo haber tiempo para su desaparición.

Con información de Larish Julio

No hay comentarios:

Publicar un comentario