viernes, 26 de junio de 2020

'Cortizo convocará a un gran diálogo nacional para redefinir el rumbo del país'



El secretario general de partido gobernante Revolucionario Democrático, avanzó que el próximo 1 de julio, cuando el mandatario Laurentino Cortizo pronuncie su discurso a la nación en la segunda legislatura de la Asamblea Nacional, convocará a un gran diálogo nacional y contará con el respaldo de la bancada oficialista

Pedro Miguel González, secretario general del PRD.


Las diferencias, o 'falta de coordinación', entre el Ejecutivo y el oficialista Partido Revolucionario Democrático (PRD), que cuenta con la porción mayoritaria en la Asamblea Nacional, parecen ablandar posturas ante la inédita situación económica y sanitaria que amenaza al país. Pedro Miguel González, secretario general del colectivo, avanza la tónica que tendrán las palabras del mandatario Laurentino Cortizo en la inauguración del segundo periodo legislativo el próximo 1 de julio. Señala que realizará un llamado a todas las fuerzas vivas del país para que participen en un gran diálogo Nacional. Una forma de reenrumbar la gestión gubernamental con el apoyo de la bancada, fortalecer la relación entre el Estado y los distintos actores sociales del país, y que las conclusiones de dicho diálogo necesariamente requerirán de una reforma a la Constitución. Una iniciativa, sin embargo, que antes debe atender situaciones apremiantes, controlar la pandemia y ejecutar un plan de reactivación económica que por ahora no ve la luz para restablecer el bienestar de la ciudadanía y especialmente de quienes quedarán desempleados a causa de la pandemia de covid-19.

¿El presidente ha anunciado un golpe de timón, de qué se trata?
Hay una nueva realidad que hay que afrontar con la pandemia. El Partido Revolucionario Democrático regresó al gobierno después de dos décadas. Durante los primeros meses de gestión se veía la secuela de una economía desacelerada que se vivió durante la última gestión gubernamental, se esperaba que el 2020 fuera un año de recuperación económica, pero la llegada de la pandemia agudizó la crisis económica. En el ínterin se han visto muchos cuestionamientos sobre la falta de transparencia en la gestión y se exacerbaron los ánimos. Esta es la primera vez en que el PRD gobierna y el liderazgo del Ejecutivo está diferenciados del colectivo. Es por ello que durante los primeros 10 meses de gestión no se dio el acompañamiento que debió haberse dado. Es por eso que en los últimos dos meses hemos trabajado duro para provocar un reordenamiento de las fichas en el poder y estamos esperando que previo al 1 de julio se hagan los cambios en las figuras gubernamentales que le permitan a personas connotadas del partido entren a la cancha. Gente con experiencia que sabe cómo hacer las cosas de gobierno para respaldar la gestión de gobierno y al mismo tiempo se espera un mensaje el 1 de julio del Presidente en el que convoque a los dirigentes de los partidos políticos a un gran diálogo nacional para un pacto social y redefinir la relación entre el Estado y los distintos actores sociales.



¿Cuáles serían para la bancada los actores que deben entrar a la cancha?
No pudiera mencionarte nombres, hay una gran alternativa de opciones en el partido que están a la mano del Presidente Laurentino Cortizo y nosotros esperamos que ese vínculo gobierno - partido se afiance con las decisiones que el presidente tome. Hay muchos profesionales en el partido, técnicos y políticos, que están en capacidad de entrar a la cancha y ayudar a hacer una gestión como corresponde en esta nueva realidad.

¿En qué tópicos estamos hablando?
En todos, a nivel de Gabinete como a nivel de instituciones descentralizadas o gobiernos provinciales que entiendo que será objeto de revisión en las próximas semanas. Pero lo importante es que se de la sinergia como ocurrió en el pasado en los gobiernos de Ernesto Pérez Balladares y de Martín Torrijos para poder hacer el bueno gobierno con el que el PRD y el Presidente se comprometieron en campaña. Para nosotros de esta manera sería el 1 de julio una especie de relanzamiento de la gestión del Presidente.

¿Ese relanzamiento es que ahora sí cuenta con el respaldo de la bancada o con toda la membresía?
Sí, lo que hubo durante las dos primeras legislaturas de la actual Asamblea, fue la falta de coordinación, desde las instancias de la dirección del partido. Fue lo que ocurrió, ex profeso puesto que al no existir este acercamiento como se está dando a partir de algunas semanas, habría sido mucho más contraproducente que la bancada del partido lanzara una línea política a la bancada de diputados que pudiera de alguna forma contrastar con el planteamiento del Órgano Ejecutivo. De modo que ahora que se está haciendo esta coordinación, partido de gobierno y Asamblea Nacional, creemos que podemos tener un bancada del PRD que hace mayoría en la Asamblea junto con nuestros aliados, más disciplinada.

¿Qué fue lo causó el cambio?
Es la nueva realidad que después de más de 40 años vive el PRD. En esta etapa postinvasión nos tocó gobernar en dos ocasiones y el Secretario General del partido era también el Presidente de la República y los principales ministros también eran parte de la dirección del partido, en ambos gobiernos. De modo que ese enlace de la estructura partidaria con la gubernamental se confundía. En esta producto de varias discusiones que se hicieron, en el PRD se tomó la decisión de diferenciar los liderazgos y aprendiendo a caminar en esta curva de aprendizaje de más de 10 meses, llevó finalmente a que quienes dirigen el gobierno, entender que para hacer un buen gobierno se requiere el respaldo de las fuerzas políticas.

¿En qué consiste realmente el golpe de timón, además de cambiar actores del gabinete?
De eso se trata, la gestión de gobierno de Cortizo en los primeros meses fue la gestión en curso de un país desacelerado económicamente. Como lo podrá señalar en su discurso del 1 de julio en la Asamblea Nacional, se cumplió en un altísimo porcentaje lo que se planteó cuando tomó posesión. Sin embargo, la nueva realidad obliga a nuevos entendimientos. Este golpe de timón debe representar un nuevo inicio para los panameños. Por eso es importante que la convocatoria que haga el Presidente a ese gran Diálogo Nacional, sea concurrida por todos los actores sociales de modo que podamos discutir la nueva realidad y ponernos de acuerdo en cuál sería la relación del Estado con cada uno de los sectores. Si queremos un sistema sanitario, de Salud, que tenga la capacidad de afrontar no solo ésta sino futuras pandemias, con un mejor resultado para la sociedad, un sistema educativo que sea un verdadero instrumento de transformación de movilidad social, y queremos un Estado robustecido, es importante que se revise la relación del Estado con sectores estratégicos. En esto quiero enmarcar al sector de telecomunicaciones, al sector minero, al energético, de los puertos, al de turismo, de aeronavegación. Hay una serie de sectores estratégicos que deben ser revisados en su relación con el Estado de manera que pueda fortalecerlas y podamos tener un Estado con capacidad de generar mejor salud y educación y generar la riqueza.

¿No cree que esto puede atentar contra la seguridad jurídica de las empresas?
Claro que no. Puede ser redefiniendo relaciones al vencimiento de los compromisos.

¿Existe una hoja de ruta trazada para el Diálogo Nacional que menciona?
Sin duda el gobierno tiene una hoja de ruta en lo inmediato, por un lado para reactivar la economía y por otro para atender un problema fundamental como el la seguridad social. Ahora el país tiene un poco más de conciencia de que esta nueva realidad ha tirado muy por debajo los ingresos de la Caja de Seguro Social (CSS), la cuota obrero patronal prácticamente no se está pagando y de ahí se financia el programa de pensiones y es necesario que se tomen decisiones tanto en la reactivación económica tanto en el caso del programa Invalidez, Vejez y Muerte de la CSS, para que a partir de los próximos meses los jubilados puedan cobrar sus pensiones. En lo estratégico, es preciso una dosis de madurez de los actores sociales y políticos para aterrizar en acuerdos de estado que permitan trascender esta administración pero se cumplan. Evidentemente tendrían que pasar por una reforma a la Constitución para balancear los poderes del Estado. Que se afiance la descentralización y la participación ciudadana. Por otro lado, debe en cada uno de los sectores mencionados, revisar la legislación de modo que podamos tener un estado más robusto.

¿Qué vamos a atender primero, el diálogo o la situación económica?
Retornar a una normalidad económica puede tomar años, las discusiones deben tener un inicio paralelo, al menos. Pero se percibe generalizadamente, que todos los gobiernos de alguna manera han favorecido a los grandes intereses económicos, llegó la hora de favorecer a los sectores populares a través de una nueva relación de los sectores populares con el gobierno, y esta realidad no puede ser sólo con la elite. El estado debe darle un respaldo al sector agropecuario, desde las instituciones de la banca privada que presten al sector de manera mucho más ágil y que éstos recursos que se han estado gestionando a nivel externo puedan canalizarse a ese sector. Por otro lado, la microempresa que representa un altísimo porcentaje de la población económicamente activa, cómo organizar la economía para los pequeños productores. Quizás las grandes empresas tengan liquidez para iniciar sus funciones, pero el micro empresario durante la pandemia habrá perdido su liquidez y que el gobierno le presente una propuesta que pueda satisfacer sus necesidades. Los partidos políticos en la última reunión no se sintieron satisfechos con las explicaciones que dio el Ministerio de Economía y Finanzas y por eso es importantísimo que el gobierno de luces importantes sobre este tema en su discurso en la Asamblea y se pueda dar una reunión con partidos políticos y los principales actores del sector empresarial y laboral para que haya más claridad sobre lo que debe ser la dinamización inmediata de la economía.

¿Por qué la bancada hizo una reunión en un restaurante en plena cuarentena?
Se hizo una convocatoria en un local distinto, cercano, una sala de eventos para cumplir con las normas sanitarias que estaba a dos cuadras del restaurante, sin embargo nos fue imposible concretar la cita, y a mí me tocó la decisión de mover la reunión para poder conseguirlo. Es verdad que se habilitó un restaurante pero no hubo servicio de comida ni bebida. No se incumplió con ninguna norma porque las personas que se convocaron están exentos de la aplicación del decreto, pero se ha hecho una tormenta en un vaso de agua.

La mayor parte de la población está en una cuarentena, se perciben desconectados de la población...
Tienes razón en eso, fue un error de cálculo en ese momento y vamos a pagar un altísimo precio político y también económico. Inmediatamente a la mañana siguiente emitimos un comunicado pidiendo disculpas a la ciudadanía y aunque jurídicamente no hay mayor argumento para la sanción, hemos tomado la decisión de no continuar con este debate y decidimos pagar la multa y estamos en ese proceso con simpatizantes y amigos que quieran colaborar.

El gobierno ha perdido mucha credibilidad, ¿cómo piensan recuperarla?, no solamente el Ejecutivo, sino la Asamblea Nacional...
Yo pienso que por un lado hay una gran cuota de responsabilidad en el Presidente de la República. Él tiene constitucionalmente la potestad para hacer los cambios en el equipo de gobierno, en función de estos cambios ganará o no credibilidad. Tan alta sea la credibilidad del Presidente con estas designaciones, así mismo será el pedestal del cual le hablará al país el 1 de julio. Por otra parte está el contenido del mensaje que debe ser desde mi perspectiva, en el que no se pregone sino que se cumpla con el ejemplo, desde la cabeza del gobierno. No solo en el tema de la Asamblea Nacional sino de todas las instituciones. Este país se ha complicado con tantos escándalos de corrupción porque el ejemplo vino desde la cabeza, en la misma forma debe venir el ejemplo para enderezar las cosas. Nosotros como partido, que cuestionamos durante 10 años la corrupción de otras administraciones, no vamos a renunciar a esa bandera y vamos a insistir en que desde la más alta gerencia del gobierno se transmitan los mensajes en esa posición.

Si no hay credibilidad no hay autoridad moral o política y así difícilmente se puede liderar un país. El Presidente está en un momento importantísimo, estratégico para tomar las decisiones que corresponden y reenrumbar al país hacia un puerto seguro pero no puede hacerlo solo, tiene que hacerlo con la sociedad en su conjunto.

Eso es lo que esperamos los ciudadanos, que prediquen con el ejemplo. La misma Asamblea ha efectuado contratos cuestionados, ni siquiera han dado cuentas de los millonarios contratos que realizaron la pasada Asamblea...
Yo creo que el planteamiento del presidente el próximo 1 de julio debe incluir un componente importante sobre el tema de la transparencia y la buena gestión pública. No solo eso, después de la fecha las acciones inmediatas deben apegarse a ese planteamiento. Como partido seguimos planteando como una bandera la actuación con transparencia y el uso eficaz de los recursos del estado, no para apuntalar negocios ni de funcionarios públicos o empresarios corruptos, sino para llevar adelante los planes que prometimos en campaña electoral.

BIOGRAFÍA
  • Nombre: Pedro Miguel González Pinzón
  • Fecha de nacimiento: 1 de enero de 1965, ciudad de Panamá
  • Ocupación: secretario del Partido Revolucionario Democrático, ingeniero civil, abogado.
  • Experiencia: Actual secretario General del Partido Revolucionario Democrático. Fue diputado de la Asamblea Nacional de Panamá y del 1 de septiembre de 2007 al 31 de agosto de 2008 fue su presidente. La elevación de González como presidente causó controversia por motivo de las acusaciones del gobierno de los Estados Unidos contra González. González es requerido por el gobierno de los Estados Unidos acusado de matar a Zak Hernández, un soldado estadounidense, en 1992 en territorio panameño. La Secretaría de Estado de los EE. UU. Condoleezza Rice regañó al gobierno de Panamá y calificó la presencia de González de «profundamente problemática». En las elecciones de 2009 intentó reelegirse como diputado pero fue derrotado por el candidato opositor en su circuito y perdió su escaño. Tras las presiones de renuncia a todo el Consejo Ejecutivo Nacional (CEN), renunció pero se presentó candidato y fue electo para ser parte del CEN provisional que reestructurará el partido siendo Primer Subsecretario. En las elecciones de 2014 salió electo por el PRD en el circuito electoral 9-3. En octubre de 2014 fue asignado por el pleno de la Asamblea Nacional de Diputados como fiscal en el caso del magistrado de La Corte Suprema de Justicia Alejandro Moncada Luna.


No hay comentarios:

Publicar un comentario