viernes, 22 de junio de 2018

Secretaría del Parlacen recibe renuncia de Martinelli

La nota fue presentada en la sección de correspondencia del Parlamento, pero por motivos de agenda, no hay garantía que sea tratada en Plenaria

Los abogados de Ricardo Martinelli se presentaron ayer en horas de la mañana a la Secretaría de la Junta Directiva del Parlamento Centroamericano (Parlacen) para comunicar, a través de una nota simple firmada por el expresidente, sobre su decisión de renunciar de forma inmediata e irrevocable a su condición de diputado de este organismo.

A juzgar por la redacción del aviso, Martinelli tenía planeado este paso desde que estaba recluído en la Prisión Federal de Miami, Florida, Estados Unidos, donde pasó un año detenido a la espera de ser extraditado a Panamá (junio 2017 - junio 2018). La nota de un párrafo, sin fecha, describe en los primeros renglones las generales del diputado, luego dice que esta “actualmente detenido en el centro de detención federal”.

La defensa del expresidente parece haber apostado que a su llegada a Panamá, el Pleno de la Corte Suprema de Justicia, consideraría a favor de su cliente el tiempo que estuvo detenido en Estados Unidos como parte del proceso que se le sigue en Panamá. Pero no fue así. El 19 de junio pasado, los 9 magistrados, de forma unánime, negaron a Martinelli un cambio de medida distinta a la detención preventiva.

Lo que siguió, según se rumora, es que Martinelli se enfadó con sus abogados al punto de que, según algunos allegados, “al día siguiente, no quiso recibirlos en el penal El Renacer, donde se encuentra detenido desde el 11 de junio cuando culminó el proceso de extradición”.

La defensa insiste que éste es un proceso político, de persecución en contra de su cliente, y que se le quiere condenar lo antes posible para inhabilitarlo políticamente. De ahí la estrategia de que al renunciar a su condición de diputado, el caso cambie de techo judicial para evitar una condena que podría superar los cinco años de prisión y dejarlo fuera del próximo torneo electoral en mayo de 2019.

La Constitución panameña inhabilita al cargo de alcalde o diputado a quienes hayan sido condenados por delito doloso con pena de prisión de cinco años o más mediante sentencia ejecutoriada por un tribunal de justicia.

El 15 de agosto próximo, inicia el periodo de postulaciones para los cargos de alcalde, representante y diputado en el partido Cambio Democrático, del cual Martinelli es fundador.

Hasta no ser condenado formalmente, el exgobernante puede postularse a cualquiera de estos puestos y revestirse de fuero electoral, lo que atrasaría el proceso de investigación en su contra hasta que el Tribunal Electoral, a petición del Ministerio Público, deje sin efecto esta condición.

EN EL PARLACEN
El diputado Juan Pablo García Farinoni que se encuentra en Guatemala, dijo a La Estrella de Panamá, que la renuncia de Martinelli fue presentada por Ricardo Hernández, diputado del CD en el Parlacen, en el departamento de correspondencia que sella el papel con el timbre de la junta directiva.

No obstante, añadió que la agenda de la “Junta Directiva se planteó desde el jueves, de tal forma que podría ser revisada en el renglón de ‘puntos varios’ para verificar que cumpla con los requisitos de forma. La persona que trajo la nota debe tener un poder de Martinelli o una autorización del mismo”. Un tema que evalúa la asesoría legal del Parlamento. “No le puedo decir con certeza si el caso entra a la Plenaria (del miércoles) ya que en la Junta directiva hay más de una veintena de puntos en agenda y vamos por la mitad”, indicó García Farinoni.

En Plenaria, hasta el momento “el caso de Martinelli no está contemplado porque antes debemos conocerlo en Junta Directiva”, agregó García Farinoni.

Una vez que sea de entendimiento de la Plenaria, el diputado explicó que se emite un acta en la que se dispone que fue de conocimiento de los diputados, y que por voluntad de parte, se solicita una petición secretarial en la que conste su renuncia. “En caso de que sea utilizada fuera de Guatemala, los abogados deberán hacer el trámite correspondiente para que tenga uso jurídico en Panamá”, acotó el diputado.

Según explica el diputado del Parlacen Dorindo Cortéz, “este organismo no exige ningún formalismo en cuanto a sellos o autenticaciones de la Cancillería o de la prisión cuando se presenta la renuncia”. En el caso de los expresidentes, se trata de un anuncio que se presenta a la junta directiva, y ésta, a su vez, la ventila en la Asamblea Plenaria que tiene programado reunirse del próximo miércoles por la tarde, hasta el viernes. “Nosotros recibimos la renuncia del expresidente Mauricio Funes, de El Salvador, cuando yo era vicepresidente del Parlacen, y esa nota era simple, sin ningún apostillado, aunque él no estaba detenido a diferencia del expresidente de Panamá. Mi visión jurídica es que no cambia en nada si está o no en libertad, ya que no hay una exigencia en el Parlamento sobre este tipo de situaciones”, añadió Cortéz.

El diputado añade que es a partir de que la carta se haya presentado en la Plenario cuando la renuncia queda consignada en acta. “Es cuando surte efecto la renuncia y no antes. En este sentido es posible que la Junta Directiva del Parlacen opte por incluir la renuncia en la Plenaria de este miércoles. De no ser así, entraría en la sesión de agosto, ya que en el mes de julio no sesiona este parlamento”, aclaró el diputado Cortéz.

La jugada de los abogados de Martinelli, tiene la intención de que el caso pase a la justicia ordinaria, a un juez de circuito penal, y que su cliente se desprenda de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

No obstante, algunos querellantes opinan que remitir el caso al juzgado XVI, como lo ha solicitado Martinelli en una nota enviada al presidente de la Corte, es un asunto diametralmente opuesto.

Rosendo Rivera, querellante autónomo, indicó que no es factible esta petición ya que el caso que se sigue en este juzgado contra los dos exdirectores del Consejo de Seguridad, Alejandro Garúz y Gustavo Pérez, se encuentra en otra fase distinta. “Ellos ya han sido indagados y llamados a juicio. En cambio Martinelli fue declarado en rebeldía por la CSJ y se le acusa de tres delitos más que el resto de los imputados”, dijo Rivera.

El próximo 25 de junio se tiene programada la audiencia intermedia del caso contra Martinelli por los pinchazos telefónicos ilegales. Pero, de presentar ante la Corte su renuncia al Parlacen, se podría invocar la falta de competencia de este órgano y remitir la carpetilla al Registro Único de Entradas del Órgano Judicial para que se asigne por sorteo electrónico a un juzgado competente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario