jueves, 20 de junio de 2019

Comparece el octavo testigo en el caso de pinchazos

El Ministerio Público estrena hoy un nuevo testigo en el Juicio Oral contra el expresidente Ricardo Martinelli conocido como pinchazos, acusado de cuatro delitos. Es el octavo de 78 testigos que tiene programada la fiscalía para probar la tesis de que Martinelli fue el autor intelectual de las intervenciones telefónicas, seguimientos y de la desaparición de dos equipos de escuchas que se emplearon en el Consejo de Seguridad durante su administración gubernamental.

Ayer el Tribunal liberó al testigo Mitchell Doens, y le se mantuvo en su decisión de que a partir de la culminación de su testimonio, no podrá participar de las audiencias porque se puede contaminar de lo que declaren otras víctimas, pues podrían caber nuevos recursos en el proceso.

Una de las últimas declaraciones de Doens, a pregunta de la querella, se refirió a los detalles que surgieron en uno de los intentos para explorar un acuerdo entre las partes. Esto surgió mientras Martinelli se encontraba detenido en El Renacer, y la defensa, según el testigo, invitó a la querella a hablar con su cliente en vías de lograr un acuerdo. Doens y el abogado David Cuevas, asistieron en representación de la querella y se reunieron con el acusado, encuentro que estuvo antecedido por una nota escrita de los abogados quienes dejaban plasmado que la reunión se realizó a petición de la defensa. Esto a fin de evitar rumores o malos entendidos sobre el encuentro.

Finalmente no hubo acuerdo porque los querellantes no aceptaron la oferta de Martinelli. Una de las condiciones radicaba en que los querellantes debían solicitar a la Corte la paralización del proceso por dos meses mientras se ponían de acuerdo las partes. La segunda consistía en un resarcimiento a cada una de las víctimas (49 en total) con $75 mil.

Al finalizar su declaración ante el Tribunal, Doens dijo sentirse satisfecho de que la justicia haya atendido el caso, pues rompía la regla de que los casos de alto perfil se mantuvieran en la impunidad. "Se da una lección de que los poderes fácticos tienen que respetar la Ley, no son dioses del Olimpo que nadie puede tocar", manifestó el testigo.

Al finalizar la sesión del jueves, el juez reunió a las partes para solicitar que sean más precisos en los cuestionamientos que tienen preparados para los testigos y evitar la repetición de las preguntas, considerando que aún hace falta que comparezca la mayor parte de ellos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario