jueves, 16 de junio de 2016

‘Situación de la niñez, en estado comatoso’

El país requiere de una política de niñez y adolescencia que llene las expectativas de la sociedad. Hoy, hay más de 24 mil jóvenes que desertaron el colegio pero que nadie los mira, enfatiza Juan Carlos Córdoba

Juan Carlos Córdoba es abogado, pero nunca se imaginó que lo último que haría sería litigar en los tribunales. Descubrió que trabajar con adolescentes y niños era su verdadera pasión. Hoy, es uno de los críticos más serios del gobierno por la ausencia una política integral de niñez y adolescencia. El vacío, ha provocado picos de crisis como la recién vivida en la Secretaría Nacional para la Niñez, Adolescencia y Familia (SENNIAF).

¿Qué calificación le da a la situación de la niñez panameña? siendo 10 la mejor.
Estamos en estado comatoso, yo le pondría un 4 como mucho.

¿Y de la juventud?
Entendemos como niñez, adolescencia y juventud tres cosas distintas. Entonces la calificación de 4 se la doy a niñez y adolescencia que son los que están por debajo de 18 años. A los jóvenes de 19 a 29 años tal vez les daría un 7.

¿Puede identificar en Panamá una política para la niñez?
No existe. Lamentablemente ni si quiera nos podemos tomar el tiempo de pensar porque no existe una política de niñez y adolescencia. Es una de las grandes críticas que como Observatorio y la sociedad civil hace al Estado. Es un reto que nosotros anhelamos sea superado prontamente. Ha sido una crítica del Comité Internacional de los Derechos de la niñez desde el 2011 que sigue latente porque no hemos logrado un consenso y una voluntad política estatal.

¿Qué es lo que provoca esta ausencia, dónde está la falencia del Estado?
Primero, en entender la importancia del tema de la niñez no es un elemento que debe llamar a la lástima o sentimiento. Tiene que ver con la inversión y la sostenibilidad del país. Entender que el no poder atender seriamente a esta población hoy en día es generarnos un gran problema en el futuro. Falta conciencia en los gobiernos de turno de poder saber que hay que destinar esfuerzos para pensar, generar consensos e implementar una política nacional de juventud pero que alcance a la niñez.

¿Cómo se entienden tantas organizaciones e instituciones en pro de la niñez, sin una política definida?
No se puede entender. Creo que es la voluntad de poder hacer algo. El compromiso de decir que estamos atendiendo a la niñez. Esa atención sería más eficaz si contáramos con una política y con un sistema de protección integral de niños y adolescentes.

¿Cómo se ve en perspectiva el trabajo de la SENNIAF, ha servido de algo?
Hablar de SENNIAF, como toda institución tiene cosas buenas y malas. Sentimos de manera colectiva que es una entidad que requiere de mayor planificación, de mayores recursos y de mayor respaldo gubernamental, y también de un equipo de trabajo que pueda entender la dimensión del trabajo y el rol del por qué fue creada una secretaria. Previo a la secretaría, el Ministerio de Desarrollo contaba con una dirección General de Niñez que particularmente siento que de una forma era más efectiva en la atención y protección de niños porque tenía un respaldo ministerial.

Pero ahora, ¿como Secretaría?
No ha llenado las expectativas de la sociedad, tampoco de un Comité internacional de niñez. No tiene nada que ver con quién se ha sentado en la silla, sino con la ausencia de un sistema para respaldar acciones en favor de la niñez.

¿Qué perfil debería ocupar el cargo?
Necesita una persona que tenga conocimiento y experiencia comprobada en la gestión de derechos de niñez, que tenga la formación profesional para gestionar administrativamente todos los componentes de un plan de acción que requiere la SENNIAF, pero necesitamos también a una persona que pueda establecer buenas relaciones con los actores sociales.

Pareciera que estos cargos se obtienen por compromisos políticos y no por curriculum...
Absolutamente, es lamentable.

¿Por qué el Gobierno permitió que se degradara tanto la situación en esa institución?
Nadie tiene la respuesta a esa pregunta tan interesante. La Directora tuvo todo en sus manos para evitarla. El problema no se resuelve cambiando a la persona, pero pudo haber una salida mejor para todos. Esto es una decisión institucional. Si bien es cierto la Junta Directiva es el organismo máximo de la Senniaf, la directora es nombrada por el presidente.

La junta directiva también tenía la potestad de solicitar su remoción o una intervención para mejorar la Senniaf...
Yo tengo mucho respeto por todos los que conforman la junta directiva de la Senniaf, entendamos que la Ley determinó que la Red Nacional de Apoyo a la Niñez representara a la sociedad civil en la junta directiva, pero hay que hacer la salvedad de que ellos también forman parte del Comité de asignaciones de adopciones.

¿El Ministerio de Desarrollo está cumpliendo su función social?
Es una institución que ha ido de menos a mas. Creo que la política social a través de los gobiernos ha sido lo último en la lista de prioridades. Tener un país con un crecimiento de casi 7% pero un 27% de la población bajo la línea de la pobreza es para reflexionar. Eso nos hace entender que no ha cumplido a cabalidad su función.

¿Por qué no entendemos cuál es la función de la institución?
Algunos ministros tienen mucha capacidad técnica, pero en los dos últimos gobiernos han sido figuras muy políticas. Siento que el ministro Alcibiades Vásquez tiene la experiencia suficiente para establecer relaciones con los diferentes actores. Creo que es una gestión más ordenada que la anterior en términos administrativos. Una crítica muy particular es que hay que ordenar las políticas de subsidio. Sí son buenos, pero deben estar delimitados no pueden durar toda la vida.

¿Como cuáles mencionaría?
La red de oportunidades. Desde el gobierno de Martín Torrijos (2004-2009) entrega dinero a las familias pobres, lo cual no es que sea malo, pero creo que es importante que la población pueda entender que todos queremos que el pobre deje de ser pobre. Pero en cierta forma necesita esforzarse para lograrlo. Analicemoslo objetivamente; hay un Inadeh que da cursos gratis, iniciativas de AMPYME, y mientras todos esos programas han quemado fondos gubernamentales, el Mides ha seguido entregando subsidios.

¿Qué institución está pendiente de los muchachos que desertan del colegio?
Eso es un muerto que no tiene doliente. Por eso la crítica es hacia la creación de un sistema de protección integral. En este momento nadie los mira. Debería ser la SENNIAF pero lamentablemente no hay programas que puedan dar respuestas eficientes.

¿Qué consecuencias puede acarrear esto?
Gravísimas. Imagínese 24 mil personas (Ninis) que dentro de unos años no tengan la capacidad de ingresar al mercado laboral o de emprendimiento.

Pronto se presentará el informe sobre los derechos del niño, ¿qué dice este documento?
La gestión la está haciendo la Cancillería que ha convocado a una comisión interinstitucional que elabora el informe. La última versión es del 2011 que tiene 87 puntos que teníamos que cumplir pero en la mayoría no hemos avanzado.

¿Se maquillan estos informes ante de presentarse?
En años anteriores ha pasado. No tengo elementos de juicio para decir si este informe va a estar maquillado o no. La sociedad civil también pueden presentar un informe conocido como informe sombra que recoge la perspectiva de la sociedad civil y no necesariamente concuerda con la posición del gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario