martes, 12 de marzo de 2019

Defensa de Martinelli presenta incapacidad a punto de celebrarse juicio oral

La incapacidad abarca todo el mes de marzo y fue firmada por el médico psiquiatra Frank Guelfi, cuestionado por la contra parte por faltas a la ética. Los querellantes solicitarán al Tribunal una evaluación del IMELCF para corroborar el diagnóstico

Los abogados del expresidente Ricardo Martinelli presentaron ayer, un día antes de que se celebre el juicio oral en su contra por supuestos pinchazos telefónicos, un certificado psiquiátrico en el que un especialista certifica su inasanía mental.

Así lo dio a conocer el abogado querellante Carlos Herrera Morán, quien añadió que la incapacidad fue firmada por “el médico Frank Guelfi quiencorroboró el trastorno y consideró que del 9 al 31 de marzo el exmandatario deberá permanecer incapacitado. Dice haberlo revisado el sábado en el Centro Penitenciario El Renacer”.

Martinelli, quien de ser hallado culpable de cuatro cargos (interceptación de telecomunicaciones sin autorización judicial) y 168 (seguimiento, persecución y vigilancia sin autorización judicial y dos por supuesto peculado) enfrentaría una pena de 21 años de prisión.

El tiempo jugará un factor muy importante en este juicio. El 5 de mayo Panamá celebrará elecciones generales y el expresidente desde la prisión El Renacer aspira a ser electo como alcalde de la ciudad de Panamá y como diputado del circuito 8-8. Algo inédito en el país.

Razón por la que la defensa de Martinelli podría apostar a ganar tiempo para evitar que su cliente corra el riesgo de ser condenado e inhabilitado de funciones públicas, aunque la pena escale varias instancias antes de ser confirmada.

La incapacidad que presentó la defensa de Martinelli ha enfurecido a la parte querellante. “Se trata de una mentira, una infamia, el galeno que certifica eso es un psiquiatra que fue destituido del Instituto de Medicina Legal (IMELCF) por faltas a la ética y además, si el señor tiene ese trastorno debe presentar la renuncia a su candidatura porque no tiene la capacidad mental para ejercer algún cargo público” exclamó Herrera Morán.

A pesar de haber presentado una excusa, en el sistema acusatorio se celebra la audiencia. Será en ese momento cuando la defensa presentará el mencionado certificado y los querellantes se opondrán al mismo. Han adelantado a La Estrella de Panamá que solicitarán una evaluación de un especialista del Instituto de Medicina Legal. “Esta estrategia de declararlo imputable por insanía psiquiátrica se estaba gestando hace tiempo pero ningún médico se atrevió a certificarlo hasta que lo logró con Guelfi”, zanjó Herrera Morán abogado querellante.

Un dato a destacar, es que en junio, si Martinelli aún no ha sido declarado culpable, recuperaría la libertad en forma inmediata puesto que la detención provisional tiene un término máximo de un año, si el juicio no se completa en esa fecha, Martinelli debe recuperar su libertad obligadamente por imperio de la Ley.

En caso de ser condenado, la inhabilitación de funciones públicas, según el penalista Carlos Araúz, no se activa al momento de la privación de libertad. Las sentencias tienen dos tipos de pena, la principal que es la de prisión y la accesoria que es la inhabilitación de funciones públicas.

La segunda empieza a regir cuando haya terminado la pena de prisión, “porque no tiene sentido privarlo de las funciones públicas mientras cumple su tiempo en prisión”, explicó Araúz.

Si adquiere la investidura de diputado, analiza el penalista, habría un limbo jurídico porque la legislación no prevee los cambios de investidura de particular a funcionario (aunque sí en el caso contrario de diputado a particular, como ocurrió cuando la Corte Suprema de Justicia perdió la competencia de juzgar al exgobernante).

Los Alcaldes, en cambio, se someten a la justicia ordinaria, sin embargo, los diputados por Constitución gozan de un fuero especial que le otorga competencia a la Corte para su juzgamiento.

