martes, 6 de noviembre de 2018

Ejecutivo tramitó parcela en Amador para embajada China

A pesar de que el presidente Juan Carlos Varela y su equipo de gobierno insistían en que no estaba definido el terreno que cederían a la embajada China, el gabinete aprobó e hizo efectiva la liberación de un lote que pertenecía a la Fundación Amador

El 7 febrero de 2018, el gobierno de Juan Carlos Varela confirmó a la embajada de China en Panamá -mediante nota oficial N.V. -A.J. Mire-2018-00396- la asignación de una parcela en Amador, en la entrada del lado Pacífico del Canal de Panamá, justo donde inician los buques su travesía por la vía interoceánica.

La acción del gabinete de Juan Carlos Varela, que trazó una hoja de ruta para afianzar los lazos políticos, comerciales, proyectos de cooperación no reembolsables, así como la factibilidad de un tren Panamá - David, estaba contenida en la estrategia impulsada por el gobierno para estrenar las relaciones diplomáticas con China.

Una de las prioridades para cimentar los lazos bilaterales, consistía en asignar un terreno para la instalación de la sede diplomática asiática en el Istmo.

Entre las opciones que se tomaron en cuenta para este propósito, el gobierno ubicó un lote en Amador, donde se construiría la sede china.

No se trataba de un tema improvisado en la agenda gubernamental panameña, pero su localización se mantuvo en reserva hasta que el país se enteró en mayo pasado -por declaraciones del entonces embajador de Estados Unidos en Panamá John Feeley al diario estadounidense New Yorker-, que los barcos avistarían la bandera China antes que la panameña al ingresar al Canal.

A pesar de que las palabras del exembajador adelantaban el sitio que concederían los panameños a los chinos, el presidente Varela no confirmaba a la opinión pública el lugar exacto donde se asentaría la sede.

En septiembre, Varela declaró a los medios de comunicación que hasta ese momento el gabinete “no había tomado ninguna decisión en firme” sobre el sitio donde se ubicaría la embajada. Dijo que aún se barajaban algunas opciones.

“No hay ningún tipo de promesa por parte del Gobierno de Panamá (a China)”, dijo Varela, y agregó que tomaría la decisión en consenso tratándose de un tema a largo plazo.

Aunque para esa fecha, los trámites en el Registro Público para liberar la parcela prometida, que era parte de un Fideicomiso, ya se habían completado.

La Canciller y vicepresidenta Isabel De Saint Malo, en el mismo mes, manifestó a un medio televisivo que la idea del terreno en Amador fue una iniciativa del Presidente Varela para revalorizar la zona. Añadió que no estaba decidido el lugar ya que “habían otras 6 o 7 opciones pendientes cuando rompió todo el ruido de que Amador se había asignado”, señaló Saint Malo.

Pero las voces para que el mandatario desistiera, no cesaron. Enfatizaron en los roces diplomáticos que engendraría la decisión ‘antipatriótica’, e introduciría irritación entre Panamá y Estados Unidos, que veía de cerca los movimientos del Ejecutivo.

El alcalde capitalino José Isabel Blandón también negó que hubiera sido un tema decidido, ya que los terrenos requerirían una modificación de uso de suelo. La Unidad Administrativa de Bienes Revertidos designó la utilización de esas parcelas para turismo y residencias, no así para la construcción de ese tipo de infraestructuras.

“Finalmente se determinó con el gobierno chino que la ubicación debía ser en un área con mejor infraestructura”, señaló a La Estrella de Panamá la Cancillería.

Este medio investigó los pasos que se efectuaron en el Registro Público a la parcela 11, que supuestamente sería para la embajada china, los comparó con el cronograma que había contemplado el Gabinete, y solicitó la versión de la Cancillería al respecto.

De acuerdo a la Cancillería, meses antes de febrero, el gobierno había enviado varias notas a los chinos en las que se tomaban en cuenta otras opciones para la sede diplomática que se ubicaban en Clayton y Albrook, según hizo saber la entidad a La Estrella de Panamá.

El gobierno contaba con un cronograma de trabajo, con ‘fechas claves’, para desafectar la parcela de Amador. La ruta se detalla en un documento del Ministerio de Relaciones Exteriores titulado:

“Gabinete China, avances en la construcción de la agenda bilateral”, al que tuvo acceso este medio.

En dicho informe, que busca establecer el panorama ante las nuevas relaciones con los asiáticos, no se menciona el resto de las opciones ofrecidas a los chinos.

LOS TRÁMITES
El papeleo para liberar la finca de Amador duraría casi dos meses (del 2 de abril a mayo 21 de 2018). En ese tiempo, de acuerdo a los planes del ‘Gabinete China’, se procedió a la circulación y consenso del contrato de Fideicomiso de la Fundación Amador y se aprobó la decisión por el Consejo Económico Nacional (la semana del 9 de abril). Seguidamente, en la semana del 16 de abril, el tema debía estar aprobado en Consejo de Gabinete.

El resto de las opciones ofrecidas a los asiáticos, Clayton y Albrook, “no se encontraban dentro de un fideicomiso, por lo tanto, no requerían del mismo trámite”, justificó la Cancillería.

LOS LOTES 10 Y 11
Las parcelas 10 y 11, formaban parte de la garantía del financiamiento, construcción y mantenimiento del Museo de la Biodiversidad que hasta julio pasado, mantenía los derechos de los terrenos.

Desde 2002, la hoy extinta Autoridad de la Región Interoceánica, en calidad de custodio, traspasó el terreno a la Fundación Amador en virtud del contrato de Fideicomiso proyecto Fundación Amador.

La parcela (11) con una extensión de 4.6 hectáreas servía de garantía a un préstamo de $60 millones otorgado a la Fundación Amador por el Banco Nacional para la construcción y administración del Museo de la Biodiversidad.

Para liberar la finca en mención, el gobierno sacrificó dos lotes cercanos identificados como la parcela 13 de 2.9 hectáreas y un valor de $44 millones, y la parcela 14 con una superficie de 8,247 metros cuadrados valorizada en $12,371,175. Estas opciones garantizaban, según la Cancillería, "un costo equivalente al terreno objeto de ofrecimiento, $56 millones".

El trámite en el Registro Público, para concretar la transacción del lote 11, coincidió con la hoja de ruta trazada por el Ejecutivo.

El 23 de marzo de 2018, el Comité de Vigilancia de la Fundación Amador aprobó una enmienda al contrato de fideicomiso con el Banco Nacional de Panamá (BNP) para liberar la parcela número 11 y reemplazar este bien por otros dos lotes de terrenos (parcelas 13 y 14).

Una resolución de Gabinete respaldaba esta acción.

El Banco Nacional no quiso ofrecer declaraciones a este medio sobre las razones que motivaron a la Junta Directiva a recomendar el aval de dicha transacción. En cambio, amparó su reserva en la Ley de Confidencialidad Bancaria. Ante la negativa, fue imposible conocer si se realizaron los avalúos correspondientes para canjear la equivalencia de estos terrenos y si los motivos expuestos por la Fundación justificaban el cambio.

El 9 de abril, Luis Felipe Icaza, secretario Ejecutivo de la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos (UABR), dirección adscrita al Ministerio de Economía y Finanzas, solicitó segregar para sí misma la finca madre que permitiría intercambiar los lotes 13 y 14.

Mediante escritura pública, el 13 de junio de 2018, se elevó la adenda al contrato de fideicomiso. Con esta adenda se desafectó la finca del contrato para agregar los nuevos bienes.

El 12 de julio, en reunión extraordinaria de Junta Directiva de la Fundación Amador, presidida por Juan Carlos Fábrega, se aprobó desafectar la finca que poseía la Fundación en virtud del contrato y revertirla a la Nación.

Una semana mas tarde, el trámite se concretó y la finca revirtió a la Nación. El proceso, fue rubricado por Jorge Sánchez, presidente y representante de la Fundación Amador y Eyda Varela de Chinchilla, en calidad de Ministra de Economía y Finanzas, encargada, y fideicomitente.

La Cancillería confirmó que el lote 11 aún se encuentra liberado y en manos de la UABR.

SEDE TEMPORAL
El 1 de noviembre pasado, en un Twitter, el embajador de China en Panamá Wei Qiang, mostró la sede temporal que tendrá la representación de su país en Panamá: Cincuentenario y Avenida 3C, desde hoy 1 de noviembre hasta nuevo aviso sede de la embajada china en Panamá. Una historia milagrosa de SmartBusinees, gracias a la eficacia de Attie Durex Property Group”. El mensaje estaba acompañado de varias fotos que ilustraban la decoración del lugar.

En enero de este año, según informa la Cancillería, el embajador de Panamá en China ingresó a su residencia sin costo de renta, ya que el mismo lo asume la contraparte. No obstante, tal como se relata en el documento ‘Gabinete China’, en un inicio el embajador de Panamá en China no había podido ingresar a su residencia aunque Panamá continuaba pagando renta por aproximadamente $35 mil mensuales.

La relación bilateral entre Panamá y China, iniciada en junio de 2017, ha dado frutos en 23 acuerdos (exceptuados de la aprobación de la Asamblea Nacional), más de 20 visitas a nivel técnico, cinco misiones de alto nivel entre las que se cuentan dos del mandatario Varela quien actualmente cumple una gira del 5 al 9 de noviembre en la ciudad de Shangai, junto a una nutrida delegación de empresarios, para inaugurar el pabellón de Panamá en la feria China International Import Export.


No hay comentarios:

Publicar un comentario