miércoles, 10 de diciembre de 2014

Acusan a Cedeño de alterar orden del expediente

La fiscal Décimo Cuarta de Circuito, Elena Cedeño, dictó ayer llamamiento a juicio en contra de Mayte Pellegrini; su madre, Carmen Puerta; su hermano, Carlos Pellegrini, y ocho personas más, por presunto delito contra el orden económico o desfalco en perjuicio de la casa de valores Financial Pacific.

Según Kevin Moncada, defensa de Pellegrini, la vista fiscal de Cedeño incurre en un desacato al negarse a practicar un careo entre Mayte Pellegrini, West Valdés, Iván Clare —exdirectivos de Financial Pacific— y Oscar Rodríguez. Anteriormente, esta prueba había sido ordenada por el Segundo Tribunal Superior a Julio Laffaurie, fiscal que investigaba el caso antes que Cedeño, pero, en su momento, éste obvió practicarla.

En el transcurso de los últimos meses, al ver que la experiencia se repetía por segunda ocasión, Moncada insistió a Cedeño en que se efectuara la diligencia. Pero, inesperadamente, cuando Moncada acudió a la Fiscalía Décimo Cuarta a revisar el expediente, se sorprendió al encontrarse un tachón en la parte superior derecha del papel que solicitaba el careo.  El orden de las fojas también se había alterado: la solicitud  de Moncada estaba foliada después de la vista fiscal de Cedeño, lo que impedía ejecutar la prueba. “A  la fiscal le importó poco tachar las fojas para que cuadraran y dar a entender, fraudulentamente, que mi solicitud fue incorporada después de su vista fiscal”, se lee en la solicitud de práctica presentada por Moncada a Cedeño.

Resulta curioso que, al revisar ambas vistas fiscales —la  elaborada por Laffaurie y la de Cedeño—, se puede observar que son idénticas, con la salvedad de que, en la página 19, Cedeño agrega las declaraciones juradas que tomó a varios funcionarios de la Superintendencia del Mercado de Valores, que también había solicitado Moncada a la Fiscalía.

SUSTENTACIÓN DE LA FISCAL
La fiscalía considera que Pellegrini debe ir a juicio por varias razones. Una de las principales pruebas que supuestamente aportaron los exdirectivos en su contra son los cuadros de control mensual de las transacciones efectuadas por ella, alegan ellos, sin ningún tipo de justificación. En las tablas se aprecia el traslado de dinero  a siete cuentas por un monto de  $6,706,272.  Sin embargo, la Fiscalía no logró determinar a dónde fueron a parar un poco más de $5 millones, dinero que completaría  los casi $12 millones por los que se acusa a Pellegrini de haber desfalcado a la empresa.
   
CORTE NIEGA AMPARO 
La Corte Suprema de Justicia negó al fiscal Laffaurie un amparo de garantías  que éste había presentado con el  objeto de detener un incidente de controversia que presentó  la defensa de Pellegrini ante el Segundo Tribunal que ordenaba a  Laffaurie, en septiembre de 2013, evacuar todas las pruebas —entre ellas, el careo— solicitadas por la defensa.

La resolución de la Corte, que tiene como ponente al magistrado Harley Mitchell, aclara al fiscal que la decisión del Segundo Tribunal que  ordena culminar las pruebas en la etapa sumarial del proceso no vulneraban la garantía del debido proceso como pretendía hacer ver el fiscal al Tribunal. Laffaurie justificaba su posición aduciendo que el principio quebrantaba la  igualdad ante la ley entre ambas partes.

La decisión del pleno, fechada el 2 de julio de 2014, refuerza la petición de la defensa de que la Fiscalía practicase todas las diligencias solicitadas, a pesar de que la fiscal envió el expediente a la Corte omitiendo el careo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario