jueves, 6 de noviembre de 2014

Justicia, ¿para beneficiar a quién?

Lo acusan al Presidente de la Corte José Ayú Prado de resolver cuestionarios y abusar de su poder durante su gestión como procurador. Como Magistrado, de favorecer a allegados del exmandatario Rica

Dice un viejo adagio que “todos somos iguales ante la ley, pero no ante los que se encargan de ejercerla”.

Acusaciones delicadas apuntan al actual presidente de la Corte Suprema de Justicia: José Ayú Prado. Los siguientes siete casos sensitivos poenen bajo la lupa la forma de investigar y administrar justicia del actual presidente de la Corte, mientras ocupó el cargo de Procurador, y después, cuando Magistrado.

Distintas personas apuntan a Ayú Prado de abusar de su investidura; de resolver cuestionarios, destruir evidencias, y de favorecer a allegados del exmandatario Ricardo Martinelli.

Ayú Prado, acumuló varias querellas ante la Asamblea Nacional, por supuesto delito de abuso de autoridad e infracción de los deberes del servidor público y por corrupción. Denuncias que en pocos minutos han sido archivadas por los integrantes de la Comisión de Credenciales de la Asamblea quienes desestiman las acusaciones, muchas veces sin ofrecer explicaciones.

Hace un mes y días, la Asamblea solicitó la separación del magistrado Alejandro Moncada Luna por supuestos delitos de enriquecimiento ilícito, blanqueo de capitales, corrupción y falsedad de documentos.

Estos hechos se suman a las declaraciones del magistrado Harry Díaz, quien definió una mal praxis recurrente en la Corte: “se archivan y se venden fallos”.

CASO FINANCIAL PACIFIC
Recientemente Mayté Pellegrini, una de las acusadas en el caso del desfalco en la bolsa de valores Financial Pacific, emitió serias acusaciones contra el actual presidente de la Corte José Ayú Prado.
Pellegrini dijo que Ayú Prado redactó una declaración jurada en la que debía retractarse de unas declaraciones en las que involucraba al exmandatario Martinelli con el caso Financial, y a cambio le prometieron su libertad y la de sus familiares.

Por las palabras de Pellegrini, Ayú no solo escribió las respuestas que debió “declarar” la detenida, sino que permitió que el fiscal de turno Frank Torres, y Ricardo Solís, (actual fiscal de asuntos civiles) coordinaran la nueva redacción: “Frank Torres, el fiscal, entraba y salía de la oficina con una hoja y pregunta hechas. Las respuestas las escribía Ricardo Solís a través del celular de Mauricio Ceballos (exabogado de Pellegrini) y yo solamente tenía que leerlas, o sea me pasaba el celular en el medio de la declaración, algo inusual” dijo.

Algo inusual del cual no existe investigación alguna, y que según Pellegrini, fue avalado por Ayú Prado.

CORREOS INVIOLABLES
El exabogado del mandatario Ricardo Martinelli, Rosendo Rivera, declaró a La Estrella de Panamá que en el 2012,en el caso de Balbina Herrera procesada por divulgar correos electrónicos del exmandatario, Ayú Prado resolvió a nombre de Martinelli un cuestionario, mientras era Procurador. Se trataba de unas serie de preguntas y respustas que pretendían corroborar la autenticidad de correos electrónicos, tanto de Mauro Velocci -entonces testigo en el caso por corrupción internacional a la empresa Finmecanicca- y de Walter Lavítola -procesado en el caso-.

Rivera detalló que acudió a buscar el cuestionario a la oficina de Salomón Shamah, exadministrador de la Autoridad de Turismo, y éste le entregó el cuestionario resuelto.

Shamah dio instrucciones a Rivera de no hacer cambios al documento, solo pasarlo en limpio para que Martinelli lo firmara: “el propio Ayú lo resolvió así que no debemos tener problema con eso” precisó Shamáh a Rivera.

Al consultar a Ayú Prado sobre este asunto en mayo del presente año, éste respondió: "el expediente está en trámite de apelación y por ende la administración de justicia debe ser muy cauta al manifestarse sobre sus interioridades. Y máxime que yo no soy el que está manejando la apelación ni nada por el estilo”, sentenció.

DESTRUCCIÓN DE PRUEBAS
Mariano Mena, líder sindical, acudió a la Procuraduría de la Admnistración el 21 de noviembre de 2012 para denunciar al entonces procurador José Ayú Prado por delitos de abuso de autoridad y contra la fe publica en perjuicio de la administración púbica.

Mena indicó que Ayú Prado ordenó la supuesta incautación de bienes y la destrucción de evidencias -dentro del proceso penal que se le seguía a Rogelio Fraiz-, a raíz de una denuncia formulada por Demetrio Papadimitriu, exministro de la presidencia, por el supuesto delito contra la seguridad informática.

El procurador de la Administración remitió el caso a la Corte cuando Ayú Prado fue nombrado Magistrado. El expediente, entonces, se envió a la Asamblea.

El caso refiere a unos hackers que accesaron a información en la computadora de Papadimitriu y, al presentar la denuncia capturaron a los sujetos y confiscaron; usb, discos extraibles, computadoras, etc. Mena explica que cuando éstas evidencias llegaron a manos de Ayú Prado, en el cargo de Procurador, solicitó a la Sala III de la Corte la posibilidad de destruir pruebas. La Sala le negó la petición y le advirtió que solo un juez podía autorizar eso. Pero según Mena, eso no impidió que en un acto público, Ayú se deshiciera de las pruebas. Las destruyó.

“El aduce en la solicitud a la Sala que había información sensitiva del Estado, pero los Magistrados respondieron que a pesar del contenido, solo un juez podía ordenar la acción. Cuando él mandó a destruir las pruebas era porque eso complicaba a alguien” dijo Mena.

CASO FINMECCANICA
Orestes Del Río, dirigente del Partido Popular, denunció a José Raúl Mulino, entonces Ministro de Seguridad (diciembre 2011) por supuestamente haber recibido coima de la empresa Finmecanicca por la compra de 19 radares a un total de $125 millones. En su investidura de Ministro, Mulino solo podía ser investigado por el Procurador y juzgado por el Pleno de la Corte.

Al mes, 2 febrero 2012 Ayú, en calidad de Procurador, ordenó el archivo de la denuncia por delitos contra la administración pública. Argumentó que no se pudo acreditar el hecho punible y envió el caso a la Corte.

Un año después, en octubre de 2013, el Pleno acogió la petición hecha por el procurador Ayú Prado y ordenó el archivó del caso. El fallo tuvo como ponente a Gabriel Fernández, magistrado suplente de Ayú Prado.

Recientemente se comprobó la ineficacia de los radares, incapaces de detectar lanchas rápidas transportadoras de droga, en vez, localizan buques grandes.

EL FAMOSO FLORISTA
César Segura supuestamente sembraba flores en un terreno ubicado en zona residencial de Paitilla, que estaba a nombre de una sociedad anónima en la que él era dignatario. El pedazo de tierra, avaluado en $11 millones, tenía otros ojos que lo miraban con interés: el grupo Btesh y Virzi. Un consorcio de allegados al expresidente Martinelli.

Segura denunció que se le detuvo por espacio de dos semanas, lo coaccionaron y lo obligaron a traspasar la tierra al grupo empresarial a cambio de su libertad. Dijo que había sido amenazado por “funcionarios de la presidencia” y que le condenarían a 14 años de prisión si se negaba.

Accedió,según dijo, bajo un acuerdo que había alcanzado con el grupo inmobiliario Btesh y Virzi que le prometió el pago de las tierras con una propiedad.

César firmó seguro del trato. Luego de la devolución del terreno, tanto César como su abogado Pérez Ferreira recibieron medidas cautelares de país por cárcel que concedió entonces el procurador Ayú Prado.

El Juzgado Tercero Penal archivó el caso y la decisión fue confirmada por el Segundo Tribunal el 21 de enero de 2013. Ni Btesh ó Virzi fueron acusados por la supuesta extorsión, como tampoco se inició una investigación de las razones por las que se mantuvo detenido a un hombre por dos semanas sin que mediara acusación contra él.

EL JUEZ DESTITUIDO
El exjuez Cuarto Penal, Alexis Ballesteros, denunció presiones de parte de sus superiores Wilfredo Sáenz, Secundino Mendieta, y el entonces presidente de la Corte Alejandro Moncada Luna, además de el actual presidente de la Corte José Ayú Prado, para que fallara a favor de allegados al expresidente Martinelli.

Denunció Ballesteros que los citados lo presionaron para que archivara un proceso por estafa a favor de un familiar de Btesh.

Añadió que le pidieron la renuncia por no fallar en contra del diario La Prensa en el proceso por el bloqueo de sus instalaciones por la empresa Transcaribe Trading, propiedad de un amigo de Martinelli.

Ballesteros formalizó la denuncia en marzo ante la Asamblea Nacional pero la misma fue archivada en la administración anterior.

SE BORRÓ LA PRUEBA
El entonces abogado de Ballesteros, Alberto Reyes, solicitó al presidente de la Corte José Ayú Prado, la copia de las video grabaciones del equipo de video vigilancia de la Corte correspondientes a la semana del 24 al 28 de febrero del presente. Era la prueba reina, según Reyes, de la querella presentada en la Asamblea por haber destituido al exjuez al no acceder a las presiones de sus superiores.

Ayú entregó a Reyes solo dos días de las grabaciones, 27 y 28 de febrero. Del resto, donde aparecía el exjuez, adujo que sufrió problemas técnicos.

La Estrella de Panamá se interesó en conocer los reportes técnicos que alteraron las grabaciones. Por varios meses intercambió misivas con el José Ayú Prado. En ellas justificaba la ausencia de un reporte por alteración del fluido eléctrico. Pero nunca mostró un informe técnico que avalara los daños. Finalmente el 14 de agosto, respondió que los videos que solicitados el abogado de Ballesteros ya habían sido borrados.

1 comentario:

  1. Sufro Pena Ajena ya que mi Patria está llena de muchos ciudadanos y no ciudadanos que no son honestos consigo mismos y engañan al Pueblo. Lo que estamos recibiendo como pago es la debilidad de haber confiado en gente que tenían una dudosa trayectoria y por ende caímos la mayoría en la trampa que habían preparado los tramposos, pues, todo lo que se han robado es plata perteneciente al ESTADO que somos todos los ciudadanos que pagamos impuestos. El "Pez se empieza a podrir por la cabeza" y ha sucedido en nuestra Patria. Todo lo que ADELITA aporta es una realidad que a todo ciudadano honesto afecta y sufrimos pena ajena. Hoy estoy viendo con el Presidente Juan Carlos Varela una intención de cambiar las cosas y sancionar a los culpables de este relajo en todos los ámbitos del Gobierno que involucran a los tres Poderes, que algunos antecesores los metieron en una liquadora y los mezclaron en tal forma de que esfácil anteponer los intereses personales a los intereses del ESTADO-PAÍS. Muchos ciudadanos honestos estan muy afectados y ha llegado la hora de gritar: "BASTA" es "SUFICIENTE". Juzguémosles y de ser culpables, sancionémoslos. Lo que se descubre hoy, NO hubiese sido posible si el el Pueblo no hubiese elegido a su mejor alternativa que era el Ing. Juan Carlos Varela como Presidente. Muchas esperanzas están cifradas en él. Cada día que pasa notamos hay buena intenciónde enderezar entuertos y castigar a los culpables. Gran decepción llevariamos al sepulcro muchos panameños que man a la patria. Gracias ADELITA por tus aportes para enterarnos de lo que está sucediendo. Actuaremos cónsono a lo que está dentro del marco de las leyes ecistentes y las que se reformen del resultado que quedó en la licuadora mencionada. Saludos Respetuosos a todos los que me han leído gracias a que existe la página "Me lo dijo Adelita. com"

    Ingeniero Humberto E.Reynolds de Unamumo

    ResponderEliminar