sábado, 21 de septiembre de 2019

‘En un plato siempre debe haber sabor, textura y una sorpresa’

El chef Charlie Collins es un maestro del arte culinario. Ha recorrido el país entero en busca de nuevos ingredientes, sabores y olores que plasmo en T’ach II

Pasó años recorriendo el país para conocer hasta la más humilde cocina. Entrevistó a las mujeres que se paran por horas detrás del fogón. Su libro T’ach, cocina autóctona panameña, galardonado como el mejor libro del mundo en 2018 en la categoría patrimonio culinario por los premios Gourmand World Cookbooks, es un recorrido por la geografía panameña que recoge tanto ingredientes como las costumbres gastronómicas de la mano de los productores y criollos. En su más reciente libro T’ach II, recogió la experiencia de sus colegas que luego aderezó. Charlie Collins es un reconocido chef del patio que cultivó hace muchos años su sazón, el sabor de Boquete en el hotel Panamonte donde tiene un restaurante. Lo que más da sabor a sus platos, al menos a su paladar, es el culantro. Contrario a la común frase “es bueno el culantro pero no tanto”, para Collins es bueno el culantro y mucho. El chef contó experiencias de cuando inició su carrera, aprovechó para dar consejos a los nuevos profesionales de la gama culinaria, mencionó trucos de cocina, y se adentró a explicar algunas que fusionan lo autóctono y contemporáneo.

¿Cuál es el ingrediente mejor guardado de los panameños?
Hay muchos. El culantro es uno, el nuestro es diferente al que encuentras en otros países. Hay algo en nuestro suelo que lo hace muy particular e intenso, sabroso. A pesar de que dicen es bueno el culantro pero no tanto, a mi me encanta. El ají chombo es buenísimo, es el chile habanero que lo trajeron los antillanos y yo creo que no hay panameño que no le guste el picante. A algunos no les cae bien en el sistema, pero les gusta. Para darte un ejemplo, tengo un chef amigo que hace un helado espectacular con ají chombo. El gusto por el picante esta cambiando.

¿Cuál otro ingrediente no dejaría por fuera?
Yuca, ñame, otoe, es una parte esencial de nuestra cocina. El maíz y el plátano. Este último era el alimento más importante de nuestros originarios. Ellos le llamaban t’ach, y para ellos era sinónimo de alimento y de vida, de sobrevivir. Durante la colonia, una de las formas de los colonizadores para controlar a los originarios era matar las plantaciones, eliminándolas porque para ellos era un elemento esencial. Así fue como lograron conquistar Darién, que fue por donde entraron.

¿Cada ingrediente tiene una historia escondida?
En mis dos últimos libros escribo que un plato de comida puede representar el capítulo de la historia de un país. Y eso es importantísimo saberlo. No todos los panameños sabemos y entendemos eso. Si investigan un poquito se van a dar cuenta lo importante que son los ingredientes y la gastronomía para la historia de un país. El maíz inició cultivándose en Panamá y era el plato principal para servir a los enfermos en los hospitales. Lo servían en crema, y de ahí poco a poco va saliendo el tamal de olla y se agregan ingredientes de otras partes. Las aceitunas, que fueron llevadas por los españoles al Perú, llegaron a Panamá y eso se agrega al tamal. Poco a poco se van agregando otros ingredientes que representan nuestro tamal.

¿Cómo logran unificarse esos estilos al incorporar ingredientes de otros lados?
Se propaga, la gente lo hace en la casa, a alguien le gustó, lo replica y así poco a poco hasta que se crea la demanda para que ese producto este en la repisa de los supermercados.

¿La idea de poner a Panamá en el foco culinario del mundo es un esfuerzo de varios chefs del patio, cuénteme cómo nació la idea?
Así es, todos viajamos para conocer culturas, disfrutar y la comida es muy importante. Cada vez que voy a viajar me pregunto qué tal será la comida en ese lugar. Hago mis reservas por adelantado a los restaurantes, especialmente si son conocidos. Viajamos para tener experiencias y una parte importante de viajar es poder probar la gastronomía del país que estamos visitando. Panamá no se ha quedado atrás. Los chefs panameños hemos logrado una cocina panameña autóctona contemporánea con una gran variedad de restaurantes que tienen platos de la cocina panameña.

¿Cómo hacer para que en esa fusión de los platos, entre lo autóctono y lo moderno, prevalezca lo nuestro?
Eso nació hace muchos años, pero lo importante es que al fusionar los platos, al menos en Panamá, estamos fusionando pero conservando nuestra identidad en el sabor y los ingredientes de la cocina panameña.

El auge de la gastronomía panameña es prácticamente nueva, no era una moda o se había promocionado con tanto ahínco como ahora. ¿Por qué no se había promocionado tanto como ahora?
Siempre pensamos que lo de afuera es mejor a lo que tenemos en el patio. Hace 40 años cuando empecé a cocinar, los chefs de los restaurantes y de los hoteles del país eran extranjeros; había suizos, alemanes, franceses, muy pocos chefs (jefes de cocina) panameños. Entonces yo creo que fui uno de los primeros en graduarme de la universidad como chef junto a otros y como dije antes, siempre lo de afuera era visto como mejor. Entonces poco a poco fue saliendo este interés en chefs como Cuquita Calvo y mi persona. Recientemente el chef Mario Castrellón hizo maravillas para exponer nuestra cocina, y otros chefs jóvenes se han unido en este movimiento y nos percatamos de que lo que viene de afuera no necesariamente es lo mejor sino que nuestra gastronomía, el gusto de nuestra cultura y herencia es muy sabroso. Ese movimiento empezó hace diez años y esta teniendo frutos.

¿Cocina panameña al estilo gourmet?
No necesariamente. Tienes el ejemplo perfecto de un restaurante que tiene muchos años, dos generaciones, que sirve comida autóctona panameña y que siempre está lleno, no solo de locales sino de extranjeros.

¿Cómo representaría usted la historia de Panamá en un plato?
Uno de los platos más típicos nuestros es el sancocho. El nombre sancocho viene de sancochar. Y sancochar lo trajeron los españoles. El pollo era algo muy común y se le fueron agregando otros ingredientes, pero por ejemplo, el sancocho de la península de Azuero que es original, solamente tiene ñame. En otras provincias se le pone yuca, otoe y hasta maíz que le da un sabor dulce especial.

Me llama la atención esta receta que está en su libro: costillón de res en adobo de café, puré de zapallo cítrico y crocante de maíz. ¿Cómo se adoba con café?
Preparas una reducción del café que puede tener algo de azúcar y se combina con una reducción de los jugos de la carne. Puede ser como un consomé que se saca de hornear los huesos de carne de res, huesos blancos y rojos, y luego pasa por un proceso bastante largo en el que se reduce el consomé y se combina con un extracto de café. La receta es del chef Luis Medizabal en Chiriquí.

¿Qué consejo le daría a un chef antes de abrir un negocio?
Primero, trabaja para otro chef y aprende. Prepárate muy bien porque abrir un restaurante no es cosa fácil.

¿Por qué quiebran la mayoría de los restaurantes?
Porque no hacen los estudios de factibilidad, de demografía, no se preparan. Se entusiasman, papá o mamá les pone el dinero, se consiguen unos socios y tienes que saber que estas cocinando para terceros, no para ti. A pesar de que los chefs servimos lo que nos gusta, cocinamos lo que nos gusta, tienes que aprender cómo se maneja y cómo se administra un restaurante. El restaurante son números. Los ingredientes y el manejo que les das, las técnicas que aprendes en la universidad las aplicas en la vida, entonces mi consejo siempre ha sido, aprende de los expertos y luego abre tu propio negocio. Cuando lo haces con todos los estudios necesarios, local, estacionamientos, el ambiente que vas a crear, cuál es el concepto de la cocina que vas a crear. Si no tienes un concepto no vas a tener éxito. Lo más fácil es copiar. Vas a restaurantes y dices voy a copiar el risotto de este restaurante, este otro plato, y al final eres uno más de la colección. Ese uno más te va a fracasar.

¿Los panameños aún se apegan a lo tradicional o le gusta experimentar?
Por supuesto que experimentan. Pero lo más importante es el concepto que diferencia a mi restaurante del resto. Qué experiencias nuevas voy a ofrecer, y hoy en día, hablando de experiencias es muy importante porque no solamente se trata de experiencias sino de emociones. Antes salíamos a comer para satisfacer nuestras necesidades, hoy lo hacemos para eso y para tener experiencias y emociones. Somos más exigentes.

¿Usted cómo sorprende a sus clientes?
Me la pones difícil, eso lo deben decir los clientes. Me gusta ser innovador, me gusta crear experiencias, crear emociones y el ambiente del lugar es muy importante. Yo tengo en Boquete un restaurante, pero en la ciudad tengo un catering donde ofrezco servicio a banquetes y los hago también a domicilio. Ahí me tengo que adaptar al gusto y al ambiente de mi cliente. Muchas veces me puedes decir que quieres hacer algo, pero yo te voy a decir cómo adaptamos eso a tu ambiente.

¿Qué no debe de faltar en un plato?
En un plato siempre debe haber textura, sabor, algo de sorpresa siempre. Se marca la diferencia, pero esa sorpresa debe ir con la proteína o el plato principal. Es algo crujiente, por ejemplo. Puedo servir un guacho de mariscos pero le voy a agregar un chicharrón de cerdo, ese es el elemento sorpresa.

¿Cuál es el sonido que más le gusta de su cocina?
Lo crujiente. Más que sonido, cuando cocino es el aroma, y el que más me gusta es el del marisco.

¿El cliente siempre tiene la razón?
Sí. En principio es así. Uno sonríe, se retira y deja creyendo al cliente que tiene la razón aunque lo que yo he preparado sabemos que fue hecho a la perfección pero es cuestión de gustos. Ellos vienen a entretenerse y si no les gustó y quiere echarle la culpa al chef, qué vamos hacer?

Si viniera un turista y tuviese que recomendarle un sitio donde cenar, ¿cuál sería?
Cocina autóctona panameña y una combinación de lo panameño con lo moderno, le recomendaría varios restaurantes. Maito, Tomillo que es excelente, Caliope en el casco viejo, Riesen en El Cangrejo, y hay muchos más y si dejo alguno por fuera me disculpan. Y si quiere comer un buen desayuno típico, el Trapiche.

¿Cómo es una cocina eficiente?
Organizada

¿Es cierto que si no tienes los ingredientes cerca se pierde mucho tiempo?
Por supuesto, así es. Todos los ingredientes tienen que estar en su lugar para que cuando inicia la preparación estén a mano. Eso se llama todo puesto a tiempo.

¿Cuál es el ingrediente más extraño que encontró en su periplo por Panamá?
Extraño o fuera de lo común la ciruela micoya; es una ciruela que antiguamente se agregaba en la preparación de los frijoles, que agregaba su nivel de acidez cuando no existía vinagre. Eso nos viene de la herencia cubana y del caribe, entonces reemplazaba al vinagre.

¿El plato que más ilustra a su cocina?
Tengo muchísimos, es difícil decir uno de tantos.

¿Las tendencias nuevas de sin gluten y vegano?
Yo crecí sin nada de esas cosas, en mi generación no se escuchaba pero hoy en día se ha tomado en serio y los chefs tienen la responsabilidad de preparar y estar preparados para lo que venga.

Usted ha viajado por todo el país recolectando ingredientes con el propósito de enriquecer su cocina, y saber el origen de nuestros productos. ¿Qué ha descubierto?
Desde muy joven siempre tuve curiosidad sobre nuestros ingredientes y viviendo en Boquete en una finca cultivábamos de todo y me interesaba conocer de dónde viene el culantro, de dónde viene la yuca y por qué esa raíz se come. Así empecé a investigar como un joven inquieto. Después empecé a cocinar y luego me fui a estudiar cocina y cuando volví lo hice con ese entusiasmo de saber e informarme a ciencia cierta qué era la cocina panameña y qué comprendía. Cuáles eran los platos, los ingredientes, de dónde vienen. Me fui a caminar por todo el país y para mi primer libro titulado T’ach cocina autóctona panameña viajé por unos cinco años alrededor del país hasta lograr una colección amplia de recetas hasta llegar a 138. Quedaron muchas por fuera, pero tenía que escoger. No son recetas mías pero yo las plasmé de una forma sencilla.

Debe haber sido un muestrario amplio...
Sí. Panamá siempre ha sido un país de paso. Tenemos diferentes etnias que han contribuido a la cocina: los afroantillanos que tienen una cocina llena de sabor, tenemos a los orientales que vinieron para la construcción del ferrocarril, los franceses que dejaron sus huellas con las salsas que se usan en la cocina entre otros aportes. Tenemos a los españoles que aportaron durante la época de la colonia, a los portugueses, una gran influencia italiana. Nos encanta la pasta. Hay dos platos que caracterizan a los panameños, que son macarrones con puerco y con gallina. Es una delicia. Si se lo das a probar a un italiano le va a encantar aunque no se parece en nada a la cocina tradicional italiana. Nos enseñaron sus platos y nosotros los hicimos a lo nuestro.

La propuesta de unir las cocinas de Iberoamérica para identificar sabores e ingredientes, ¿qué le parece?
Por supuesto que puede funcionar. Es importante porque si no lo hacemos esa cultura puede desaparecer. Es muy importante hacer investigación, tratar de encontrar esos ingredientes que han ido desapareciendo pero que todavía los tenemos pero que ya no se cultivan porque hay otras cosas que han tomado su lugar. Si no rescatamos la gastronomía, nuestra cultura, y lo que usaban nuestros antepasados para cocinar, van a desaparecer.

La idea es enfocarse en el huerto, hacer una cocina del huerto al plato, ¿eso es difícil lograr en la práctica?
No lo es.

Pero se requiere un patio trasero o un sitio para la hidroponia, ¿es factible?
Depende, en la ciudad sí es difícil tener un pedazo de tierra para cultivar, pero puedes tener potes en áreas de tu casa donde puedes tener un ambiente y un clima controlado, en donde no le dé mucho sol, o que pueda tomar el sol de la mañana que es necesario. No solo eso, sino que aprender, instruirse. Viajar, salir de la ciudad, ir al campo, hablar con los agricultores, ver cómo cultivan. Eso unido a la tecnología que tenemos hoy en día como la hidroponía, un sistema muy limpia, libre de pesticidas y controlado. Yo he visto que hay fincas que están cultivando culantro. Eso es importante, y a pesar de quienes dicen que no hay nada como el culantro que crece en tierra, la hidroponía es tan buena o mejor que cultivar en tierra.

¿Cómo ha cambiado la profesión en los últimos años?
Ha cambiado muchísimos de los últimos 10 años a la fecha. Voy a hablarle de la gastronomía panameña. Las nuevas tendencias demandan hacer cocina moderna, contemporánea, yo estoy cien por ciento de acuerdo a con eso. La cocina evoluciona al igual que otras cosas, pero para poder preparar la cocina panameña moderna, con todas estas técnicas que vemos en la cocina que hacen espumas, que hacen aires, primero tienes que conocer la cocina autóctona. Eso es aquí, en Francia, en Perú, donde sea. Porque si tú no conoces eso, no vas a lograr ese sabor que es el autóctono reinterpretado en la forma moderna. Hay muchos chefs que eso es lo que buscan.

Hasta hace poco la comida panameña no tenía tanta exposición en los restaurantes...
En mi caso, yo siempre he tenido interés por investigar, de saber cuál es el origen de nuestros ingredientes y me he dedicado toda mi vida a eso. Viajando, leyendo, viendo televisión, comprando libros de cocina. Me di cuenta que había un movimiento que estaba reinventando las cocinas actuales en cocinas modernas. De ahí viene ese movimiento que en su momento, la chef Cuquita Arias y mi persona, le llamamos nueva cocina panameña. Ahí es donde empieza ese despertar y otros chefs se fueron uniendo a esa causa hasta lograr lo que tenemos hoy y hemos dado pasos agigantados en la cocina en los últimos 30 años.


El cargo del Presidente de la República es de los peor pagados por el Estado

Recibe un sueldo de $7 mil mensuales, mientras que los directores de la Policía, magistrados de la CSJ y del Tribunal de Cuentas, así como directores de estamentos de seguridad, ganan más que el jefe

El funcionario mejor pagado no es el presidente de la República como muchos pensarían, sino el director de la Policía Nacional Jorge Miranda, quien recibe un sueldo mensual de $11,024. El segundo mejor pagado es otro policía, Juan Pino, director del Servicio Nacional Aeronaval, cuyo ingreso es de $10,884.

Tomando en cuenta el cargo jerárquico de un mandatario, podríamos decir que es uno de los peor remunerados. Eso sí, es la figura que ostenta más poder, especialmente en Panamá, un país centralista en el que la orden de mando emana generalmente desde la Presidencia. El salario mensual del Presidente es de $4 mil más $3 mil en gastos de representación.

Fiscales superiores, magistrados de la Corte Suprema de Justicia, magistrados del Tribunal Electoral, de la Fiscalía de Cuentas, directores de entidades, procuradores, médicos y hasta defensores de oficio, ganan más que el mandatario.

La comparación motiva a reflexionar sobre jerarquías y responsabilidades vs salarios. Llama la atención que el sueldo promedio de los funcionarios oscila en $1,318.

En el caso del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, su director es el tercer mejor pagado, según el portal planillapty.com de donde se extrajo esta información. El director del Imelcf recibe $10,746 al mes. El instituto es una entidad dedicada a la investigación criminal, columna vertebral de la carga probatoria a la hora de proporcionar evidencias en los juzgados, pero curiosamente trabaja con la mitad del presupuesto que peticionó ante la Asamblea Nacional, a pesar de la entrada en vigencia del Sistema Penal Acusatorio. Este ejemplo podría replicarse en docenas de instituciones, algunas en las que sus funcionarios han solicitado ajustes salariales o ganan por debajo de los mil dólares.

Los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, así como del Tribunal de Cuentas, el Fiscal General Electoral, la Procuradora General de la Nación y directores de estamentos de seguridad (Servicio de Protección Institucional, Servicio Nacional de Fronteras) ostentan ingresos por $10 mil mensuales.

Los datos están publicados en el portal planillapty.com, página que se presentó el pasado viernes al público en un evento organizado por el Centro Latinoamericano de Periodismo (Celap) y el International Center For Journalism (ICFJ), en el que también se dieron a conocer cinco portales más cuyo propósito es ofrecer datos abiertos a la ciudadanía.

En el portal planillapty se puede buscar el nombre del funcionario cuyo salario aparezca en la Contraloría General de la Nación.

Además aporta datos como que existen 157,753 funcionarios contratados por el Estado cuya planilla asciende a $220 millones mensuales.

Del total de los contratados, 127,727 son de carácter permanente, mientras que 2,832 se presentan como interinos hasta fin de año. En periodo probatorio aparecen 1,837 personas.

Unos 27 mil asalariados acaban de ser nombrados. De acuerdo al portal, su antigüedad es de 6.1 meses en promedio. Diez mil funcionarios tienen más de 30 años de servicio en el Estado, lo que representa un 6.4% de la planilla.

El Ministerio de Educación es la entidad que más personas emplea, con 64 mil, seguida del Ministerio de Seguridad Pública con 30 mil, el de Salud, 17 mil. La Procuraduría General de la Nación mantiene 6 mil colaboradores, mientras que el Órgano Judicial y la Presidencia de la República dan trabajo a 5 mil funcionarios cada uno.

viernes, 20 de septiembre de 2019

Renglón salud recibiría un porcentaje del PIB, según anteproyecto

El proyecto de homologación de los servicios de salud del Minsa y la CSS asigna por Ley, por primera vez, un 6% del PIB, lo que deja a un lado la discreción del Ejecutivo al dedicar fondos al sistema sanitario

El proyecto de ley que pretende homologar el sistema de salud público contempla que el Estado debe destinar una inversión anual en el renglón de salud no menor al 6% del Producto Interno Bruto (PIB). Es primera vez que se asigna un porcentaje del PIB a la salud, y deja a un lado la discrecionalidad del Ejecutivo en cuanto a los fondos que se dedican a este sector. El único ministerio al que la Ley le asigna una cuantía basada en el PIB es al Ministerio de Educación. El proyecto de ley dedica un capítulo al modo de financiamiento de este nuevo sistema. Esto, aún en papel, ya que el anteproyecto aún no ha sido prohijado por ninguna comisión de la Asamblea Nacional.

La cifra se iguala a lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud en cuanto al gasto sanitario que deben invertir los gobiernos.

En Panamá, el PIB nominal en 2018 se calculó en $65 mil millones. A modo de ejemplo, si se toma como base la cifra planteada, el renglón de salud recibiría una inversión como mínimo de $3,900 millones.

Lo que pretende el proyecto es que la inversión pública per cápita en la atención de la población no asegurada, sea igual o mayor a la inversión per cápita que ejecute la CSS en la atención de la población asegurada.

Para poner en perspectiva la los números, de acuerdo al presupuesto Nacional vigencia fiscal 2019, el Minsa sustentó $1.7 mil millones ($1,757,726,100) para su funcionamiento, mientras que el de la CSS ascendió a un monto de $5.7 mil millones.

