viernes, 24 de enero de 2020

Panamá reprobó en el Índice de Percepción de Corrupción, según TI


La medición anual de Transparencia Internacional no revela mejoría en la lucha contra la corrupción en el sector público. Panamá se situó en el escalafón 36 de 100, como el mejor

Panamá empeoró tres puntos en la medición del Índice de Percepción de la Corrupción en el sector público, encuesta que publica anualmente Transparencia Internacional. En 2015, el Istmo obtuvo calificación de 39 (sobre cien, como la mejor calificación), pero en 2019 bajó tres puntos situándose en 36 o en la posición 102 de los 180 países medidos. En esos cuatro años no ha superado los 39 puntos que alcanzó en 2015. Pasó por 37 (en 2017 y 2018) y 38 (2016). El resultado actual es igual al de Kosovo, Perú, Bosnia y Herzegovina, o al de Tailandia.

En Latinoamérica el puntaje más bajo, 17, es de Venezuela, comparado al rango que obtuvieron países como Corea del Norte (17). Guinea Ecuatoriana (16), Sudán (16), o Haití (18). Somalia es el último país de la lista con 9 puntos de 100, mientras que el mejor calificado fue Nueva Zelanda (87) sitial que ha liderado por cuatro años consecutivos, aunque hace cuatro años se ubicó con (91) puntos. El segundo es Dinamarca con 87, Finlandia 86, y Suiza con 85 (ver tabla en La Estrella de Panamá).

Más de dos tercios de los países del mundo están reprobados con menos de 50 puntos de calificación donde 100 es la mejor pero ningún país logró el puntaje perfecto.

En Europa se percibe más transparencia que en Asia, África y América. Esta región tuvo una calificación promedio de 66 que ha sostenido desde hace 3 años. África, no obstante, no ha podido salir de la zona roja con 32 puntos a nivel regional.

La buena noticia en este informe fue para Argentina, Costa de Marfil y Guyana, que mejoraron en los últimos 7 años 8, 8, y 9 puntos, respectivamente. En cambio, Hungría, México y Malta empeoraron su condición con 9, 7 y 6 puntos, respectivamente.

El estudio también midió el rol del populismo en el mundo, figura que está ganando poder y socavando la democracia. De acuerdo a TI, las tasas de corrupción pueden jugar un papel importante y contribuir a aumentar el apoyo para candidatos populistas.

Llama la atención que 40% de los líderes populistas enfrentan acusaciones penales por corrupción. En Estados Unidos, Brasil y República Checa, los líderes hicieron campaña contra la corrupción, pero amenazan con socavar las mismas instituciones que fueron elegidos para representar, El informe observa que el 94% de los países donde ocurren asesinatos políticos tienen serios problemas de corrupción.

Como parte de las recomendaciones del estudio para detener la corrupción, se sugiere fortalecer las instituciones y preservar la división de poderes; cerrar la brecha de implementación entre la legislación anticorrupción, su práctica y cumplimiento; empoderar a la ciudadanía para que exijan rendición de cuentas y proteger las libertades de prensa para que ningún periodista tema por su vida al reportar sobre la corrupción.

El estudio une el debilitamiento de la democracia con el aumento de la corrupción, situación que afecta elecciones libres e imparciales, la dependencia de las instituciones, los derechos políticos de la población, como el de protestar, y los derechos civiles como el derecho a un juicio imparcial.

El IPC de 2018 se nutrió de 13 encuestas y evaluaciones realizadas por expertos para medir la corrupción en el sector público de 180 países y territorios, a los cuales se les asigna una puntuación de 0 (corrupción elevada) a 100 (transparencia elevada).

No hay comentarios:

Publicar un comentario