“Panamá no puede olvidar el caso de la diputada Ana Matilde Gómez, condenada pero con reducción de la inhabilitación de funciones públicas que le permitió ejercer el cargo de diputada. No obstante, por la cantidad de años que reclama la Fiscalía en el caso de Martinelli, el caso entraría en una encrucijada en el sentido de cómo tomaría posesión un alcalde privado de libertad. Por tanto, de ganar Martinelli la Alcaldía, el debate se centraría en la posición del Tribunal Electoral con respecto a si habilita al vice alcalde, que en este caso es el diputado Sergio Gálvez.

“Todo el recorrido judicial evidencia falta de previsión legislativa, son muchos debates que debiesen estar claros en la Ley para evitar este tipo de interpretaciones”, indicó Juan Carlos Araúz.

En todo caso, el día de hoy el Tribunal Electoral resolverá una apelación a la impugnación de la candidatura de Martinelli presentada por el abogado Jorge Hernán Rubio que en primera instancia la juez falló a favor de mantener la candidatura del exmandatario.

EL JUICIO
Nueve meses después de haber sido extraditado de Estados Unidos aquel 12 de junio de 2018, el expresidente Ricardo Martinelli, que ayer cumplió 67 años, enfrenta su primer día de juicio oral.

La fiscalía de Crimen Organizado representada por el fiscal Ricaurte González, Rosendo Rivera, querellante autónomo y 5 querellantes coadyuvantes intentarán probar que mientras Ricardo Martinelli fue presidente ordenó al Consejo de Seguridad hacer interceptaciones, intervenciones en forma ilegal accediendo a los correos electrónicos, tarjetas de memoria, agendas, audio ambiente, grabación de conversaciones confidenciales y personales de teléfonos celulares y fijos, de fotografías, lo cual implicó en varios casos la práctica de vigilancia y seguimiento de personas entre los cuales se encontraban activistas y líderes políticos, dirigentes sindicales, gremios educativos, grupos organizados de la sociedad civil, abogados, médicos, actividades de espionaje político, que implicaron una violación constante y sistemática a la intimidad y derechos humanos de los ciudadanos panameños,

El exgobernante, por su parte, ha mantenido su versión de ser un perseguido político del presidente Juan Carlos Varela, quien también fue su vicepresidente los primeros años de gobierno.

Es el juicio oral el momento para que cada parte pruebe su teoría del caso. Esto se consigue con la presentación de evidencias: documentos, declaraciones de los testigos, testigos protegidos, y los resultados de la práctica de peritajes que se efectuó cada lado.

A diferencia de todo el proceso judicial cuyas audiencias han sido transmitidas en televisión o en la página oficial del Órgano Judicial, la fase del juicio oral será reservada, aunque se otorgó espacio a los medios de comunicación.

De salir culpable de todos los cargos, el exmandatario, quien ha sido postulado por el colectivo Cambio Democrático al cargo de Alcalde y diputado del circuito 8-7, podría enfrentar 21 años de prisión.

Desde que el exmandatario fue acusado por la Corte Suprema de Justicia, en diciembre de 2015, permaneció en la ciudad de Miami, Florida, Estados Unidos. No obstante, el 12 de junio de 2017 fue arrestado por los agentes federales y trasladado a la prisión Federal de esa ciudad y luego trasladado a Panamá por solicitud del gobierno istmeño.

Ayer a las 8 de la mañana Martinelli acudió al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses para recibir una evaluación clínica de dos médicos de esta institución. Los resultados serán entregados a la autoridad competente, en este caso, el juez de Garantías, Francisco Carpintero, quien accedió a la petición de la defensa, en audiencia celebrada el pasado 28 de febrero, para que Martinelli recibiera una evaluación física. De igual manera, el juez concedió a la Fiscalía que se evalúen dos informes médicos, con fechas previas, elaborados por los galenos Gaspar Arenas y Bey Lombana, quienes llegaron a la conclusión de que se debía evaluar la privación de libertad del acusado a quien se le ha negado fianza en cuatro ocasiones.

La defensa de Martinelli ha manifestado que su apoderado padece de hipertensión, afecciones cardíacas y de la próstata, entre otras dolencias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario