jueves, 5 de enero de 2017

‘El Gobierno tiene que actuar para mantener los diarios abiertos’

Edison Lanza, relator especial para la libertad de expresión instó al Gobierno a tomar medidas urgentes para mantener los diarios abiertos tras la amenaza de cierre el próximo 5 de enero a la media noche

A un día de que se detenga la rotativa de los diarios del grupo GESE, El Siglo y La Estrella de Panamá, el relator especial para la libertad de expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) urge al gobierno panameño tomar acciones para evitar su cierre y no “poner una espada de Damocles al medio”. El 5 de enero a medianoche vence la prórroga de la licencia otorgada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos al grupo GESE después de que su accionista principal fuera incluido en la Lista Clinton por la sospecha de narcotráfico, lavado de dinero y financiar al terrorismo.

¿Cuál fue el resultado de la consulta que efectuó ante la O.E.A. sobre la situación de los diarios panameños?
Expresamos en aquel momento la preocupación de la Relatoria en virtud de que una medida administrativa estaba haciendo peligrar la continuidad de un periódico histórico. El cierre de un diario en cualquier país afecta el derecho de la ciudadanía a recibir información especialmente en Panamá donde no abundan los diarios. Esto lo reiteramos con un acento durante la visita a Panamá de los Derechos Humanos a principios del mes de diciembre. En su momento lo conversamos con los representantes del Departamento de Estado y les dijeron que estaban anuentes a la preocupación pero que dependía del Departamento del Tesoro, aunque estaban anuentes de la situación de la libertad de expresión.

¿Y finalmente hubo una respuesta del Departamento de Estado de Estados Unidos?
No recibimos una respuesta oficial que pudiese transmitir públicamente.

¿Qué debería de hacer el gobierno panameño ante esta situación?
Realmente no tengo elementos para apreciar si hay más o menos cosas para hacer. El gobierno se ha mostrado sensible a la situación de libertad de expresión, también hicimos gestiones con respecto a otros temas que se mostró receptivo. Están haciendo las gestiones del caso y obviamente llamar a agotar las gestiones de lo que pueda suceder con los diarios.

El presidente Juan Carlos Varela parece darle más importancia a los empleos que a la libertad de expresión en el país...
Mire, no puedo emitir una opinión concreta sobre las apreciaciones del presidente, pero puedo decirle que tanto el gobierno de Panamá como el de Estados Unidos tienen en sus manos un tema diplomático, por una medida adoptada por el gobierno estadounidense que afecta al medio. Se entiende que están haciendo una investigación que tiene que ver con narcotrafico y en otros casos, cuando se ha comprobado que el medio se ha utilizado para esto (fines no lícitos) no se trata de un asunto de libertad de expresión. Pero aún cuando no se comprueba, no se pueden tomar medidas desproporcionadas.

¿Qué más puede hacer el diario?
Yo se que el director está agotando los esfuerzos por mantener el diario abierto y eso le da transparencia a sus libros. Ha pasado casi un año desde el hecho y se debería determinar la situación del medio para saber si hay alguna imputación solida o si en definitiva después de un año de investigación se debe levantar cualquier medida que afecte el funcionamiento del medio. El gobierno de Panamá, de modo urgente, debe adoptar las mediadas indispensables para mantener el medio abierto. Son ellos los que tienen que actuar, supongo que a través de una prórroga de la licencia mientras se mantiene la investigación y no poner una espada de Damocles al medio, levantar la medida de restricción para que el diario pueda seguir funcionando mientras se arregla la situación.

Como abogado, ¿cuál es su opinión sobre el tema?
Me parece una situación realmente de lamentar, digamos que se pierde una línea editorial que es independiente del gobierno y cualquier grupo partidario que hace periodismo y que tiene un equipo importante, clave para la democracia panameña y por una situación administrativa donde aparentemente no está comprobado que el diario participó de una maniobra de este tipo, sufre toda la prensa panameña.

¿Cuántos casos similares a este conoce usted?
Que recuerde el caso de Honduras (diario El Tiempo) hace un par de años.

¿Qué pasará con el aservo cultural e histórico que representan los diarios?
Es una pérdida para el país y para la democracia panameña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario