jueves, 4 de junio de 2020

El reto de mantener libres de Covid-19 a La Joya y La Joyita


Dos médicos trabajan jornadas de 12 horas continuas para prevenir el virus en los penales que albergan aproximadamente 6 mil privados de libertad. Planifican hacer pruebas masivas de Covid-19 a 178 custodios

En el Centro Médico Virgen de La Merced, encargado de velar por la salud de 10,385 privados de libertad, se trabajan turnos de 12 horas continuas en tiempos de Covid-19. Las circunstancias de trabajo en los últimos días ha sido aún más complicadas, insalubres, ya que la bomba de la planta que provee de agua al centro de salud se quemó el sábado pasado y hasta el jueves se reparó. Entre tanto, los colaboradores "tuvieron que hacer sus necesidades en pañales desechables", indicó una fuente relacionada al Sistema Penitenciario.

Desde que se anunció el primer caso del virus en el país, el 9 de marzo, por 9 semanas los médicos lograron contener el contagio en los centros penales.

Por las condiciones de hacinamiento, falta de agua y otras carencias sanitarias, la entrada del virus en los tres centros penales, que alberga el polígono carcelario de La Joya, La Joyita y La Nueva Joya, el riesgo de un solo contagio es una seria preocupación por la rapidez de la propagación del virus.

Dos cárceles aún están libres de Covid-19, La Joya y La Joyita, entre ambas hay aproximadamente 6 mil privados de libertad, según los médicos que están al frente del centro de salud, Yilany Bernardo y Miguel Chew.

En estos días de batalla, los médicos al frente del centro, agradecen el apoyo de la dirección regional de salud de Panamá Este, que dotó de aseadores para la clínica.

No obstante, en la Nueva Joya se registraron 274 contagios de los 4,400 privados de libertad, por lo que los médicos buscan a diario casos sospechosos por contacto estrecho de pacientes con el virus para identificar nuevos positivos. Como medida temporal, el Sistema Penitenciario decidió trasladar a los positivos a otras instalaciones ubicadas en Tocumen, donde deben permanecer al menos 28 días para vigilar el desarrollo del contagio.

El Minsa reforzó el personal de la clínica con dos médicos adicionales, pero por la carga de trabajo, se requieren enfermeras, técnicos, y más doctores.

Para los funcionarios de salud es sumamente difícil controlar el ingreso del virus a los penales. Todos los días ingresan camiones repartidores con mercancía, tanto para la cocina como para la tienda de 'El Paquito', de donde se surten los internos.

Aunado a esto, se requiere un monitoreo de los 178 custodios que trabajan en los penales, que por lo general son quienes están en contacto con los reos.

Para ello, en la clínica planifican un barrido a todos los custodios que ingresaron a trabajar por 30 días. Una vez culminado el mes, antes de volver a sus casas, deben pasar 14 días en un hotel. La clínica cuenta con las pruebas, pero se le imposibilita practicar todas de tajo por las limitantes que se presentan al ingresar los datos al programa de epidemiología nacional que el Minsa. Un programa informático de un control muy rígido en lo que respecta a la introducción de información, ya que en caso de cometer un error no se puede borrar, lo puede conllevar a estadísticas erróneas.

Todos los días Bernardo y Chew viven una batalla agotadora contra el virus. Para poder abarcar la mayor cantidad de casos sospechosos, cuando recibieron el primer brote, practicaron más de 115 tomas de hisopados a quienes tuvieron contacto directo con positivos. Todo el personal de la clínica trabajó por tres días seguidos en la introducción de datos del hisopado en el sistema del Minsa.

En otras condiciones realizan 50 pruebas, dependiendo de los contactos que haya arrojado la investigación de los médicos. Los resultados de las pruebas tardan alrededor de 24 horas.

En caso de detectar a alguien con fiebre, "se le interroga por síntomas respiratorios y de ser afirmativo, se conduce al privado de libertad al Área de Sintomáticos Respiratorios, separada del resto de la atención general, para evitar contagios", afirmó Chew.

Bernardo y Chew explicaron a La Estrella de Panamá que cuando detectaron el primer caso de Covid-19 en la Nueva Joya, iniciaron una investigación epidemiológica de campo, entrevistaron al privado de libertad positivo, consiguieron tomas de muestra masivas para practicarlas a todos los contactos estrechos, e identificaron a privados de libertad y custodios infectados.

De todos los positivos analizados en la clínica, ninguno de los 25 que salieron positivos, sentían síntomas característicos del Covid-19.

Hasta ahora las autoridades no han determinado cómo ocurrió el primer contagio aquel 18 de mayo pasado. Hay dos teorías extraoficiales.

El privado manifestó que recibió los artículos que le envió la esposa 14 días antes. Dijo que después de unos días se sintió un poco raro. Durante la averiguación se facilitó el teléfono de la esposa, quien no presentó síntomas, al igual que los familiares que viven en la misma casa. Los doctores le recomendaron que se hiciera la prueba para descartar Covid, pero no supieron si esto ocurrió.

La experiencia en esta materia ha sido que si el paciente no presenta síntomas, no se le practica la prueba. Una segunda hipótesis, más robusta, es que el contagió lo transmitió un custodio. En el Centro Penitenciario se han registrado más de 25 custodios positivos que trabajan en la Nueva Joya.

En estos momentos, "la atención en la clínica es por demanda espontánea, es decir, cuando el privado de libertad solicita atención médica a los encargados de los Centros Penales", explican los doctores.

La clínica en la que ha trabajado Chew por más de 10 años, cuenta con equipo de protección personal suministrado por los ministerios relacionados, e insumos que provee el Ministerio de Salud.

Las condiciones de hacinamiento en estos recintos carcelarios actúan como un catalizador multiplicar el virus a velocidad. Las condiciones de salubridad son pobres, los privados de libertad no disponen de agua potable todos los días y dependen de los artículos que les llevan sus familias. La Policía es el primer filtro para ello, y ahí se decomisa el gel alcoholado y el alcohol por asuntos de seguridad. Cabe recordar que desde principios de marzo, las autoridades suprimieron las visitas de familiares y abogados para evitar el contagio.

Los privados de libertad sostuvieron recientemente una reunión con las autoridades del gobierno y el doctor Chew, en la que determinaron crear una lista de medicamentos que no requieran receta médica para permitir su ingreso; robustecer las juntas técnicas y agilizar la clasificación de la población penitenciaria por cualquier trámite que se requiera; incrementar el abastecimiento de agua con carros cisternas en La Joya y La Joyita, mientras se trabaja en la planta potabilizadora que suple al complejo y mantener abierto El Paquito para que puedan surtirse de comida y artículos de aseo que hagan falta.

El pastor Tomás Herrera, abogado que lidera la fundación "La Milla Extra", quien acude regularmente a los penales, alertó sobre la poca distancia que se guarda entre los familiares cuando se entregan los artículos de primera necesidad para los internos del complejo La Joya. "Una sola unidad policial atiende y permite el ingreso de cuatro en cuatro por los protocolos de higiene, en comparación con la Nueva Joya, donde hay una atención permanente en el recibidor", dijo a La Estrella de Panamá. "Se presume que pudo haber sido un policía, o un funcionario, un custodio o incluso algún repartidor la fuente de propagación", añadió Herrera.

Los médicos explican que han instruido a los familiares sobre la distancia que deben guardar entre sí, se les aplica el protocolo de temperatura y se verifica el uso de mascarillas. "Hacemos docencias para que antes de empacar los artículos realicen el debido lavado de manos y los limpien con cloro", indicaron.

miércoles, 3 de junio de 2020

La Nueva Joya registró un aumento de 50 casos en dos días


Las autoridades implementan sistemas de bioseguridad para contener los conglomerados de Covid-19 en el Sistema Penitenciario, practican hisopados a custodios y policías, aún así los casos pasaron de 224 a 274 del 1 de junio a la fecha

A pesar de que el Ministerio de Salud (Minsa) implementa un sistema de monitoreo de bioseguridad en los centros penales del país, se han convertido en clusters de contagio de Covid-19. Ayer se contaron 50 casos nuevos en la cárcel la Nueva Joya, haciendo un total de 274 casos cuando el pasado 1 de junio se registraron 224 casos acumulados, según indicó a La Estrella de Panamá una fuente de la Clínica de la Merced que atiende los pacientes del polígono carcelario que alberga a más de 10 mil privados de libertad en tres centros, La Joya, la Joyita y la mencionada.

El Minsa, además, mira con preocupación el desarrollo del número reproductivo efectivo del virus (RT) en el país, luego de que el lunes pasado dio de alta la cuarentena restrictiva que permaneció por más de dos meses a nivel nacional, para instalar el toque de queda de 7 p.m. a 5 a.m.

Dentro de los centros penales, los conglomerados más preocupantes resultan la cárcel de Santiago (con 322 casos positivos de 492 internos) y la Nueva Joya, donde están recluidos 4,400 internos. El resto de las cárceles, hasta el corte de ayer, no presentaron cambios: Nueva Esperanza en Colón, 26 positivos, de los cuales 15 están recuperados y el Centro Femenino con 97 y 20 recuperados.

A pesar de la rigurosa restricción de movilidad que rigió durante los primeros meses de pandemia, la curva de casos no logra aplanarse. Ayer la cifra repuntó con 514 casos nuevos. Ante la presión del sector empresarial por reactivar la economía, se liberó el segundo bloque que encierra a la industria, la construcción (aunque aún no se ha proporcionado la lista de los proyectos estatales a reactivar ) y la minería no metálica que el gobierno prefirió trasladar para el último bloque de reapertura.

Rodrigo De Antonio, asesor del Minsa, explicó recientemente que las tomas de muestras evidencian un promedio de 250 casos por día, con una duplicación de casos cada 18 días, cuando antes era de 20 días. Los números han preocupado a las autoridades que han advertido la necesidad de implementar una normalidad asimétrica.

Desde mediados de marzo, cuando el Minsa reveló el primer caso de Covid-19, el Sistema Penitenciario tomó la precaución de prevenir contagios masivos y prohibió las visitas de familiares y abogados. La decisión coincidió con la suspensión de términos judiciales que se reactivan el próximo lunes 8 de junio. Aún así, brotaron los casos positivos que en su mayoría fueron introducidos por los custodios y visitas en los primeros contagios.

Desde el primer día, el Sistema Penitenciario ha implementado paulatinamente medidas de bio seguridad dictadas por el Minsa. Carlos González, subdirector general del Sistema, indicó que se implementa la toma de temperatura a funcionarios, custodios y personas que abastecen los centros penitenciarios. De igual manera se prohibió la entrada de personas ajenas, y se establecieron las video audiencias para los privados, ya se dieron 176 libertades a través de rebajas de pena", indicó.

Para prevenir nuevos brotes en la Nueva Joya, los pacientes fueron trasladados al Centro de Custodia de Jóvenes, ubicado en las Garzas. Un sitio sin inaugurar que se emplea temporalmente para distanciar a los contagiados del resto de los internos de Nueva Joya, según informó una fuente oficial del Sistema Penitenciario. Este medio consultó al Minsa si se realizó la trazabilidad para dar con origen del primer contagio, pero no se informó al respecto.

En cambio, indicaron que se realizaron pruebas masivas en la sección A de la mínima de la Nueva Joya, que alberga un poco más de 500 privados de libertad y a todos se les practicó hisopados, según indicó el Minsa a este diario.

En la cárcel de Santiago de Veraguas, que alberga una población de 492 internos, se adecuó un área separada para dividir a los 322 positivos del resto de la población, se practicaron pruebas a custodios y policías, pero aún no se ha dado a conocer el resultado de las mismas. En este centro se registró una defunción. "Se practicaron hisopados a todos los privados de libertad de la cárcel cuando se presentaron los casos", según la fuente oficial del Sistema Penitenciario.

En el Centro Femenino, precisó el Minsa, se hisoparon al 100% de los custodios, policías y administrativos.

En Colón se practicaron pruebas de Covid-19 a los sintomáticos respiratorios y sus contactos, policías, administrativos y custodios.

INCERTIDUMBRE DE LOS FAMILIARES
La desesperación de tener un familiar detenido se suma a la dura noticia de que fue infectado por el virus de 'la muerte', el Covid 19. Pero, cuando a ello se le agrega la poca información que emana de las autoridades del Sistema Penitenciario, la confusión es mayor.

Es la historia de Maylin Romero, una joven de 24 años que encontramos en el Complejo Penitenciario La Joya haciendo fila par dejar los enseres a su familiar. Era evidente su rostro de desesperación, que cuando se percató de nuestra presencia, se acercó a hablar con La Estrella de Panamá.

“Me entere que mi familiar dio Covid positivo por un compañero de celda”, dijo Romero al señalar que no ha recibido ninguna notificación formal de parte de las autoridades que le indique la condición de salud de su hermano.

“Estamos desesperados, llamamos al centro penal y han dicho que no nos pueden dar ninguna información, tengo cuatro días de no saber de su salud y dónde lo tienen”, señaló Romero, al tiempo que dijo que se enteró a través de una comunicación informal que su pariente fue trasladado de la Mega Joya a otro sitio que desconoce.

Eliecer Plicet, abogado penalista, aseguró que esta situación particular de la joven Maylin Romero, se repite en todos los casos de familiares de detenidos infectados con el Covid 19 "y se ha utilizado esta pandemia para vulnerar los derechos humanos de los privados de libertad".

“Nos preocupa que los familiares de los privados que han dado positivo con Covid-19 no hayan tenido comunicación con ellos, frente a ese tema crece la incertidumbre y está generando una enfermedad mental en los familiares”, destacó el jurista.

Las declaraciones de Plicet se dieron en las afueras del Complejo Penitenciario La Joya, a la espera de una reunión entre el director del Sistema Penitenciario, José Ríos, y un grupo de privados de libertad.

Kevin Ried, otro defensor, dijo que la situación del Covid-19 en las cárceles es desconocida porque hay detenidos que esperan resultados de las pruebas y a ellos se le suma el hecho de que las autoridades no están suministrando los implementos, tales como mascarillas y jabón para contrarrestar el alto nivel de contagios.

La Estrella de Panamá pudo notar una aglomeración de personas, sin guardar la debida distancia, en la salas de espera del Complejo Penitenciario, para entregar alimentos e insumos de aseo a sus familiare.

“En realidad hay un desorden aquí, una señora se desmayó y ni siquiera le dieron los primeros auxilios, la dejaron allí tirada”, Dijo Stephani Cordoba, esposa de uno de los detenidos.

REDACCIÓN
Marlene Testa / Adelita Coriat

'Es un problema emblemático del racismo sistémico'


En Estados Unidos hay una generación de jóvenes que pretenden liberarse de la discriminación e injusticia y lo hacen saber con marchas y protestas. Otro grupo desestabilizador, posiblemente con fines políticos, protagoniza los saqueos y enloda el justo reclamo


Sociolingüística y escritora panameña Leticia Thomas.


Las multitudinarias protestas en Estados Unidos a raíz de la muerte George Floyd, ciudadano afroamericano que murió por asfixia a manos de un policía blanco en el estado de Minneapolis, se arraigan a una larga historia en ese país, que desde hace siglos se debate en la lucha contra el racismo. No obstante, las legítimas marchas en reclamo de los derechos de la población negra, parecen haber sido infiltradas por grupos con intereses ajenos que ocasionaron saqueos por una semana consecutiva, a pesar del toque de queda instaurado en las zonas afectadas. La sociolingüística y escritora panameña Leticia Thomas, tiene más de 40 años de vivir entre Panamá y Nueva York. Es miembro del Foro Afroantillano, y desde esa perspectiva, nos da su punto de vista sobre los hechos que han desestabilizado a la potencia mundial.

¿Cuál es la razón de los saqueos en Estados Unidos?
Los saqueos generalmente son producto de la oportunidad de hacerlo. Pero debemos tener mucho cuidado. No se puede asociar a los que protestan con los que saquean. Son dos grupos diferentes. Muchas veces cuando hay protestas nutridas hay quienes se aprovechan de la situación. Por un lado, se piensa que hay elementos que buscan fomentar el desorden que se infiltran en las protestas pacíficas y que están causando los disturbios. Por el otro lado, históricamente, hay gente que se aprovecha para saquear cuando hay protestas ya que los policías se encuentran en el área de las manifestaciones y los comercios están descuidados. Los saqueos surgen generalmente por el resentimiento existente en las comunidades pobres. Ya sea por frustración, enojo o pobreza, ha habido una historia de saqueos cuando ocurren este tipo de protestas masivas. No obstante, al final de cuentas lo importante de las protestas será su motivación y no el saqueo. Por ejemplo, en el caso del saqueo durante la invasión del 20 de diciembre aquí en Panama, la gente recuerda la acción, las victimas, los mártires, no el saqueo.

¿Por qué se ha contagiado a varios estados?
Porque este problema no se trata de un solo incidente. Es un problema emblemático del racismo sistémico. Es cierto que más de la mitad de los 50 estados han experimentado protestas y por esa razón sus gobiernos han declarado toques de queda para evitar el tránsito nocturno. Esto ha ocurrido en varios estados porque la brutalidad policial es un mal experimentado en varios estados. Hay demasiada desigualdad en casi todos los estados, sino es en todos. Las protestas buscan enfatizar que las "vidas negras importan" (Black Lives Matter), y muchas de las personas que acuden a la marcha son blancos. Hay negros, blancos, latinos y asiáticos que participan en las protestas. Todos ellos están hastiados, hay una generación de jóvenes que no pretenden seguir viviendo en ese ambiente de discriminación e injusticia contra ellos y otros miembros de su comunidad.

¿Hay motivos para pensar que tiene tintes políticos?
Es una cuestión de derechos, derechos civiles, derechos humanos. El presidente Donald Trump dice que la culpa es de Antifa (antifascistas) porque él es derechista. Pero hay quienes piensan que son los derechistas y creyentes en la supremacía blanca quienes se inmiscuyen para dañar las protestas, no hay pruebas de ninguna de las dos instancias. A final de cuentas, los protestantes están interesados en un cambio en cuanto a las políticas brutales de la policía. Son protestas en busca de justicia en la sociedad para los grupos minoritarios del país.


Según Leticia Thomas lo que vemos hoy en los Estados Unidos son protestas que reclaman justicia para los grupos minoritarios de la sociedad norteamericana.


En otras latitudes se presentan desigualdades, ¿cómo se trasladan esas conductas de saqueos a otros lados?
Repito que no debemos confundir las protestas con los saqueos. Las protestas suceden por el sentimiento de opresión que viven los participantes y los que se solidarizan con ellos. Pero no podemos estar de acuerdo con los saqueos, no son parte de la protesta legítima para defender los derechos de los afroamericanos quienes se preparan con consignas, pancartas, etc. Los que cometen el vandalismo, quienes están haciendo los saqueos, no son los de las manifestaciones.

¿Cómo contrarrestan estas situaciones en momentos de caos?
En este momento se preguntan por qué los otros policías que participaron en el arresto y posterior muerte de George Floyd, no han sido arrestados. Recientemente la familia ordenó hacer un examen forense, aparte del oficial, en el que se determinó que había sido un homicidio a causa de asfixia, en comparación con el examen oficial que no fue tan detallado. Aún así, los cómplices no han sido arrestados a pesar de que fueron despedidos de la Policía. Sin justicia no hay paz, es la consigna. Llegó un momento que desbordó la situación. En Estados Unidos la comunidad afroamericana ha estado a la vanguardia en la defensa de los derechos de los afrodescendientes en la diáspora. Me parece que, en otras partes del mundo, ellos lo han visto como un modelo a seguir para que se hagan respetar sus derechos. Creo que en Panamá el racismo es más sutil. No se da como allá que el racismo ha sido legislado por muchos años y no se ha podido superar, aunque a simple vista hay muchas personas de la comunidad que han llegado a cargos muy importantes, como el presidente Barack Obama, por ejemplo. Siempre en las comunidades pobres mucha gente siente que no tiene una oportunidad. Los marginados tienen dificultades para lograr las oportunidades. Es la cultura de la pobreza, es difícil salirse sin apoyo para lograrlo. Igual aquí en Panama. Tenemos gente que no se ha educado, que sufren la marginación social.

¿De qué forma afectará esto a la recuperación económica del país?
Irónicamente, muchos de estos negocios aun estaban cerrados por la pandemia o estaban a punto de re-abrir. Con esto, han podido mover toda la mercancía de una vez. Para la gran mayoría de los negocios saqueados, sus pólizas de seguro se encargarán de reembolsarles las perdidas. Para las aseguradoras, es otra cosa.

¿Cómo se siente la comunidad afro cuando estos reclamos justificados derivan en saqueos?
Claro está que la comunidad no se siente bien. Pero también tenemos que ver que tener claro que como no le tienen confianza al sistema no les sorprende que se intente sabotear la causa para tornarla negativa. Tanto los afroamericanos como los blancos que marchan con ellos, que en casos los últimos los superan en número en las marchas, insisten que los saqueadores no los ayudan en la causa. Dicen que les dañan la protesta y deshonran el nombre de George Floyd, incluso la familia de la víctima salió a decir que no están de acuerdo con ello.

¿Cómo afectan estos hechos en la reelección de Trump?
Es interesante porque faltan cinco meses para las elecciones. Esto no se está viendo bien, debería ser el periodo de campaña más fuerte en circunstancias normales. Pero todo le ha salido mal. Pero primero le pegó el Covid-19 y una parte importante de la población piensa que Trump es culpable por no actuar a tiempo, luego el impacto sobre la economía del país que esta afectando a su base política cuando el había prometido una mejor economía que el presidente anterior y ahora estas protestas… Aunque el ha declarado públicamente que es el presidente de la ley y orden, no ha logrado detener lo que esta sucediendo.

¿Los Demócratas sacarán provecho de esto?
No creo que están sacando provecho. Lo que está sucediendo afecta a ambos partidos políticos.

Lo importante para los demócratas seria motivar a los votantes demostrando que tienen una oferta verdaderamente diferente.

¿Cómo califica la idea de Trump de militarizar las calles para controlar los disturbios?
Es una mala idea, esa no es la función de los militares. Para eso están la policía y la armada nacional que ya se han desplazado. ¿Qué van hacer los militares, tirar bombas y llevar tanques? Ellos no están adiestrados para controlar el público en su propio país. Me parece muy mala idea enviar las fuerzas armadas a atacar al pueblo.

martes, 2 de junio de 2020

Jefe de misión diplomática se lamenta por violencia en su país


Me entristece el asesinato de George Floyd. Mi corazón siente dolor por él, por su familia, describió Philip Laidlaw, jefe de misión diplomática de Estados Unidos en Panamá

Philip Laidlaw, jefe de misión interino de la embajada de Estados Unidos en Panamá, no puede evitar expresar su dolor y la difícil introspección que enfrenta su país.

Al culminar el mes de la etnia negra, el diplomático emitió una breve reflexión sobre el asesinato de George Floyd, afroamericano que murió asfixiado por policías de Mineápolis al ser esposado boca abajo, con la ayuda de otro de sus compañeros uniformados. Aunque se desarrollan investigaciones sobre posibles violaciones de los estatutos, su muerte desató protestas violentas en varios estados de la unión americana en los que se registraron innumerables saqueos y se decretó el toque de queda para intentar contenerlos.

En el mes de la etnia negra, no solo se celebran los logros de la comunidad afroamericana, "estas fechas nos recuerdan su persecución por ser quienes son", describió Laidlaw, quien fue nombrado el pasado mes de enero luego de que su antecesora, Roxanne Cabral, dejara Panamá.

"Me entristece el asesinato de George Floyd. Mi corazón siente dolor por él, por su familia, y por tantos otros que estuvieron en esa situación antes que él. Me enoja y me indigna que todavía esto esté ocurriendo. Estados Unidos está en su mejor momento cuando defiende la justicia, la equidad y la inclusión. Y es en momentos difíciles como estos, que podemos convertirnos en una sociedad más sólida", se lee en el comunicado.

Estados Unidos enfrenta una trágica pérdida y encara verdades incómodas "acerca de quiénes somos y cómo nos tratamos los unos a los otros", añade el jefe de misión.

"Aunque me entristece este momento oscuro, tengo la esperanza de que abordaremos estos retos, y comenzaremos el largo y difícil proceso de corregir errores históricos. Cuando lo hagamos, seremos mejores de lo que jamás hemos sido", finalizó el jefe de misión en Panamá.

Terrence, hermano menor de Floyd, condenó la violencia que protagonizan algunos manifestantes. Medios internacionales recogieron sus palabras: a veces me enfado y quiero reventar algunas cabezas también, aseguró a una entrevista a ABC News.

lunes, 1 de junio de 2020

Sindicalistas volverán a las comisiones de trabajo el miércoles


Se trata de uno de los únicos avances que tuvo la mesa económica ayer, en la que participó una representante de la OIT, para animar a los integrantes a lograr un acuerdo cuanto antes

Un mes después de instalada la mesa económica para encontrar coincidencias entre el sector empresarial, sindical y gubernamental con miras a la reapertura económica, aún no hayan puntos en común.

Ayer se realizó una sesión plenaria virtual con la intervención de la Directora de la Organización Mundial del Trabajo para Centroamérica y el Caribe, Carmen Moreno, según se enteró este diario, la especialista llamó la atención a los intervinientes para que se centren en buscar una solución en consenso dentro del plan de recuperación económica que vive el país.

Moreno solicitó a los integrantes de la mesa no desperdiciar el papel que tienen, como nunca lo han tenido, un papel de una altísima responsabilidad hacia miles de panameños aprovechando que cuentan con el apoyo institucional de la comisión "instaurada por la máxima autoridad del país, además del seguimiento de varias instituciones", indicó.

No obstante, además de las declaraciones de Moreno, los integrantes no informaron sobre avances sustanciales y nuevamente parece volver a un punto muerto sin llegar a concordancias en temas profundos y concretos.

Lo que sí lograron fue que los sindicalistas se reintegren el próximo miércoles a las tres comisiones de trabajo –asuntos sociolaborales, asuntos laborales, económicos y jurídicos para el trabajo y preservación del empleo, y la mesa de retorno gradual laboral y sanitario– de las que se levantaron el viernes pasado. Esto se logró luego de que un comité especial insistió el fin de semana en buscar acuerdos atendiendo las peticiones de los trabajadores que se ceñían a que se cuente con un suplente en la mesa y se le diera derecho a voz a los asesores. Situación que se concedió con tiempo limitado por la cantidad de voceros que representaría en los diálogos, al menos 16 personas.

Esto fue un tema que llamó la atención de Moreno, quien "actuó sorprendida por las horas invertidas en la discusión en las voces participativas cuando afuera hay miles de personas sin trabajo", comentó uno de los participantes a este diario.

La parte sindicalista se resiste a un cambio en el Código de Trabajo, mientras que los empresarios proponen una reforma temporal para flexibilizar las normas y reactivar los empleos gradualmente.

Este medio conoció que se va a trabajar en una declaración conjunta para reforzar el espíritu de apoyar el empleo. No obstante, en el fondo se ve lejana la posibilidad de alcanzar un acuerdo pronto, por la distancia de las posturas mencionadas.

Por otro lado, hay amenaza de los sindicatos más rígidos de salir a la calle, en caso de que se oficialicen las reformas temporales al Código. "El gobierno tiene la tarea de demostrar liderazgo, deben hablar claro a la ciudadanía, con cifras, y si es posible sostener a los suspendidos con subsidios, en caso de que no sea así, tomar las disposiciones", indicó uno de los participantes.

viernes, 29 de mayo de 2020

Diálogo de la mesa tripartita enfrascado


El lunes las partes retomarán las conversaciones en temas puntuales como la reincorporación y jornadas laborales

La mesa plenaria tripartita cerró sin avances sustanciales este viernes luego de una reunión maratónica de 5 horas. El gobierno, representado por el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), el sector empresarial y gremios sindicalistas, se sentaron a conversar sobre la metodología laboral que deberá seguirse en la reapertura gradual de los bloques económicos. No obstante, se estancó cuando los participantes, en su mayoría trabajadores, solicitaron definir quiénes podían participar de la reunión, cuando el tema ya había sido agotado en mesas anteriores. "Decían los trabajadores que querían más participantes en la mesa, y eso ya se había definido, hay un principal y un suplente por cada parte en cada una de las mesas de trabajo, querían que se habilitaran a quienes estaban participando", manifestó Aida Michelle Maduro, secretaria del Sindicato de Industriales de Panamá.

El primero de mayo, se instalaron tres mesas de trabajo –asuntos sociolaborales, asuntos laborales, económicos y jurídicos para el trabajo y preservación del empleo, y la mesa de retorno gradual laboral y sanitario– con el objeto de que las partes se pusieran de acuerdo en la reincorporación de los más de 200 mil trabajadores suspendidos, las jornadas laborales y asuntos relativos a la reapertura.

No obstante, la inconformidad de los trabajadores y de algunos miembros del sector empresarial, es que mientras se dialogaba sobre el temario, el gobierno emitió decretos sin consultar a las partes sobre asuntos en discusión. Esto ha generado la molestia de los trabajadores y empresarios, pero más de los primeros, quienes amenazaron este jueves con levantarse de la mesas de trabajo alegando que fueron ignorados en sus planteamientos.

El Mitradel se comprometió a considerar a la mesa ante de hacer cualquier legislación. Los sindicatos no admiten cambios al Código de Trabajo, aunque sea de manera temporal en temas específicos, "pero no hay un ambiente positivo de parte de los sindicatos", indicó uno de los participantes. Los sindicalistas señalan que se debe mantener el Código de Trabajo y que el gobierno financie a todas las personas suspendidas o afectadas por la pandemia, "una posición irreal porque el Estado tiene la finanzas deterioradas y hay que fijarse en la forma en que se reactive la economía con el empleo. De salida no aceptan cambios", añadió esta persona.

De acuerdo a Abelardo Herrera, representante de la Confederación Unificada de Trabajadores de Panamá, uno de los puntos de desencuentro se ciñe a la suspensión de los contratos de trabajo y su reactivación gradual, ya que las medidas de higiene restringen la cantidad de empleados que pueden volver a sus puestos de trabajo. De igual forma, el sector privado no tiene la capacidad para reactivar a todo el personal debido a la falta de liquidez después de haber permanecido cerrados por dos meses.

Herrera acusó al gobierno y empresarios de "hacer una legislación paralela a la que está ahora", además de ignorar los planteamientos que proponen.

Maduro recordó que la mesa no es una de negociaciones, sino de diálogo, para ponerse de acuerdo en la forma en que se reactivarán las empresas.

Si no se logra un acuerdo en la mesa el gobierno tendrá que tomar alguna medida laboral. "El Código de Trabajo habla de una suspensión de contratos hasta por cuatro meses, pero ya estamos muy cerca de llegar a los cuatro meses. Desde el punto económico la pandemia va a incidir más de este tiempo, especialmente en la industria turística, mientras tanto, las empresas tendrán que establecer nuevos modelos de servicio con una demanda raquítica", añadió el participante que pidió obviar su nombre.

Este lunes debe arrancar el segundo bloque de apertura que aglomera a la minería y la construcción de infraestructuras del Estado, sin embargo, hasta horas de la tarde de este viernes, el sector de la construcción no había sido informado sobre qué proyectos se reactivarían y en qué parte de la República, decisión que está a cargo del Ministerio de Salud, en materia sanitaria.

El Mitradel envió una nota de prensa sobre la mesa plenaria en la que se vanagloriaba del diálogo convocado por la institución, en el que participaron 50 personas y se acordó revisar la estructura de las comisiones, se profundizó sobre las normas sanitarias y laborales que han dictado y los temas que deben ser regulados.

El viceministro de Trabajo, Roger Tejada, explicó que los decretos emitido en materia laboral buscan aclarar los escenarios para que se cumpla la ley. “Estamos salvaguardando el empleo con las acciones que hemos venido ejecutando de forma transparente y responsable en beneficio de los trabajadores y empleadores, hasta la fecha más de mil trabajadores han sido reintegrados a sus puestos de trabajo", destacó el Viceministro Tejada.

El Decreto Ejecutivo número 96, del 20 de mayo, dicta que las empresas que reactiven operaciones podrán acordar con los trabajadores reintegrados una reducción de jornada laboral durante la vigencia del Estado de Emergencia, aplicando lo establecido en el Decreto 71 del 13 de marzo de 2020 y el Decreto 85 del 2 de abril de 2020.

Violencia doméstica y narcotráfico, los delitos más denunciados


El portal tupista.org proporcionó la lista de denuncias anónimas que recibió en cinco meses

Delitos por tráfico de drogas y violencia doméstica son los que más se han denunciado en la página de www.tupista.org. De enero al 17 de mayo, tiempos en que el país se ha mantenido bajo restricción de movilidad a causa de la pandemia, el portal de Crime Stoppers recibió 188 denuncias por violencia doméstica, mientras que por tráfico de estupefacientes se registraron 165 alertas de la ciudadanía que se atrevió a denunciar los hechos que ocurren en sus barriadas o que observan en su comunidad.

La corrupción es un tema que preocupa a los ciudadanos que elevaron 85 acusaciones, seguido de lavado de dinero, con 64, así como las extorsiones (55), el contrabando de cigarrillos (47), maltrato a los animales (44), medio ambiente con 24, homicidios 18 y denuncias en los centros penales 14. En total se recibieron 820 delaciones por distintos delitos plasmados en la gráfica adjunta.

El portal mantiene un segmento de los más buscados por la Policía panameña, en el que enlista más de 40 requeridos con nombres y apellidos, fotografías y el delito por el cual son acusados: homicidio, drogas y asociación ilícita o pandillerismo predominan.

La idea del portal que opera a nivel internacional, es facilitar a la ciudadanía un canal de comunicación con las autoridades, de forma anónima para denunciar irregularidades que puedan ser atendidas por las autoridades.