Según el anteproyecto, de producirse insuficiencias en el financiamiento aportado por la CSS, según los recursos establecidos en la Ley 51 del 27 de diciembre del 2005, para la atención en salud del Riesgo de Enfermedad y Maternidad y, lo correspondiente a las prestaciones de salud de Riesgos Profesionales, la diferencia será aportada por el Estado para evitar el desmejoramiento de la calidad de los servicios de salud a la población asegurada.

A través de este nuevo concepto que pretende brindar el Estado en servicios de salud, el mismo se compromete a financiar la provisión de servicios de salud por parte del Minsa para la atención de la población a su cargo.

CREACIÓN DE FIDEICOMISOS
Estipula que además de los fondos anuales consignados dentro de los presupuestos instituciones de salud, el Estado a través del Gobierno Central, creará tres fideicomisos. Uno para el componente de infraestructura y equipamiento del Sistema Público de Servicios de Salud; el segundo para la obtención oportuna de insumos y medicamentos para esta población, y un tercero con un componente de garantía financiera de la transformación del Sistema Público de Servicios de Salud en la región que se implemente.

En el último se prevee verificar y dar seguimiento al proceso de transformación que será responsabilidad del Consejo Nacional de Contraloría Social del Sistema Público de Salud.

“Estos fideicomisos fueron producto de un análisis de los problemas más sentidos por la población en el acceso a la salud. Siempre hay la necesidad de partidas extraordinarias por equipamiento, medicamentos, y mirando los problemas y que tienen que ver con presupuesto se creó la necesidad de los fideicomisos”, explicó Jeny Vergara, coordinadora de la Comisión de Salud y Seguridad Social del Consejo de Concertación para el Desarrollo.

El proyecto propone que dentro de 120 días posteriores a la entrada en vigencia de la ley, el Estado cree el fideicomiso denominado Fondo de Salud (Fosal) cuyo fiduciario será el Banco Nacional. El fideicomiso se utilizará para proporcionar garantías adicionales a los compromisos presupuestarios en lo siguiente; Sistema Público de Servicios de Salud en la región que se implemente; dar un soporte contingente al presupuesto regular para la obtención continua de medicamentos e insumos para la atención de pacientes con enfermedades crónicas, y la adecuación de las infraestructuras del Minsa a nivel nacional.

Los fondos que alimentan al fideicomiso provendrán de una cuota anual del Estado la cual se definirá según la situación financiera del país.

RESPONSABILIDADES
También compromete al Estado a mantener de manera permanente el aporte al Riesgo de Enfermedad y Maternidad por un monto que se definirá de acuerdo a los resultados de la situación financiera del país, suficiente para la cobertura del financiamiento de este proyecto.

Otro punto es que el Estado asumirá progresivamente los costos de la atención de los beneficiarios dependientes de la Caja de Seguro Social, que según datos del 2017 asciende a un 1.5 millones de personas.

Aunado a lo anterior, en las fases de coordinación e integración de la transformación del sistema, los recursos específicos que se asignen formarán parte del presupuesto del Estado.

El documento plantea que en un periodo no mayor de 24 meses a partir de la entrada en vigencia de la Ley, se realizarán los estudios para analizar la factibilidad de que el Estado asuma de manera gradual y progresiva los aportes que dan los jubilados y pensionados al Programa de Riesgo de Enfermedad y Maternidad.

“En Panamá se dio una experiencia de integración del servicio de salud en Chiriquí y lo que sigue es prácticamente una réplica a nivel nacional”, señaló Vergara.

Es decir, una vez se agote la primera fase, el paciente podrá asistir a cualquier centro de salud para recibir atención medica. “Las instituciones deberán coordinarse en la red para saldar cuentas y compensarse por los costos”, explicó Vergara.

“En ocasiones el mismo producto tiene diferentes precios para la CSS y al Minsa. Cuando el sistema esté integrado, luego de ponerse de acuerdo en los procesos, la idea es que el paciente pueda acudir al centro más cercano para recibir atención médica sin importar si es de la CSS o del Minsa”.

Prevé un sistema de compensación de costos entre las instituciones que conforman el sistema publico de servicios de salud para la cobertura de la atención de la población bajo la responsabilidad de cada una de ellas.

La primera fase tomará tiempo. Podría iniciar por provincias aunque la ley crea al mismo tiempo un sistema de seguimiento y verificación.

A partir de su aprobación se creará el Sistema Público de Servicios de Salud a nivel nacional, que es el nombre que recibe producto de la homologación de ambas entidades.

El objeto principal es evitar la duplicidad de funciones, mejorar la eficiencia de la atención médica y abaratar los costos de insumos y medicamentos gracias a la homologación de procedimientos para la compra de los mismos.

No obstante, según el proyecto, cada institución conserva su independencia financiera, que como instituciones gubernamentales interactúan de manera dependiente en el marco de un Plan Nacional de Salud.

En procura de solucionar la deuda de servicios de atención acumuladas en todas las regiones con anterioridad a la vigencia de esta ley, durante el primer año de su aplicación, podrán contratarse servicios externos para la satisfacción de la demanda, previa determinación de la necesidad por parte de los responsables en las instituciones públicas y conocimiento del Consejo Nacional de Contraloría Social y sólo para complementar los servicios de atención que las instituciones públicas de servicios de salud no puedan ofertar temporalmente.

IMPLEMENTACIÓN
El anteproyecto de Ley para la transformación del sistema de salud estipula que el proceso se efectuará en varias fases, prohíbe la privatización de servicios, contempla la creación de comités técnicos de ejecución a nivel nacional y regional para facilitar el desarrollo de este procedimiento.

No obstante, la tercera fase, que implicaba la unificación del sistema de salud entre el Minsa y la CSS, no se prevee en el anteproyecto. “Se realizará siempre y cuando la población lo avale mediante un referéndum, pero la percepción es que la ciudadanía no recibe con buenos ojos esta propuesta porque hasta ahora el sistema de salud está en crisis”, concluyó Vergara.

Razón por la que este proyecto de Ley culmina en la fase de integración de los servicios de salud, que es lo que establece la Constitución de 1972.

La introducción del anteproyecto endulzaría a cualquier paciente que esté en busca de atención médica. Promete ser un servicio de primer mundo. Describe atención oportuna, accesible, eficiente, efectiva, continua y con calidez a toda persona que acuda al nivel correspondiente en demanda de servicios de salud, independientemente de su condición socioeconómica, con prioridad en los grupos vulnerables, para lograr la cobertura universal.

El primer nivel de atención estará segmentado en micro sectores comunitarios de salud que estarán bajo equipos multidisciplinarios de salud integral con la implementación del médico de cabecera, familiar, comunitario y la medicina tradicional.

El Segundo Nivel se definirá por la complementariedad que ejerce hacia un número definido de instalaciones del Primer Nivel de Atención con vecindad geográfica agrupadas en una red integrada de servicios de salud bajo el principio de corresponsabilidad entre niveles de la red.

Al tercer nivel le corresponde la resolución de problemas de salud del segundo nivel. Mientras que al cuarto nivel se refiere a hospitales nacionales e institutos especializados según patologías.

La ley crea el Consejo Ejecutivo Nacional de Coordinación e integración de los servicios públicos tiene como propósito establecer los mecanismos de gestión y de dotación de recursos para implementar las fases de coordinación e integración del sistema público.

Sobre la compra de medicamentos e insumos, el documento contempla una homologación de procedimientos de la forma más conveniente y expedita a los intereses del sistema, con énfasis en los principios de economía de escala, economía circular, transparencia, oportunidad, calidad y continuidad de la provisión.

El anteproyecto contempla la protección y promoción del conocimiento de la medicina tradicional indígena como parte integral del patrimonio cultural de la nación y contempla crear un mecanismo de protección del conocimiento de saberes tradicionales a través del sistema especial de propiedad intelectual colectiva, así como garantizar la participación plena y efectiva de los organismos y estructuras tradicionales en coordinación con las autoridades de la salud.

martes, 17 de septiembre de 2019

Jóvenes enfrentan la crisis más aguda al buscar empleo

El desempleo juvenil aumentó de 12.5% a 14.6%. El 70% de estos ninis tiene entre 15 y 24 años. Hay más jóvenes buscando empleo que nunca antes. Paradójicamente, los espacios para ellos en el sector productivo han disminuido

Panamá enfrenta la peor crisis de desempleo juvenil de los últimos 13 años.

Durante la administración de Juan Carlos Varela, la población de 15 a 29 años aumentó en 64,511 personas -el 83% de ellas económicamente activas-, lo que dio como consecuencia el incremento de jóvenes que ni estudian ni trabajan ‘ninis’ en 249,441, cifra registrada en marzo pasado. De la mano con esto, el desempleo juvenil aumentó de 12.5% a 14.6%.

Estos datos parecieran paradójicos si consideramos que el Estado efectuó una inversión en educación de más de $15.5 mil millones (2008-2018), según datos de la Contraloría General de la República. Pero hoy, la proporción de jóvenes que buscan trabajo es mayor que nunca.

El consultor empresarial René Quevedo, es un sensor que detalla en forma atinada la relación desempleo juvenil, educación y criminalidad. Describe que la Población Económicamente Activa (PEA) de 15 a 29 años, entre el 2014 y 2019 aumentó en 53,480 jóvenes, 46% más que cantidad registrada en los 10 años anteriores (2004-2014) juntos (36,732).

Estos números forman parte de la tasa de desempleo registrada en marzo pasado que asciende a 6.4%.

SE AVANZÓ EN 2012
Sin embargo, para nadie era un secreto que el desempleo se incrementaría una vez finalizada la construcción de la ampliación del Canal de Panamá. Es más, los organismos internacionales como el Banco Mundial (BM), previno en 2012 sobre la necesidad inminente del cambio en el perfil de expansión económica de Panamá y el impacto que tendría la culminación de la mega construcción.

La publicación ‘Mejores empleos en Panamá: el rol del capital humano’ planteaba un gran desafío para el país que consistía en alcanzar una educación secundaria universal y mejorar la calidad del sistema para impulsar la productividad de los trabajadores. Un reto imprescindible para sobre llevar los cambios en la demanda de mano de obra y futuras necesidades de la economía.

El BM no estuvo solo al alertar sobre el futuro de la fuerza laboral del país. En el mismo año también lo hizo la firma Nathan Associates que advirtió a los políticos de turno que entre el 2013 y 2025, del 28 al 45% de los nuevos empleos a ser generados por la economía requeriría de mano de obra importada. Y no se equivocó.

Luego de la vorágine que se vivió durante la administración de Ricardo Martinelli (2009-2014), la empleomanía en sectores con bajos requerimientos de escolaridad como la construcción disminuyó su ritmo y éstos jóvenes se vieron obligados a buscar empleo en otros sectores con exigencias superiores de instrucción formal. Esto fue un enorme reto pues la edad de escolaridad promedio de estos muchachos oscila en los 9.6 años aprobados.

“Otro efecto social negativo de la década pasada fue la triplicación de la delincuencia. Surge igualmente evidencia de cómo las inversiones en educación, programas asistencialistas, recursos del sector privado y miles de plazas de trabajo, en ciertas comunidades, no garantizan el empoderamiento económico e independización financiera de sus residentes, ni pudieron detener la delincuencia”, señaló el consultor René Quevedo.

LAS ÁREAS ROJAS
El asesor empresarial observa cómo en la última década los gobiernos han invertido importantes recursos en subsidios sociales, prevención y resocialización. Sin embargo, el informe titulado “Detenidos en el Distrito de Panamá del año 2017”, emitido por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) se revela que el 68% de los detenidos en la ciudad de Panamá provienen de los corregimientos de San Felipe, Chorrillo, Santa Ana, Calidonia y Curundú.

Si buscamos aún más paradojas, vale decir que algunos de estos corregimientos tienen la más alta tasa de densidad de policías por habitante del país. El promedio nacional es de un policía por cada 200 habitantes. En el Chorrillo hay un policía por cada 66 habitantes. El sector tiene el 2% de la población pero el 24% de sus detenidos.

¿Qué consideraciones debemos plantearnos luego de estas cifras? Quevedo explica que la inversión en prevención en los mencionados corregimientos no se ha traducido en una mayor inclusión; que las reducciones en el número de delitos en estas zonas son el resultado de la disuasión policial y no de la prevención social; y un dato vital, que la empleomanía temporal no es sostenibilidad laboral.

INCLUSIÓN
La cantidad de jóvenes que anualmente comienza a buscar trabajo es históricamente muy superior a la capacidad del mercado laboral para absorberlos.

Quevedo asegura que, si bien la educación es clave para la inserción laboral, “la generación de empleo requiere de la confianza de los empresarios para invertir en el país. Sin inversión privada no hay empleo”.

La educación debe orientarse a generar las competencias que requiere el mercado laboral que prefieren los jóvenes; tecnología, por ejemplo. “Por lo que la mejora del empleo juvenil pareciera estar muy ligada a nuestra capacidad de crear un entorno que les permita iniciar sus propios negocios de manera exitosa”, recalcó el consultor.

El Ministerio de Educación ha trazado un plan de los primeros 100 días de trabajo como parte de la estrategia gubernamental para reducir los índices de pobreza, desempleo y asegurar la inclusión de los graduados al mercado laboral.

Entre las actividades planteadas se analiza la transformación de la formación docente, acuerdos con las universidades e institutos, mejorar la calidad de la educación, entre otras tareas.

Sin embargo, hay otros factores que deben contribuir a diminuir las cifras. “Para poder reducir el empleo la estructura de la economía panameña debería crecer un 5.5%. Al crecimiento que se tiene actualmente, (3.41% entre enero y marzo 2019) es muy difícil que se reduzca el desempleo”, asevera el economista Rolando Gordón.

Una alternativa para crear empleos incluyentes resulta en las alianzas público privadas y oportunidades para el empoderamiento económico e independencia financiera con planes de emprendimientos y cadenas productivas que permitan a muchos grupos vulnerables la posibilidad de generar ingresos dignos en actividades directas o indirectas derivadas de las inversiones.

De León responde a sociedad civil sobre administración de justicia

En una misiva de 14 páginas, el presidente encargado de la Corte Suprema de Justicia, intentó responder las quejas sobre la cuestionada forma en que se percibe la justicia en el país.

El presidente encargado de la Corte Suprema de Justicia, Hernán De León, respondió las solicitudes de la sociedad civil que se apostó el 20 de agosto pasado en las escalinatas de esta entidad para quejarse por la forma en que se administra la justicia. En este sentido, presentaron 8 quejas que buscaban respuesta de los magistrados.

La misiva, dirigida al licenciado Carlos Lee, de la Alianza Pro Justicia, explica en su primer punto que las exigencias sobre una auditoría forense a los despachos de los magistrados de la Corte y los juzgados que atienden casos de alto perfil por delitos de la administración pública o corrupción se efectúan conforme a la Ley 53 del 27 de agosto de 2015 que explica que el objetivo de las mismas es efectuar un diagnóstico del funcionamiento del despacho y analizar las deficiencias en caso de que existan. Escribe también que la Ley no tiene la clasificación de casos de ‘alto perfil’ o permite auditorías selectivas para determinados casos. Esto, apegado a que el funcionario público solo puede hacer lo que la Ley le permite.

Ante pregunta directa sobre la precisión de una fecha para la implementación total de la Carrera Judicial, da la impresión que los magistrados esquivan la respuesta, en cambio, ofrecen un extenso contenido sobre los antecedentes del tema que se remontan al año 2005 cuando la Comisión de Estado por la Justicia se planteó entre sus metas el fortalecimiento de la Carrera Judicial. Dedica una página para explicar los antecedentes de este proceso, y en otras más se puede leer que el proceso avanza ‘con pasos firmes’ pero en la respuesta no establece una fecha exacta que detalle la puesta en marcha de este sistema escudándose en la falta de presupuesto al tiempo que revela la programación quinquenal de costos cuyo monto asciende a $110 millones a invertir en un periodo de cinco años.

A cuestionamientos como un plan de fortalecimiento de la escuela judicial para evitar las largas capacitaciones en el extranjero que acostumbran atender los magistrados financiados con fondos públicos, la respuesta consistió en un informe de gestión elaborado por el doctor Ricaurte Soler, director del Instituto Superior de la Judicatura, Dr. César Quintero, al que agregan algunas observaciones.

Sobre la conformación de una Comisión que evalúe el proceso de implementación del Sistema Penal Acusatorio, Hernán De León firmó que ya la sociedad civil realiza un monitoreo con la finalidad de intercambiar información con el Observatorio de Seguridad Ciudadana y se puede observar en la página de la Cámara de Comercio.

La contestación del presidente encargado de la Corte a la sociedad civil consiste en 14 páginas en los que también recuerda que los repartos de los expedientes son públicos y que las decisiones judiciales de casos por delitos de corrupción se deben decidir considerando las normas legales. La administración de justicia se ejerce con respeto a todas las causas para las que tiene competencia, no pudiendo manejarse con distingos de preferencias por unos u por otros.

lunes, 16 de septiembre de 2019

Querellantes y defensa de Martinelli presentan recursos

Los primeros buscan anular o revertir la sentencia que declaró no culpable a Ricardo Martinelli en el caso pinchazos. La defensa presentó sus oposiciones

Los magistrados del tribunal de apelaciones recibieron los recursos de los querellantes, como la defensa del expresidente Ricardo Martinelli en el caso pinchazos. El exgobernante fue declarado no culpable de 4 cargos por el tribunal de juicio y los querellantes pretenden revertir esta decisión, la defensa por su parte busca que los magistrados no admitan, o nieguen, la petición de los primeros.

En horas de la mañana, un grupo de los querellantes liderado por el abogado Carlos Herrera, presentó un recurso de casación en contra de la decisión del Tribunal de Juicio.

Unas horas más tarde, la defensa del exmandatario interpuso dos oposiciones, una al recurso de los querellantes, y otra en contra de la anulación que presentó el Ministerio Público.

En el presente proceso existen dos recursos de anulación con causales de casación y un recurso de casación. Un recurso de casación es un instrumento para revertir la sentencia del tribunal de juicio.

La anulación con causales de casación se presenta ante el tribunal de apelaciones y éste la remite a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia. De ser admitidos, esta Sala puede decidir tanto la casación como la anulación. Pero si no se admiten estos recursos se devuelven al Tribunal Superior de Apelaciones para que decida sobre la anulación.

En caso de que ‘case’ la solicitud, los magistrados podrían revertir el fallo y condenar al acusado.

No obstante, la decisión puede tomar algunos meses, hay nombramientos pendientes en la Sala Penal que debe hacer el mandatario Laurentino Cortizo. A propósito, el magistrado Jerónimo Mejía, quien fungió como juez de garantías en la fase intermedia del caso pinchazos, presentó sus papeles ante la Procuraduría de la Administración como aspirante para permanecer en el cargo luego de que su periodo venciera en diciembre de 2017.

Rosendo Rivera, Rubén Polanco y Juan Carlos Navarro, querellantes, formalizaron una anulación, mientras que la Fiscalía Primera Contra la Delincuencia Organizada, presentó una anulación del proceso.

Aunado a ellos, Mauro Züñiga, Balbina Herrera y Mitchell Doens, anunciaron casación.

En ambos casos la defensa solicitó la no admisión de los recursos de casación y que se niegue el recurso de anulación anunciado.

La querella basó su documentación en lo que aprecian como errores de aplicación de la ley. Argumentan que el tribunal de juicio no otorgó valor a las evidencias que se habían admitido durante la fase intermedia del proceso.

Carlos Herrera jr. resumió que el escrito presentado solicita al Tribunal Superior que revoque la sentencia que declaró no culpable a Martinelli alegando violaciones al debido proceso. En cambio, que se decrete la condena a 21 años que había solicitado el Ministerio Público.

Los querellantes están seguros, garantizan, que mediante el escrito van a poder revertir la “sentencia más injusta que ha habido”.

Para ello, fundamentaron que se cometieron graves violaciones al debido proceso por parte del tribunal de juicio que echó por tierra lo actuado por la Corte Suprema de Justicia por casi cinco años, al desconocer los instrumentos probatorios que se admitieron para el juicio.

Se produjeron errores de aplicación de la ley, alegan, porque no se le dio valor a los instrumentos que se presentaron al juicio. Piden, por tanto, que se revoque la sentencia que declaró no culpable al exmandatario y que como hubo errores en el debido proceso, se ejecute la condena de 21 años de prisión que pesaba en contra de Martinelli.

“Hasta que no tengamos debido proceso y se respete la Ley, este país no va para ningún lado, no importa quién gobierne”, manifestó Martinelli a su salida del Sistema Penal Acusatorio.

Los abogados de la defensa de Martinelli refutan el alegato de los querellantes en cuanto a que el tribunal de juicio no le dio la credibilidad al testigo protegido de la Fiscalía. En cambio, los jueces lo calificaron como un testigo ‘sospechoso’. En este renglón, la defensa recuerda las “serias inconsistencias en su declaración que impiden arribar a la conclusión delictiva” que acusan a su cliente, se lee en el escrito.

La sentencia del tribunal de juicio dedicó 39 páginas al tema del testigo protegido.

La defensa alega que los querellantes omiten identificar cómo se debió valorar la prueba del testigo protegido, y que enfatizan en que se trataba de un exmiembro del Consejo de Seguridad quien confesó haber efectuado las interceptaciones telefónicas sin una orden judicial por órdenes del acusado.

En su escrito, la defensa recordó que el testigo protegido se entrevistó con el expresidente Juan Carlos Varela y con el Comisionado Jacinto Gómez, dos superiores jerárquicos, y luego acudió a la fiscalía a prestar declaración jurada.

La defensa insiste en las contradicciones emanadas de la declaración del testigo protegido como parte de su alegato, para rebatir los argumentos de la contra parte.

Recuerdan también que la evidencia digital en la que se guardó el material de las conversaciones telefónicas e imágenes introducidos por el perito informático forense Luis Rivera Calles tenía el sello roto, Mientras que los querellantes alegan que se les debió dar un valor probatorio distinto al que otorgaron los jueces quienes consideraron que la prueba no fue legalmente producida.

Los querellantes citaron 7 pruebas testimoniales que a su parecer fueron valoradas erróneamente por el tribunal de juicio, pero según la defensa, los afectados no exponen un análisis respecto de cada uno de los testimonios, ni en conjunto, que permita al nuevo juzgador apreciar la causal invocada.

Aunado a esto, los querellantes refutan el hecho de que el tribunal decidiera que no se acreditó la ausencia de autorización judicial para efectuar las interceptaciones de telecomunicaciones.

sábado, 14 de septiembre de 2019

‘Es el momento idóneo para que los escritores lleguen a otros medios, como las series de televisión’

El narrador mexicano Francisco Haghenbeck ha logrado que las productoras se interesen en sus libros. El primero fue ‘trago amargo’ una obra galardonada que se llevó a la pantalla, y ahora busca llevar a la televisión su nueva obra

El escritor mexicano Francisco Haghenbeck, es uno de los narradores más galardonados de Latinoamérica. Sus libros han servido también de inspiración para series de televisión que además de consagrarlo como un gran escritor, le dan la bienvenida para incursionar en otra faceta de su carrera como productor de series. Además de sus famosas obras, Haghenbeck relanzó ‘El secreto de Frida Kahlo’, una obra con un místico ingrediente, las recetas originales de la pintora mexicana, esposa de Diego Rivera. Descubrió sin querer que su abuelita guardaba una libreta con apuntes con recetas varias. Entre ellas se leía en manuscrito de su abuela, ‘receta de Frida’. Intrigado por la nota, el autor indagó a sus familiares a qué se refería dicho apunte. Cuando descubrió que se trataba de recetas originales de la pintora mexicana se encargó de plasmarlas en esta obra que recorre el mundo.

De comics a narrador y ahora a productor...
Soy productor para series con distintas plataformas que hay hoy en día, que van a crecer mucho.

¿Esa es la nueva opción para los escritores? ¿escribir novelas para adaptarlas a series de tv?
Desde luego que sí. Es el momento idóneo para llegar a otros medios de los escritores. Ya comenzó en Estados Unidos con Juego de Tronos con un gran éxito. Ahora está ‘True detective’ que lo produce Nic Pizzolatto, pero también está en México creciendo mucho. Están produciendo Cien años de Soledad, no tengo idea cómo lo van a hacer pero habría que verla. Tiene que estar muy bien actuada.

¿Qué tanto se gana con eso?
Sí se gana, han bajado las cosas, ha cambiado mucho el mundo de la producción porque antes iba por regalías, ahora no hay. En las plataformas de streaming no se cobrar regalías, pagas una cantidad y es un poco como la música. La música ha cambiado mucho, ya no compras discos, ha cambiado todo. Es el momento en que esta cambiando el modo de entretenimiento en el mundo y es buen momento para los narradores. Desde luego que las plataformas están buscando personajes e historias.

¿Cómo se llega a ellos?
A través de casas productoras.

Hay sed de contenido, ¿de qué tipo?
De todo. Desde cosas reales, crímenes, o cosas para jóvenes, infantiles, animación lo que sea.

¿Y se recibe un solo pago?
Te lo compran una sola vez.

¿Y si piden más contenido cómo lo negocia?
Siempre hay como un sueldo si estas involucrado. Sino también pueden seguir ellos por su cuenta, un poco lo que le pasó a Game of Thrones, él había escrito 7 libros pero fueron 9 series, así que de la 8 a la 9 no le pagaron nada. Pero aún así, hay una gran oportunidad para escribir para estas plataformas.

¿Es celoso de que lo que escribe se lleve a la pantalla tal cual?
No, al contrario, yo soy de la idea que hay que adaptarlo. Siempre permito que cambien los hechos, trato de que ellos respeten el tono del libro y un personaje, el principal. Lo demás no importa, si quieren que lo cambien. Mi esposa decía cuando miraba la serie que sabía que no era mi diálogo pero parece como si lo hubiera escrito yo. Esa es la idea.

El libro en un futuro tendrá el mismo rol en la sociedad, ¿tendrá otras adaptaciones, audiovisuales?
Yo trato de ver el libro más como un aparato que contiene una narración, puede ser comics, cuento, novela, cine, serie. Solo es un aparato para narrar, supongo que en cinco años habrá otras maneras. A fin de cuentas siguen siendo historias, ficción en ocasiones, sigue siendo el trabajo de un escritor que crea mundos de la nada con un personaje que piensa, camina...

En el caso de las biografías, su libro ‘El secreto de Frida Kahlo, es del 2012, ¿qué lo trae a su relanzamiento?
Es del 2012 nada más que estamos haciendo una edición final. Salió con un pseudónimo, no con mi nombre, era Alejandro Sheinman.

¿Por qué decidió eso?
Porque estaba muy metido con la novela negra y el editor consideró que era una novela muy femenina. Lo gracioso es que como se publicó con un pseudónimo nunca hubo entrevistas, así que fue un fracaso en México. Pero, salió en Alemania y en Francia con mi nombre y el libro fue un éxito. Eso ayudó a que se publicara esta versión definitiva, a que lo volviera a publicar en esta versión en español porque no se había vuelto a publicar en español. Se ha publicado en 25 países, 21 idiomas. Por eso tratamos de regresar en México con la firma y mi nombre después de haber caminado en Rusia y Turquía, y la verdad es que me ha traído cosas maravillosas.

¿Es una biografía de la artista mexicana?
No, yo le llamo una fábula. Yo creo que Frida, sin querer se ha convertido en el ícono representativo de México. Refleja mucho de lo que es México, sobre todo en la parte de folclor, iconografía, todo lo que es la muerte, con la parte mágica de México, la pasión, el sufrimiento de una mujer, sus inclinaciones políticas y su amor por la cocina. Era una gran cocinera, todo lo hacía con pasión. Así que traté de escribir su biografía pero dándole toques mágicos. Como por ejemplo, la narración que tiene con la muerte como personaje. Son ideas porque Frida tuvo un accidente terrible muy joven en un camión, un tranvía y muere, la idea es que muere y hace un pacto con la muerte y hace un pacto para seguir viviendo. Así que le da la oportunidad de vivir pero le va quitando cosas y queda paralítica, anclada a una cama y el dolor de la relación con Diego, su esposo. Jugar un poco con la relación del día de muertos de México y con la cocina. Como le tiene que hacer su homenaje al altar de muertos de su madrina, estas recetas que ella cocinaba las ponía en el altar. Entonces en cada capítulo vienen recetas.

¿De dónde sacó las recetas?
Es una historia hermosa porque heredé de mi abuela, Ana Correa, una serie de libretas de recetas de cocina. Y de pronto descubrí en ellas, cuando ya había muerto mi abuela, que decía: esta receta me la dio Frida. Así que fui con mis tías y les pregunté a quién se refería. Ellas me dijeron en forma muy natural que eran muy amigas, que se trataba de Frida Kahlo. ¿Cómo nunca me dijeron? Ya después me enteré que mi abuelo, Eduardo Correa, era director de la zona cultural del diario Excelsior, y tenía relación con (David Alfaro) Siqueiros, con (Luis) Buñuel, y se juntaban. De rebote después si vi las recetas de Frida, que le había dado a mi abuela.

¿Pero eso lo descubrió mientras escribía el libro?
No, como un año antes. Es más, yo creo que lo de las recetas me motivó a escribir. Estoy casado con una chef, así que eso ayuda mucho con lo de las recetas. La pasión de Frida por la cocina era también increíble porque ella decía que puedes narrar a través de la cocina, que la comida tiene espíritu, te puede dar felicidad, tristeza, muchas cosas. También la novela es un homenaje a Laura Esquivel.

¿Cómo se definiría a sí mismo?
He sido narrador, lo soy, llevo más de 15 años. Comencé escribiendo comics para DC Comics, durante tres años estuve escribiendo comics de superman. Después me dediqué a la literatura, en los últimos trece o catorce años he escrito novelas, mucha de corte de novela negra pero también biográficas, de mujeres fuertes. Literatura juvenil e infantil también.

¿Cómo saltas de los comics a la literatura?
En ese entonces yo estaba viviendo en una playa hermosa de México que es Puerto Vallarta, y conocí a un escritor norteamericano nominado al Purlitzer y nos hicimos muy amigos, él también se dedicaba a hacer biografías de gente famosa, y él fue el que me empujó. Me dijo: tienes muy buena prosa, muy buenas ideas. Dedícate a escribir novelas. Casualmente, la primera novela que escribí con su ayuda ganó un premio muy importante de novela negra en México. Fue ‘trago amargo’.

Una insignia suya...
Si, ganó el premio Vuelta de tuerca 2006. Se trata de un asesinato en la filmación de la noche de Iguana allá en Puerto Vallarta, esta película tan icónica que próximamente será una serie de televisión también. Estamos trabajando con Oscar Jaenada, que trabajó como el papa de Luis Miguel en la serie de la biografía del cantante, él será el detective de la serie.

Usted tiene muchas obras pero no tanto tiempo escribiendo novela, ¿cómo le hace?
Siempre he pensado que el trabajo del escritor no es como nos lo han querido vender, que llega una musa y pum! Te toca. No es así. Es mucho de sentarse todos los días como si fuera un trabajo normal. No es inspiración. Todos los días hay que sentarse, sea bueno o malo. Si es malo luego lo desechas pero hay que hacerlo. El mejor ejemplo que tengo es la gente que toca violín. Si no practicas un día te das cuenta, si no practicas dos veces el maestro se da cuenta y si no practicas tres veces el público se da cuenta. Así que hay que sentarse y escribir todos los días. También es un trabajo que yo amo. Antes de ser escritor soy lector, me gusta mucho leer. Me gusta narrar historias, leerlas, y lo hago con mucha pasión, es a lo que me dedico de tiempo completo.

¿Por qué le gustado el género policiaco?
Si, me gusta mucho porque refleja los problemas de las ciudades, los urbanos de hoy en día. Mas allá de que cada ciudad puede ser más violenta que otra, yo creo que el policiaco retrata muy bien el alma de las personas que viven ahí. La parte oscura y luminosa. Por ejemplo, el policiaco nórdico, de Suecia, donde solo hay uno o dos asesinatos al año, creas toda una narración detrás de eso que refleja muy bien la forma de pensar.

¿Cuál cree usted que es la forma de pensar del mexicano?
Si lo supiera ya hubiéramos arreglado muchas cosas. Pero yo creo que en especial el mexicano la relación con la muerte es muy importante. No nada más estamos hablando del día de muertos, sino que hoy día la tremenda realidad que tenemos con la violencia, y una realidad rebasada que el día a día hay a veces cientos de muertos. Hay una comunión muy cercana con la muerte. Siempre la hemos tenido. También no hay que asustarse, es un país violento. Desde la revolución en la que murieron dos millones de personas.

Pero luego se calmó...
Si ahora está terrible. Tenemos que reflejar la realidad que estamos viviendo. Yo siempre he dicho que como hijo de mi tiempo y el lugar donde vivimos tengo que reflejar esa realidad, no nada más de la violencia, la corrupción innata, el manejo absurdo de Estados Unidos de meter armas que también son culpables de la violencia en México. Si está pasando lo del narcotráfico es porque ellos lo consumen. Esa realidad hay que retratarla.

¿Cómo retrata esa parte?
No me gusta llegar al amarillismo, pero sí como ese tipo de cosas afectan a las personas.

¿Cuál fue el proceso para que sus obras llegaran a Netflix?
La novela titulada ‘El diablo me obligó’ la adquirieron hace cinco años. Fue un proceso muy lento. Una casa productora de España, que se llama Morena Films, adquirió el libro. Son los mismos que produjeron Narcos, la serie. Originalmente la iban a filmar como película con un director español, pero fueron cambiándola y dicen que los proyectos en televisión y el cine de cada 10, 11 no se hacen. Así que fue complicado. Nunca pensé que fuera a caminar, pero cayó en manos de un gran productor de cine en México que se llama Juan Manuel Craviotto, y levantó la serie vendiéndola en Netflix y a ellos les gustó, pero pidieron que la hicieran muy mexicana. Si tienen oportunidad de verla, se llama Diablero,y es una serie de cazadores de demonios con mucho humor que también refleja al mexicano, que tiene humor para todo. Un personaje muy sui géneris que se llama Elvis Infante que se dedica a cazar demonios, muy divertido que lo interpreta Horacio García Rojas. La primera temporada fueron 10 capítulos y la segunda temporada que va a salir en noviembre próximo son 6 capítulos.

¿Todo el contenido de la serie es producto del libro?
Sí.

¿Y para la segunda temporada tuvo que escribir más?
No, la segunda temporada fue derivación de una parte del libro y las que siguieron los editores y escritores una parte más.

Es algo de la productora entonces...
Si, son distintos medios. Hay que adaptarle y crecer el libro porque no da para 10 capítulos así que tuvieron que crecer la novela, aumentaron personajes, las situaciones y ahora le dieron continuidad en la segunda temporada. De todas maneras, yo por mi parte, estoy sacando un libro con más aventuras del personaje, que saldrá en diciembre.