martes, 2 de agosto de 2016

La sincronía entre el viaje de Barakat y el ‘regalo’

A principios de marzo de 2015, el primer día para ser exactos, Jorge Barakat, administrador de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), viajó a Miami, Florida, Estados Unidos.

La misión del viaje, supuestamente de cuatro días según el informe de viáticos de la AMP que comprende de enero a junio de 2015, no se especificaba. Barakat, no obstante, recibió viáticos por $4,677 para este cometido.

Sin embargo, en febrero de este año, salió a relucir el propósito del viaje. No por el funcionario, sino a través de una nota que aparentemente no tiene nada que ver, pero que delataría un supuesto regalo que recibió Barakat de la empresa Amador Marina, S.A. (AMSA). En aquél momento, la compañía contaba con una concesión de fondo de mar de más de 11 hectáreas.

Barakat viajó a Miami del 1 al 4 de marzo para reunirse con las líneas de cruceros el día 2. Coincidentalmente, había recibido unos tiquetes de manos de la empresa AMSA para ver el juego de basketball de la NBA entre Miami Lakers vs Miami Heat -de temporada regular- que en efecto, se disputó el 4 de marzo en el American Airlines Arena. El valor del regalo, según lo especificó la empresa, fue de $1,258.25.

Unos meses más tarde, en noviembre de 2015, la AMP dejó sin efecto la concesión de AMSA. Pero en febrero, la empresa le envió una carta a Barakat para saber si estaba de acuerdo con el mencionado regalo, a efectos de documentarlo.

¿COINCIDENCIA?
Barakat niega que recibió dicho regalo. Lo hace en una carta que envió como respuesta a la zarina anticorrupción Angélica Maytin, quien inició una investigación para comprobar si en efecto Barakat incurrió en falta a la ética, y si el empresario de AMSA de ciudadanía norteamericana, violó la ley de prácticas corruptas en el extranjero.

Barakat se defendió ante la zarina alegando que “la AMP no tiene relación comercial con la empresa AMSA, ni la misma es concesionaria de bienes de nuestra institución”. No obstante, la compañía interpuso un recurso de reconsideración contra la decisión de la marítima panameña de dejar sin efecto la concesión que era por 20 años prorrogables.

El funcionario de la AMP tampoco quiere ofrecer más detalles a este medio sobre el supuesto “mal entendido” que ocurrió entre la empresa y la institución. En vez, se queja de una malintencionada campaña en contra de la institución.

Pero Barakat no es único que no quiere hablar.

Louis Ernest Sola, responsable de la empresa Amador Marina, encargada de desarrollar la construcción del rompeolas, estación aeronaval Flamenco, se esconde de La Estrella de Panamá.
Con la intención de conocer su versión, este medio se acercó a las oficinas de EverMarine, ubicadas en la Calzada de Amador, donde también funciona la sociedad anónima Amador Marina, S.A.

Cuando el diario solicitó la presencia del señor Louis Sola, una trabajadora de la empresa indicó que se encontraba de viaje, pero que regresaría el mismo martes para someterse una cirugía al día siguiente.

Por casualidad, un cliente de la empresa que esperaba afuera de la oficina, reveló al diario que el apoderado legal de AMSA se encontraba en un restaurante a ubicado en la misma Calzada de Amador, a solo dos minutos de la oficina. Describió que Sola vestía con sweter azul y pantalón jeans y que regresaría a la empresa “dentro de un rato”.

Cuando el medio arribó al restaurante señalado el hombre ya no estaba.

En reiteradas ocasiones este medio intentó, sin éxito, localizar al apoderado de AMSA, pero en su oficina recibíamos una constante respuesta: “esta de viaje y no hay nadie que pueda atenderlos en su lugar”.

ANTECEDENTES
La empresa en una carta fechada 18 de febrero de 2016, indicó que durante un viaje que realizó Barakat, invitado a reunirse con las líneas de cruceros, el 2 de marzo de 2015, ‘se le proporcionó un regalo en concepto de tiquetes para el entretenido partido de basketball en el que los Heats derrotaron a los Lakers 100 a 94.

En una misiva posterior fechada 21 de marzo de 2016 y firmada por Louis Sola, la empresa revoca y lamenta el ‘mal entendido’ de la primera nota.

Esto motivó a Angélica Maytín a aclarar lo sucedido. La zarina manifestó en una entrevista a este diario, que ‘sería conveniente que la empresa confirme si otorgó los boletos para el juego (...). Mi recomendación es que se abstengan a hacer regalos a funcionarios públicos”.

IMPRECISIÓN
En la misiva que envió Barakat a la directora general de la Autoridad Nacional de Transparencia para detallar la relación de la AMP con Amador Marina, señala que la sociedad presentó una solicitud de concesión de 11 hectáreas con un monto de inversión de un tanto más de dos millones.

No obstante, la cifra no coincide con lo estipulado en el contrato suscrito entre ambas partes que supera los $21.6 millones por la concesión de la misma cantidad de terreno.

Barakat insiste en la nota que durante la administración a su cargo, la Junta Directiva de la AMP, emitió la resolución JD No. 74-2015 mediante la cual dejaba sin efecto la resolución que dio luz verde a la empresa para el desarrollo del proyecto.

El funcionario se defendió ante la zarina anticorrupción citando una nota de Amador Marina en la que revocó la primera carta que había enviado a Barakat en la que le preguntaba si conservaría los boletos del juego de basket ball.

No hay comentarios:

Publicar un comentario