jueves, 24 de noviembre de 2016

S&P baja calificación a Istmo Re de BBB a BB

La calificadora considera que la capitalización de la reaseguradora ha disminuido a la categoría de moderada fuerte por el nivel de deuda a corto plazo

La calificadora de riesgo Standard & Poors bajó de BBB a BB la calificación de la reaseguradora panameña Istmo Re y de sus subsidiarias operativas fundamentales Istmo Re México y Liffey Re, así como la calificación en escala nacional de Istmo Re México a mxA de mxAA por un perfil financiero y una posición competitiva más débiles.

La información está contenida en un comunicado de prensa de S&P Global Ratings fechado el 18 de noviembre pasado, en el que  resume en cuatro puntos fundamentales los motivos que llevaron a los especialistas a bajar el rating de la reaseguradora panameña y que coincide con las dificultades que ha mostrado la empresa en hacer frente a deudas pendientes.

“La capitalización de Istmo Re ha disminuido a la categoría moderadamente fuerte, lo que junto con una flexibilidad  financiera débil -se lee en la nota de prensa- resultado de un alto nivel de deuda y el deterioro de la cobertura de cargos fijos, nos ha llevado a revisar su perfil de riesgo financiero a una categoría más baja”, puntualiza.

El reporte da un panorama comprometedor para la empresa panameña. En la opinión de los especialistas, el deterioro del desempeño operativo erosionará el capital de Istmo Re, dificultará su capacidad para cubrir cargos fijos de su deuda y comprometerá su capacidad de competir en el mercado. Además, explican, la posición competitiva de la empresa se ha debilitado, ya que busca una trasnformación estratégica agresiva mediante líneas de negocio y operaciones en regiones donde actualmente no tiene una presencia fuerte.

Estos factores son un desafío para la reaseguradora a corto plazo, hecho que motivó a la calificadora a observar de cerca el perfil financiero y de negocio de Istmo Re.

El reporte refuerza lo publicado por La Estrella de Panamá recientemente en relación a las inversiones que había realizado Istmo Re en Inglaterra. El resumen sostiene que Istmo Re “esta cambiando su operación de reaseguros fundamental a un sindicato de Lloyd´s que se creó a finales de 2015.. La empresa también está expandiendo su negocio de seguros primario con planes de iniciar operaciones en México, Chile y Colombia a través de su marca Aseguradora del Istmo.

Añade que con base a los reportes de la Bolsa de Valores de Panamá, Istmo Re planea reducir gradualmente sus operaciones de reaseguro de la empresa basada en Panamá.

En la reciente asamblea extraordinaria de accionistas celebrada la semana pasada, se decidió por mayoría deslistar a la empresa de la Bolsa de Valores. La estrategia, no obstante, la empresa aún no ha enviado comunicación oficial a la Bolsa de Valores (BV) y mientras que ellos no remitan el comunicado anunciando su decisión la BV no suspende la negociación de la acción, según comunicó la entidad a este diario. En este renglón, la Superintendencia del Mercado de Valores remitió nota a la reaseguradora para que explique por qué no se comunicó a la BV lo acordado en la reunión.

El informe de S&P mantiene la posición de riesgo de la empresa como moderada, pero considera una revisión de la evaluación del nivel e capital y utilidades a moderadamente fuerte de fuerte pues la suficiencia de capital de empresa se ha deteriorado, se lee. Advierte igualmente que la empresa ha reportado pérdidas en 2015 y 2016, hecho que erosiona el capital de la reaseguradora, pues consideran que no tienen capacidad de generación de capital interno debido a las pérdidas y altos costos de financiamiento en los próximos años.

Istmo Re está presionado por la capacidad de pago de intereses, principalmente deuda bancaria que supera los $60 millones.

Las decisiones adoptadas por Istmo Re en los últimos dos años, analizadas por S&P, vaticinan lo siguiente: el perfil de riesgo financiero más débil podría obstaculizar la capacidad de la empresa frente a la competencia, lo que pondría a la empresa en desventaja. Segundo, enumera el reporte, las nuevas operaciones de la reaseguradora no tienen la misma presencia de marca del que se beneficia en sus líneas de negocio históricas.  Éstas representarán un 50%  o  más de las primas brutas suscritas del grupo en los próximos 2 o 3 años.

Por último, el calificador revalúa que la diversidad de fuentes de ingreso de la reaseguradora no es un factor positivo, dado que la compañía ya no puede beneficiarse de su gama de negocios puesto que no pueden compensar las pérdidas de sus operaciones de reaseguros.

A pesar de lo anterior, S&P considera la liquidez de Istmo Re como adecuada a pesar de que genera inquietudes la naturaleza de la deuda a corto plazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario