miércoles, 18 de febrero de 2015

Fiscal de Cuentas tras la pista de los bienes producto de la corrupción

La vía más idónea para recuperar la lesión patrimonial como consecuencia de las contrataciones del Programa de Ayuda Nacional PAN, es a través de la Fiscalía de Cuentas. Así lo afirmó el fiscal Guido Rodríguez, quien señaló que ante la confesión y voluntad del exdirector del PAN, Rafael Guardia Jaén, de devolver al Estado los bienes y el efectivo, producto de las compras realizadas, el procedimiento debería ser a través de la fiscalía de cuentas.

Según Rodríguez, una vez pasen a manos de la fiscalía estos bienes, le corresponderá al Ministerio de Economía y Finanzas el remate de los mismos a través de su órgano ejecutor.

En el despacho del fiscal de Cuentas hay pendientes varias investigaciones que requieren respuesta de las entidades a las que se les solicitaron auditorías.

A mediados de diciembre del 2014, Rodríguez envió a la Contraloría una solicitud para que se practicara una auditoría a la sección de compras y adquisición de bienes y servicios en la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana empresa durante la gestión del 2009-14. Investigación que está próxima a concluir por parte de esta entidad.

En el mes de enero pasado se gestionó otra inspección especial al PAN ante las supuestas irregularidades cometidas en la adquisición de alimentos deshidratados para las escuelas de los corregimiento con mayor índice de pobreza y el almuerzo universal de las escuelas públicas a nivel nacional con fondos de este programa.

Según el fiscal la posible lesión patrimonial, se sustenta por la desproporcionada diferencia en cuanto al monto del suministro que existe entre el contrato de la empresa proveedora Prativita Alimentos Nutricionales y el contratante Lerkshore International Limited, y el monto en que esta última vendió al Estado los suministros contratados. Rodríguez solicitó en específico una revisión a los contratos N 020-2010 de 20 de mayo y al contrato PAN-DNC-N01/2010 requeridos para iniciar la investigación de carácter patrimonial.

Además de las anteriores, la Fiscalía de Cuentas realiza otra investigación para determinar el daño patrimonial por la pérdida de al menos dos equipos escuchas y otras funciones de espionaje de los cuales al menos uno se adquirió con dineros del PAN. La documentación revela la compra de un primer equipo en el año 2010 a un costo $13.4 millones.

Sin embargo, se conoce, por fuentes de inteligencia, de la compra de un segundo equipo con funciones más sofisticadas que el primero, aunque se desconoce el monto por el cual fue adquirido.
Rodríguez no descarta futuras pesquisas conforme vayan saliendo a la luz pública otras contrataciones en otros ministerios.

Las citadas, forman también parte de las pesquisas que realiza el Ministerio Público a través de las cuatro fiscalías anticorrupción. Recientemente, esta entidad, anunció la creación de tres fiscalías nuevas y la contratación de recurso humano especialista, para hacer frente a estos casos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario