jueves, 22 de noviembre de 2018

Hermanos Martinelli, detenidos en EEUU por temas migratorios

Están en custodia del Departamento de Seguridad Nacional de ese país a la espera de una audiencia que definirá si son deportados. Mientras que en Panamá, el juez rechazó 60 pruebas a la defensa de Ricardo Martinelli

Luis Enrique y Ricardo, hijos del exmandatrio Ricardo Martinelli, fueron arrestados el martes por la noche por razones migratorias cuando se disponían a dar un paseo en su yate personal “White Shark” en una marina de Coral Gables.

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) arrestó a los hermanos Martinelli por estar ilegalmente (en EE.UU.). Los nacionales panameños se encuentran bajo custodia del Departamento de Seguridad Nacional de ese país, en el centro de detención de Krome, en el sur de Florida, a la espera de que se resuelva su situación jurídica ante un tribunal migratorio, agregó el portavoz a agencias internacionales. Esto, en medio de la festividad del día de acción de gracias que paraliza las oficinas gubernamentales, y que podría retrasar la comparecencia de los panameños antes un juez administrativo que decida su estatus.

Los hijos del expresidente ingresaron legalmente a los EE.UU. No obstante, en 2017 se les canceló las visas, pero los jóvenes se quedaron de forma ilegal, señaló Bryan Cox, un portavoz de la agencia estadounidense citado por EFE.

Los varones solicitaron asilo político a las autoridades norteamericanas, no obstante, según el abogado Francisco Carreira, en un caso como el mencionado lo que procede es una deportación.

Algunos abogados podrían tratar que se impida su deportación. “No hay ningún tipo de apelación por la cancelación de visas. Al estar ilegal lo único que procede es que los manden a Panamá”, añadió Carreira.

Ambos se presentarán ante un juez del Distrito Sur de la Florida para que se les notifique la razón por la que han sido detenidos y su defensa pueda presentar descargos.

Carlos Carrillo, del equipo de defensa de Ricardo Martinelli, no quiso ofrecer declaraciones a los medios sobre el estatus de los hijos del expresidente hasta que sus colegas en Estados Unidos les proporcionaran más información al respecto.

PETICIÓN DE EXTRADICIÓN
Los jóvenes son requeridos en la justicia panameña por un supuesto delito de blanqueo de capitales, por haber recibido sobornos de la brasileña Odebrecht.

Los dos hijos varones del expresidente están entre las 63 personas procesadas en Panamá por el caso de la constructora brasileña.

No obstante, el Ministerio de Relaciones Exteriores comunicó que hasta el momento, “las autoridades norteamericanas no han informado que exista relación entre la solicitud de la Cancillería y la detención realizada el lunes”.

El 26 de diciembre de 2017, el Ministerio de Relaciones Exteriores recibió la documentación de la Procuraduría para la extradición de los hermanos Martinelli y solicitó a Interpol se emitiera una boleta roja para su captura. El 14 de mayo, la Cancillería remitió la solicitud a la misión diplomática en Washington que fue presentada ante el Departamento de Estado de Estados Unidos.

La Fiscalía Anticorrupción imputó cargos por blanqueo de capitales a 17 personas, entre las que figuran los hermanos Martinelli, relacionadas con las investigaciones de los sobornos otorgados por la constructora brasileña Odebrecht a razón de las investigaciones que realiza la entidad y la información obtenida en las asistencias judiciales con Suiza y Brasil.

Entre los citados hay tres exfuncionarios, ocho empresarios panameños, cinco empresarios extranjeros y un oficial de la banca privada.

La providencia indagatoria detalla las transferencias bancarias y las sociedades relacionadas a las mismas gracias a las asistencias internacionales efectuadas en Estados Unidos, Brasil y Suiza. De esta última se inculpó a Ricardo Alberto Martinelli Linares y Luis Enrique Martinelli Linares.

Desde febrero de 2017 se tiene registro de que los hermanos radicaban en Miami, en Coral Gables. Esto se conoce por una comunicación notariada en esa ciudad, en la que los hermanos hicieron un público un comunicado mediante el cual se deslindaban del porcentaje accionario de una de las sociedades anónimas vinculadas con el escándalo.

AUDIENCIA DE MARTINELLI
Ayer el juez de Garantías Jerónimo Mejía, en la etapa final de la audiencia intermedia -proceso de admisión y rechazo de pruebas- que se le sigue al expresidente Ricardo Martinelli por supuestos pinchazos telefónicos, rechazó a la defensa 54 evidencias documentales. Admitió 9 que no habían sido objetadas y 24 que recibieron objeción de la contra parte.

En cuanto a las pruebas testimoniales, se recibieron 8 testimonios por considerarlos conducentes y pertinentes, los cuales, igualmente se suman a los 14 testigos comunes ya admitidos. No obstante, el juez rechazó 6.

Los testimonios que no aprobó Mejía se centran en las declaraciones de funcionarios públicos y fiscales. Entre estos se cuenta el testimonio del fiscal Auxiliar Marcelino Aguilar, de los exfiscales Sofanor Espinosa, Ángel Calderón, Ricardo Solís y Ricardo Muñoz. También se rechazó el testimonio del exdirector del Servicio Nacional Aeronaval Belsio González, mediante el cual la defensa pretendía aclarar reuniones en las que se abordaban temas de seguridad y asuntos de inteligencia.

Los de los fiscales, según Roniel Ortíz, abogado de la defensa, servirían para explicar el procedimiento de escogencia de los testigos protegidos, pues detectaron ausencia de información en los datos de ubicación del testigo protegido que introdujo la Fiscalía.

Cómo no se va a admitir una prueba tan contundente, se preguntó el abogado Ortíz. “Nos rechazaron a Marcelino Aguilar y a Ricardo Muñoz, quienes podían atestiguar el por qué de los vacíos que encuentra la defensa en la selección del testigo protegido”, señaló.

Algunas resoluciones, providencias y vistas fiscales también fueron rechazadas. Los sobreseimientos provisionales que le fueron rechazados a la defensa eran pruebas fundamentales para probar la teoría del caso.

Los abogados adelantaron que presentarán una reconsideración por las evidencias no admitidas y el juez debe resolverlas en el acto.

Carlos Carrillo, abogado de la defensa, dijo no sentirse preocupado por la actuación del juez Mejía, pues tienen una “múltiple cantidad de pruebas”.

El juez admitió los testimonios de Rony Rodríguez y William Pittí, dos exagentes del Consejo de Seguridad que han negado la vinculación del expresidente en los pinchazos, pero que se encuentran prófugos de la justicia.

“Sería interesante saber cómo ellos van a traer al proceso a dos prófugos”, exclamó David Cuevas, abogado del querellante autónomo Rosendo Rivera.

La defensa intentó de introducir, mediante documentos, las declaraciones notariales de los citados, no obstante, al no existir la posibilidad del contradictorio, el juez las rechazó. También echó para atrás otras pruebas documentales de declaraciones juradas notariales porque no se efectuaron frente a un juez.

Entre las pruebas documentales con luz verde constan varias diligencias de inspección ocular a diferentes empresas telefónicas, además de una inspección ocular a una resolución emitida por la Sala Penal en la que se autorizó la inspección al correo bradpty@gmail (que contiene la transcripción de los pinchazos).

Se autorizó también al certificado de matrimonio de Ismael Pittí, el exagente del Consejo de Seguridad clave para la fiscalía. Esa prueba tiene que ver con la contraseña de la cuenta de correo electrónico mencionada, que era katia03. La esposa de Ismael se llama Katia.

Después de un receso de 10 minutos, la audiencia se suspendió debido a un cuadro de hipertensión que sufrió Martinelli quien fue trasladado al hospital Santo Tomás donde permaneció hasta entrada la noche.

En el proceso, quedó pendiente el dictamen del juez sobre las pruebas periciales. La audiencia continuará hoy a las 2 de la tarde.

Martinelli tenía un mejor semblante antes de que empezara la audiencia, al entrar al salón. A su ingreso, se viró hacia la prensa y gritó que su caso no es más que “una patraña de una tortuga psicópata”.

EVIDENCIAS
Testigos que citará la defensa en el juicio oral. Testigos comunes entre las partes: Betzaida Quintero, Elvys Moreno, Gustavo Serrano, Iris González, Jubilo Graell, Vildia Torres, Carmen Salinas, Jesús González, Nicolás Escudero, Carlos Orillac, Julio Moltó, Alejandro Garúz, Gustavo Pérez

Además se aprobó a: Rodrigo Sarasqueta, Jaime Agrazal, Gustavo Chong Ho, William Pittí, Luis Rivera Calles, Iris Pérez Saavedra, Rony Rodríguez.


No hay comentarios:

Publicar un comentario