martes, 16 de octubre de 2018

Martinelli continuará recluido en la cárcel

Seis magistrados de la Corte declararon no viable la petición de la defensa del exmandatario para solicitar un cambio de medida cautelar y revisión médica, pero persiste la discusión sobre la competencia

El Pleno de la Corte Suprema de Justicia negó a la defensa del expresidente Ricardo Martinelli una sustitución de medida distinta a la detención preventiva.

Los magistrados que votaron en contra de conceder casa por cárcel o país por cárcel, tal como lo había solicitado la defensa del exmandatario fueron: Hernán De León (presidente), Cecilio Cedalise, Abel Zamorano, Oydén Ortega, Luis Mario Carrasco (suplente de Jerónimo Mejía) y Wilfredo Sáenz suplente de Harry Díaz.

A pesar de la mayoría, los magistrados Ángela Russo, Asunción Alonso y Efrén Tello salvaron su voto por considerar que el Pleno debe antes resolver si es el ente competente para juzgar a Martinelli por los delitos que se le imputan.

Aunado a esto, la defensa de Martinelli pidió una revisión médico legal para su cliente, a la cual no se opuso la Fiscalía. No obstante, la decisión de la mayoría de los magistrados determinó que dicha decisión corresponde al Sistema Penitenciario, pues el Pleno no es competente para conocer de esta medida, por lo tanto, declaró no viable la solicitud.

Con relación a la medida cautelar distinta a la detención preventiva, “le corresponde al acusado y su defensa demostrar que estas condiciones han variado. En este aspecto, la revisión de la medida cautelar no procede porque el abogado no ha podido demostrar que las condiciones de su cliente han variado. Por lo tanto, debemos declarar sin fundamento la solicitud presentada y se mantiene la medida cautelar aplicada a Ricardo Martinelli”, leyó el magistrado De León.

SALVAMENTOS
La magistrada Ángela Russo fue consecuente con el salvamento de voto que ha ensayado anteriormente.

Russo expuso que antes de decidir la presente solicitud, es necesario entrar a debatir a fondo si el Pleno es o no competente para continuar con el caso de Martinelli.

Expresó que la defensa del exgobernante ha presentado tres escritos de amparo contra la decisión del juez de garantías Jerónimo Mejía de negar declinatoria de competencia y declararla regente. Con respecto a estos escritos, Russo sugirió al Pleno debatir a fondo el tema pero se obvió.

El fiscal Harry Díaz presentó un escrito el 10 de octubre pasado para que se le concediera como tercero a fin de que la Corte determine si es o no competente en el proceso.

“Tal como lo he indicado en otras oportunidades, si bien el Pleno como tribunal de instancia se ha pronunciado sobre la pretensión de medidas cautelares, no podemos desconocer que esta decisión se tomó previo al hecho de que la Corte tuvo conocimiento que no ostenta la calidad de diputado”, indicó Russo.

La magistrada Asunción Alonso indicó que “una vez más la decisión adoptada por la mayoría omite incursionar en este análisis (sobre la competencia), “el cual a mi criterio debió preceder a la resolución relativa a la solicitud de revisión de detención provisional que padece Martinelli. En consecuencia no apruebo ni desapruebo la decisión de fondo a la que se ha arribado esta noche, sino que me manifiesto en desacuerdo con dicha omisión”, expresó Alonso.

Por último, el magistrado Efren Tello fue el que más se inclinó por una posible excarcelación de Martinelli. Recalcó el tema de la competencia dicho por Russo y Alonso, pero enfatizó sobre el derecho que asiste a los ciudadanos de recibir atención médica y el deber del Estado en proveerla.

Así mismo, determinó que es viable la revisión de una medida cautelar luego de hacer la revisión médica con elementos de convicción que permitan conocer el estado de salud del reo y “de ser necesario pronunciarse a una sustitución de medida cautelar distinta a la actual. De ahí que salvamos el voto”, sentenció Tello.

La defensa del expresidente Ricardo Martinelli solicitó una audiencia ante el Pleno para abogar por una medida distinta a la detención preventiva, además de una evaluación médico legal.

No obstante, en medio de la sustentación, los abogados trajeron nuevamente a colación el tema de la competencia. Alegaron que el Pleno de la Corte Suprema de Justicia perdió la competencia para juzgarlo desde que su cliente renunció a su cargo de diputado del Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Este álgido tópico ha sido materia de discusión tanto en el Pleno de la Corte como en las audiencias que se le siguen al exmandatario por los supuestos delitos de inviolabilidad del secreto, derecho a la intimidad, y dos cargos por peculado.

En agosto pasado, el Pleno rechazó un amparo de garantías presentado por los abogados del exgobernante contra la decisión del juez de Garantías quien mantuvo la competencia del caso.

El fallo, no obstante, no tocó el fondo de la discusión.

EVALUACIÓN MÉDICA
El fiscal de la causa, Harry Díaz no se opuso a la solicitud de la defensa para que Martinelli se someta a una evaluación médica por parte del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses (Imelf).
No obstante, condicionó la misma a un análisis integral con la participación del Ministerio de Salud y no solo las evaluaciones médicas privadas.

Indicó que hasta septiembre pasado, Martinelli ha tenido 75 visitas médicas para conocer su condición, lo que demuestra que no ha sido desatendido por las autoridades mientras se encuentra en prisión.

En junio pasado, cuando Martinelli llegó extraditado a Panamá desde Miami, Florida Estados Unidos, el Imelf y el Hospital Santo Tomás le practicaron un examen médico que determinó algunas afecciones cardíacas e hipertensión. A pesar de estas dolencias los médicos determinaron que el preso se encontraba estable y podía continuar su tratamiento en el centro penitenciario El Renacer, donde permanece desde el 11 de junio pasado.

Para los querellantes es una ironía que Martinelli alegue padecimientos de salud siendo candidato a diputado por el circuito 8-8 y se encuentre en plena campaña de recolección de firmas para su candidatura a la Alcaldía capitalina por la vía independiente.

David Cuevas, abogado de del querellante autónomo Rosendo Rivera, aseguró que lo que quiere “Martinelli es salir a recolectar firmas para su candidatura, pero su conducta desdice mucho de la gravedad de su salud”.

Añadió que bajo los estrictos parámetros de la gravedad de los hechos, la solicitud de evaluación médica debe ser rechazada.

Sidney Sittón, integrante del equipo de defensa del exjefe de Estado, manifestó que un cardiólogo y un psiquiatra han recomendado su excarcelación.

CAMBIO DE MEDIDA
La fiscalía y los querellantes se opusieron a la pretensión del cambio de medida cautelar. Argumentaron que desde junio pasado, ocasión en que en forma unánime la Corte negó al reo una medida distinta a la detención preventiva, nada ha cambiado excepto su carrera política.

Los riesgos de que Martinelli evada la justicia, por sus conexiones políticas, poder económico o por la doble nacionalidad (italiana y panameña),persisten como amenaza de fuga para la Fiscalía y los querellantes.

No obstante, Sittón intentó convencer a los jueces de que su cliente mantiene arraigo político y se encuentra en campaña para los dos cargos a los que quiere ser postulado. El abogado pidió reemplazar la detención preventiva por un depósito domiciliario, entregar su pasaporte, reportarse periódicamente ante la autoridad, y que se le pueda monitorear a través de un localizador satelital.

Sittón se comprometió a que su cliente pueda ser localizado en cualquier momento a través de un GPS incrustado en un teléfono celular. Para garantizar su ubicación, entregaría tres móviles. Uno para el fiscal, otro para la defensa y uno más para la secretaría judicial, con el propósito de que puedan hacer video llamadas en tiempo real por ‘face time’.

Martinelli tiene 16 meses preso. Un año lo pasó en la prisión Federal de Miami, tiempo en que solicitó fianza en dos ocasiones.

En Panamá, es la segunda ocasión en que la defensa somete un cambio de medida cautelar a favor de Martinelli.

MARTINELLI OFRECE DISCULPAS A LOS QUERELLANTES
En un tono casi desesperado, Ricardo Martinelli, expresidente de Panamá, intercedió en su propia defensa para conseguir convencer a los magistrados de su inocencia.

Pocas son las oportunidades que tiene para dirigirse con voz propia a los jueces. Esta fue una de ellas y ocurrió casi al final de la audiencia cuando se le concedió la palabra por 15 minutos. No desperdició ni un segundo para insistir en su inocencia.

Abogó por su fianza y pidió disculpas a los querellantes en caso de que en el pasado se haya equivocado en algo. Insistió en que nunca ordenó los pinchazos telefónicos y que la cadena de mando en el Consejo de Seguridad -ente desde el cual se ejecutaron las intervenciones según la teoría del caso de la Fiscalía- responde al Ministerio de la Presidencia y después al Presidente.

“Yo quiero decirle que todo lo que yo tengo está en este país. Mis relaciones personales, comerciales, políticas y familiares. No tengo bote (yate) en Panamá, ni intención de irme a ningún lado. Vine por ‘motus propio’, estoy impulsando que se haga el proceso lo más rápido posible”, se defendió Martinelli. Añadió que las cosas no se arreglan con una pastillita, refiriéndose al tratamiento médico recetado.

Afirmó que tiene una arteria del corazón tapada y que puede sufrir de hipertensión en cualquier momento.

Reclamó a los jueces el prejuicio que aplican en su caso.

Dijo que le han condenado de antemano, pues de salir culpable, ya avanzaron que le conmutarán el tiempo que ha pasado preso en Miami.

“Yo rezo por los querellantes todos los días. Esta experiencia ha sido muy bonita para mi porque yo he visto las cosas malas y buenas que se han hecho”.

“Me acusan los querellantes y no me dan un ápice de humanidad, a ellos no les importa si tengo las arterias tapadas, que me muera”, exclamó en tono amargo.

Agregó que si llega a tener un puesto público será una persona más allegada al pueblo. “Yo me equivoqué como gobernante, y le pido disculpas a la gente, pero no he pinchado a nadie. Nadie me ha señalado que me he cogido un real, no he violado la Ley, no he irrespetado ninguna de las reglamentaciones, no he tenido ninguna una boleta de tráfico, ninguna demanda, no pensé que tendría que estar frente a la Corte enfrentando un caso, pero en mi vida personal y política siempre supe dirimir las cosas hablando. Aquí me están llevando a una situación en la que un día no lo va a resolver una pastillita, porque estoy en un centro secuestrado”, manifestó.


No hay comentarios:

Publicar un comentario