martes, 23 de agosto de 2016

Deficiencias en Medicina Legal dificultan labor

El Centro de Estudios Judiciales para América (CEJA) realizó una evaluación del SPA en el Tercer Distrito Judicial (Bocas del Toro y Chiriquí) y emitió un diagnóstico que describe su funcionamiento.

En la experiencia de Bocas del Toro por ejemplo, se recibe un promedio de 1,200 casos al año. De estas estadísticas, el número de casos se encuentra estable. La mayor cantidad de casos son robos, hurtos, drogas y violencia doméstica. En la actualidad existen 573 expedientes activos, según el estudio de CEJA.

Con respecto al Ministerio Público, se conforma de tres fiscalías de circuito ubicadas en Changuinola, Chiriquí Grande y Bocas del Toro. En total laboran 61 personas y por ejemplo, en 2013, ingresaron 3,464 casos y salieron 3,490. De estos ingresados los delitos más frecuentes son los sexuales, violencia doméstica, hurtos y robos.

El funcionamiento es que cada Fiscal maneja sus propios casos que le asignan por turno.

El gran problema que enfrentan estas instancias es con Medicina Legal, puesto que trabajan con los servicios de Chiriquí siempre y cuando éste no se encuentre congestionado. En Bocas del Toro cuentan con un sicólogo no forense, un médico y un equipo de criminalística de campo para escena del crimen compuesto por dos personas.

Entre los juzgados 1, 2, 3 y 4 de Chiriquí, se cuentan 12,588 casos del año 2013. En los juzgados municipales hay 3,386 expedientes.

En cuanto al Ministerio Público ingresaron 20,333 casos durante el 2013.

La gira identificó problemas con la definición de estándares de trabajo en campo del Ministerio Público con la Policía. “Hay graves problemas con el servicio de Medicina Legal, al igual que en Bocas del Toro. En Chiriquí persiste la falta de recursos técnicos. Los médicos forenses no van a los levantamientos ni a las reconstrucciones de los hechos y tienen un servicio precario de atención no preparado para el nuevo modelo de administración de justicia. También, agrega el documento, tienen deficiencias en el servicio de criminalística y de pericias en general”, indica el papel.

En lo que respecta a Chiriquí es muy importante trabajar en un diseño de implementación significativamente distinto al utilizado en el segundo y cuarto distrito, por la carga de casos que presenta esta provincia.

Los más de 20.000 casos que ingresan anualmente hacen necesario repensar la matriz organizacional efectuada al inicio de la reforma, trabajando fuertemente en sistemas diversificados y descentralizados de justicia, optimizando las economías de escala a través del seguimiento de los casos mediante unidades que respondan al flujo de aquéllos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario