lunes, 17 de julio de 2017

Acumulación retrasó debate de matrimonio gay

El magistrado Harry Díaz criticó la idea de acumular las advertencias de inconstitucionalidad que impulsó su colega Juan Ramón Fábrega, dice que los casos son del Pleno, no de sus ponentes

El tema de la posible legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo denota una marcada diferencia de criterio entre los magistrados que deberán decidir si declaran inconstitucional la frase contenida en el Código de la Familia que encierra el matrimonio: “entre un hombre y una mujer”.

El magistrado Harry Díaz, solicitó a sus pares no demorar las decisiones en temas sensitivos para la ciudadanía.

En nota enviada a sus colegas, hizo un recuento cronológico del curso de ambas demandas, enfatizando que la labor del magistrado Abel Zamorano fue más efectiva a pesar de que la advertencia que atendió su despacho, ingresó varios meses después de la que atiende el magistrado Juan Ramón Fábrega.

Explica que el expediente 1042-16, (demanda de inconstitucionalidad interpuesta por Enrique Jelenszky Carvajal y John Winstaley), se repartió el 14 de octubre del año pasado y quedó en manos del magistrado Zamorano. Mientras que la advertencia 315-17 repartida el 22 de marzo del presente año (interpuesta por Álvaro José López Levy) al magistrado Zamorano, “a pesar de que ingresó 5 meses después que la primera, realizó mejor avance que el expediente asignado al magistrado Fábrega”, señala Díaz en su nota.

Esta es la tercera nota que intercambian públicamente los magistrados sobre estas advertencias que mantienen muy divididos a los magistrados.

Ambos expedientes fueron acumulados por Fábrega a pesar de que, según la nota de Díaz, éste en nota al secretario de la Corte dijo que no estaba de acuerdo en la acumulación, debido a que no se cumple con los requisitos para ser acumulado porque no se trata de las mismas partes y tampoco están en la misma etapa procesal.

En vez, señala Díaz, el expediente debió remitirse al Pleno para decidir. Lo que provocó la acumulación, según Díaz, es el retraso de las etapas procesales de la primera advertencia que en esta semana cumple la entrega de alegatos a favor y en contra de la advertencia. En diciembre se deben reemplazar a dos magistrados, Jerónimo Mejía y Oyden Ortega. Algunos abogados han manifestado a este diario que temen que el relevo facilite la legalización del matrimonio gay, pues alcanzarían mayoría tomando en cuenta que al ser nombrados por el Ejecutivo, influya la posición de la Primera Dama que se ha mostrado a favor de la medida.

“Podría ser una estrategia indigna esperar a que ingresen dos magistrados nuevos para que voten a favor del proyecto, pero yo no creo que Fábrega tenga esa agenda”, manifestó el abogado Ernesto Cedeño representante de la Alianza Evangélica.

Díaz criticó la labor de su colega Fábrega, pues dice que lo único que logró la acumulación, fue atrasar el expediente del magistrado Zamorano cuando debió decidirse por separado o aplicar sustracción de materia sobre el proceso que sigue el magistrado Fábrega, como se ha hecho en innumerables casos. “Los expedientes no debieron ser acumulados. Los casos son del Pleno, no de sus ponentes”, finaliza la carta firmada por Díaz.

El Pleno de la Corte Suprema de Justicia ha convocado a una reunión extradordinaria, sin definir fecha aún, con dos propósitos: discutir si las dos demandas que pretenden se declare inconstitucional la frase “enre un hombre y una mujer” contenida en el Código de la Familia merecen acumulación, o las observaciones que se presenten a los proyectos del fallo previamente sometidos a la lectura simultánea de los miembros.

Cedeño indica que “si el proyecto de Fábrega se encuentra en etapa de alegatos, significa que en agosto puede estar pasando el anteproyecto para circularlo y debe haber tiempo para discutirlo antes de diciembre que salgan dos magistrados de la Corte”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario