domingo, 23 de diciembre de 2018

‘Nosotros no vamos a claudicar, tenemos en esta lucha más de 15 años’

El sector agropecuario tiene las botas puestas. Emplaza al Gobierno para que resuelva los 9 puntos claves para el despegue del agro. A pocos meses de abandonar el poder, insisten en que el Presidente debe evaluar los tratados comerciales y establecer políticas de Estado

La comunicación entre productores y el Gobierno no se ha reanudado a pesar de que ambas partes han llamado al diálogo. Los ganaderos, cansados del abandono constante de los gobiernos de turno, sigue a la espera de la invitación de la Presidente para que discutan el pliego que contiene 9 puntos claves para el sector. No obstante, considerando el tiempo que falta para el cambio de administración gubernamental, es probable que la tarea quede para el próximo gobierno y con esto se alimente la desesperanza del sector en contar con una política de Estado. Euclides ‘Quilito’ Díaz, secretario ejecutivo de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan), insiste que el sector no caludicará hasta ver solucionado el pliego, ya sea en este o en el próximo gobierno.

¿Cómo se siente tener al presidente Juan Carlos Varela como miembro de la Anagan en estas circunstancias?
Bueno, él se siente mal cuando nosotros vamos y siempre nos reclama que él también es ganadero.

¿Siendo un miembro de Anagan, no hay una sintonía con su realidad?
Yo creo que la composición de la sociedad indica que en el comercio es donde más riqueza hay. Colón es un ejemplo, el porcentaje per cápita es el más alto pero es donde más pobreza hay. Sin embargo, ahí hay una cúpula de comerciantes. Reza una refrán que dice que ‘el que tiene más saliva traga más harina’, yo supongo que ese grupo de importadores es muy importante y no les gusta que intervengan en sus negocios.

¿De quien se hace acompañar el Presidente cuando asiste a las reuniones con la Anagan?
De un gentío. El 16 de agosto nos prometió una reunión en diciembre para hacer una evaluación de lo hablado, pero se les olvidó. Hemos tenido que ir a la calle para recordarle.

¿Han tenido contacto con el presidente desde la manifestación, tal vez en forma privada, para reactivar el diálogo?
No. Comunicación directa personal no. Solo los comunicados de ambas partes en las que se invita a sentarnos nuevamente al diálogo.

Si ambos están propiciando el diálogo, ¿qué hace falta para que esto ocurra?
Tiene que darse. Diciembre no es una fecha caprichosa para las organizaciones. Es producto del diálogo que hubo en agosto en la Casa Amarilla de la Presidencia donde planteamos el pliego de 9 puntos. Ese día, el Presidente nos dijo a todas las organizaciones presentes que haríamos una reunión en diciembre, sin precisar el día, para evaluar los acuerdos discutidos en agosto. De pronto el Presidente dijo que haríamos una reunión intermedia, en octubre, y la diciembre era la evaluación final. En octubre nos sentamos a hablar después de que le enviamos una serie de notas. Pero la diciembre,  a pesar de haber enviado las cartas donde le solicitábamos volver a diálogo porque las medidas adoptadas no estaban dando los resultados que esperábamos. Pero no nos dio la fecha.

¿Cuál es su siguiente paso?
Necesitamos volvernos a reunir para evaluar las medidas evaluadas en agosto.

¿Qué tiene que pasar para que eso ocurra?
Que el Presidente nos diga dónde y cuándo.

No es aceptable la forma violenta en la que se comportaron algunos productores durante la manifestación, ¿qué tiene que decir sobre eso?
Como productor y dirigente te digo que la única diferencia entre lo que sucedió el martes y lo que había ocurrido una semana antes, es que en la última estaban dos ministros pero en realidad fue la misma actuación de represión que hubo. Es verdad que los productores estaban desesperados y hubo un descontrol. En mi experiencia, después de haber vivido las manifestaciones cuando se negoció el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, ahí hubo falta de experiencia y descontrol de ambas partes.

¿Qué expectativas tienen ustedes con respecto a la petición de que el gobierno evalúe y modifique los Tratados de Libre Comercio?
Queremos que evalúen. Si no lo hacemos así, esos compromisos que se firmaron en momentos en que había una moda para la globalización que no ha resultado como tal, qué podemos esperar. El gobierno de Estados Unidos ha iniciado una ronda de evaluaciones de sus acuerdos, ¿por qué nosotros no podemos hacer lo mismo?

Sea realista, ¿usted cree que este gobierno a meses de dejar el poder va a ponerse a evaluar los TLCs?
La decisión de este gobierno, aunque la tome faltando 30 días para dejar el poder, es sumamente importante. Marca un camino, no estamos hablando de políticas de corto plazo, sino de Estado. No se trata de que sea un gobernante, sino que éste le pase la batuta al siguiente corredor. Es bien importante para nosotros que el Presidente lo entienda y que tome una decisión, ya sea hoy o faltando un día para acabar su mandato.

Si eso no ocurre, ¿qué pasa?
Seguiremos en la lucha de tratar de empujar una política de Estado para el agro. Nosotros no vamos a claudicar, tenemos en esta lucha 15 años.

¿Qué tanta flexibilidad tendrán como para que se cumplan los 9 puntos de pliego?
Nosotros salimos de la reunión de agosto conformes con los puntos diseñados y avanzados. Confiábamos que juntos cumpliríamos los acuerdos. Iniciamos muy bien, el tema de la evaluación de los acuerdos no se definió muy certeramente, el Presidente tampoco dijo que no. Pero se avanzó en los asuntos de aduana, que se pusieran en línea Aduana, Aupsa y el Minsa, que se iban a realizar un proyecto de ley que derogaba el Decreto 11 de 2006 que creaba la Aupsa, llegamos al acuerdo de que Aduana pondría en línea la información correcta, cosa que se hizo hasta septiembre y después se dejó de hacer.

Ustedes se quejan de que el gobierno no hace caso a sus necesidades, ¿por qué pedirles a ellos que evalúen los tratados si ni siquiera entienden sus necesidades?
(risas) Yo no he dicho que ellos no pueden hacer una evaluación.

Pero si no se entienden...
El tema es que hay un gobierno que le corresponde hacer su trabajo, hay mil maneras de hacerlo. Puede ser a través de consultorías, colaboración, etc. el tema es que nosotros representamos una porción importante del sostenimiento de la economía, un 33% de la población que reside en las áreas rurales. Si para un gobernante esta porción de la población, que resulta de las más pobres, y que atenta contra la seguridad de la población a consecuencia de las migraciones, entonces ¿dónde estamos? Esto no se trata de que no hacer clic, sino que tienen que cumplir las obligaciones por las que fueron electos.

¿No cree que debe haber un mea culpa por no prepararse a tiempo?
Cuando se hace la negociación de los Tratados es como si se tomara una fotografía. En ese momento le dijimos al gobierno que con Nicaragua no podíamos competir en carne jamás porque ellos tenían una estructura de organización muy fuera de nuestra realidad y además con Centroamérica teníamos un problema con los lácteos. Pero esa es una foto, la economía es cambiante, dinámica. Estos países han cambiado su estructura política, etc. Con Estados Unidos no tenemos problema.

¿Qué tratados de libre comercio quiere que revise el Gobierno?
Hay un tema de integración con Centroamérica, esa región no la vamos a poder cargar. Nos metieron en ese asunto de querer ser parte de esa región.

El gobierno ha dicho que ha detenido las importaciones de Nicaragua y Costa Rica...
Si, pero están detenidas con un principio de requisito de desempeño a través de un Decreto y los centroamericanos han establecido un mecanismo de discusión. Ahí vamos a quedar como la pelea entre Panamá y Colombia, un diálogo de sordos.

Pareciera que los productores están apostando a Laurentino Cortizo, ¿qué cree que él va a hacer por ustedes?
Nosotros afortunadamente hicimos de forma muy ordenada un pliego de 9 puntos que atiende las principales aristas que pueden haber en la base de la planificación a mediano y largo plazo. Nosotros no estamos pensando en el próximo candidato, sino concentramos en estos puntos, cualquier candidato que quiera saber cuáles son los problemas del sector puede leerlo y hacer propuestas.

¿Hubo infiltración política en las manifestaciones, como acusa el gobierno?
Cuando se hace un acto de masas pueden llegar personas que nadie conoce. También nos enteramos que habían agentes de los estamentos de seguridad vestidos de ganaderos, en una concentración de esa magnitud no sabes qué tanta gente llega. Eso no debe ser el tema, los gobernantes deben estar por encima de eso.

¿Qué candidato plantea soluciones reales para el agro?
Todos, bueno nosotros no hemos tenido reunión con ellos. Tenemos planificadas reuniones con cada uno de ellos para conocer sus opiniones. Estamos trabajando en la organización de un foro sectorial con cada uno. Yo diría que el único productor agropecuario es Cortizo, pero Juan Carlos Varela también era miembro de la Anagan cuando candidato.

¿Qué hay de cierto que usted tiene una relación personal con una de las principales empresas exportadoras de carne?
La relación es profesional porque yo soy el secretario ejecutivo de la Anagan, y Halfen es un socio de la empresa que representa el 45% del sacrificio nacional. Si los productores que venden materia prima a los industriales, y ese 45% no se conversan, no se puede entender lo que está sucediendo. No se trata de amistad, sino de orden profesional, el secretario ejecutivo de Anagan tiene que conversar. Yo también tengo muy buena relación con otros empresarios.

¿Eso se podría interpretar como juez y parte?
No.

¿Considera que la Anagan debe continuar con los estatutos actuales?
Estos estatutos se modificaron hace 3 o 4 años y se adecuaron a la nueva realidad, se crearon comisiones permanentes, se asemeja más a un directorio corporativo.

¿Cómo se escoge al presidente de Anagan?
Se escoge de entre los presidentes de los capítulos provinciales que son 10.

¿Hay una votación de todos los agremiados?
No, entre ellos son los que votan.

Pero así no hay representatividad...
Eso se ha discutido bastante. Si todos votaran, donde se hiciese la Asamblea podría salir el presidente porque movilizar gente es muy difícil.

¿Han pensado cobrar una mensualidad por pertenecer a la asociación?
Teníamos una cuota ganadera que fue demandada por inconstitucional. Ahora tenemos otra idea que es recaudar los fondos a través de los mataderos, una cantidad simbólica, según la ley son $2 por cada animal que se sacrifica. Todavía no hemos cobrado nada, estamos en la reglamentación.

¿Hasta cuando los veterinarios que inspeccionan las plantas cobrarán viáticos de los mataderos cuando corresponde al Minsa asumir esta suma?
Eso fue un desatino en la historia, pero afloró en el análisis que se estaba haciendo para exportar carne a Estados Unidos. Nosotros, conjuntamente con el Mida servimos de colaboradores para contratar a una asesoría que determinó que las horas extras de los veterinarios que hacen inspecciones en las plantas no pueden ser pagados por los dueños de los mataderos. Nosotros estamos desesperados por que se cumplan las reglas para poder exportar la carne, nos hemos pronunciado al respecto.

¿Cuántos mataderos están calificados par exportar carne a Estados Unidos?
Ninguno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario