miércoles, 2 de septiembre de 2015

El empresario detrás de la compra de Financial Pacific

Aunque la casa de valores fue adquirida por el Grupo Mendo Sampaio, el exdirector de Supervisión de la SMV Ignacio Fábrega dijo que Mario Sampó, un empresario con distintas nacionalidades que mantiene varios procesos en la Corte, era accionista de la empresa

De pie, frente al juez del primer circuito de lo penal Rolando Quesada Vallespi, Ignacio Fábrega De Obarrio habló de sus funciones mientras era director de Supervisión de la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV).

Después de declararse culpable de los hechos que se le imputan -por filtrar información reservada a los directivos de la casa de valores Financial Pacific, regulada por su despacho-, Fábrega De Obarrio mencionó los nombres de los accionistas que supuestamente tomaron el control de la empresa a principios de enero de 2013, momento en que la SMV estuvo a punto intervenir la empresa.

En su declaración, Fábrega De Obarrio dio a entender que los verdaderos accionistas de la casa de valores no son los que aparecen en los registros entregados a la SMV. “Oficialmente los accionistas es el grupo Mendo Sampaio, Carlos Osorio, Josue Absalon Chávez. Extraoficialmente, en conversaciones que tuve con representantes de los brasileños en Panamá, fue muy obvio para mí que los verdaderos accionistas eran otros: el señor Mario Sampo, el señor Mendo Sampaio. Ambos pusieron 4 millones cada uno en Financial Pacific y la diferencia, los otros $6 millones, los pusieron $3 millones Salomón Shamah (exadministador de Turismo) y Ricardo Martinelli (expresidente de la República) los otros $3 millones”, explicó.

El exfuncionario no detalla la forma en que los nombrados invirtieron en Financial Pacific. Tampoco de dónde pudo proceder el dinero de Shamáh por ejemplo, de quien Martinelli se refirió como una persona sin dinero en uno de sus discursos. Tampoco aclaró cuál era el interés del expresidente y de Shamáh en la casa de valores que hoy el Ministerio Público investiga por varios posibles delitos; blanqueo de capitales, quiebra, delincuencia organizada, por ejemplo.

La tapadera del desfalco por $12 millones que se detectó en Financial Pacific, fue cubierta, no obstante, con dos cheques de gerencia que provenían de las cuentas de dos empresarios y amigos del exmandatario que también se beneficiaron con varios negocios durante el periodo de Martinelli: De la cuenta de Felipe Virzi se confeccionó un cheque por $7 millones, y de la cuenta de Cristóbal Salerno otro por $5.2 millones. En aquel momento West Valdés informó a los medios que cubrió el desfalco con preéstamos de amigos e hipotecas que despúes este diario descubrió que antes del hecho las propiedades ya se habían hipotecado.

SE EVIDENCIA EL NEXO
Es la primera vez que dentro del engranaje oficial se asocia a Mario Sampo, como dueño de la casa de valores. Hasta ahora, su participación directa como accionista en la casa de valores era un secreto a voces. Fábrega De Obarrio lo expuso frente al juez como un inversionista directo al momento de la adquisición de la casa de valores que que contra todo pronóstico por los escándalos que la rodeaban, resultó atractiva para un grupo de inversionistas brasileños: el grupo Mendo Sampaio.

Jorge Hernán Rubio, abogado del grupo brasileño, no puede confirmar, o negar, las palabras de Fábrega. “Para quienes trabajé, quien puso el dinero se llama Ricardo Sampaio, no puedo decir que no puso el dinero Sampo, ni que sí porque yo no manejo las acciones de la empresa”.

Rubio agregó que no encuentra la razón por la que Fábrega dijo que “el verdadero dueño es Sampo, él asesoraba a Sampaio”, afirma. “Como brasileños se hablaban, conversaban pero no se bajo qué parámetros ellos estaban trabajando”, indicó Rubio.

Mario Sampo tiene varios procesos penales en la Corte.

En febrero de 2013, el grupo brasileño denominado Banvalores tomó control de la casa de valores. La cantidad por la que se obtuvo la empresa es un verdadero misterio. La SMV manifiesta que se trata de una transacción privada, por tanto, no están en la obligación de identificar la cifra.

Tampoco la sabe Rubio. Igualmente ignora que Sampo y Sampaio, como dice Fábrega De Obarrio, hayan puesto “ese dinero (los $4 millones cada uno) porque no participé en las operaciones financieras. No se cuánto pusieron, ellos estaban comprando una compañía quebrada para usarla para sus comodities de azúcar”.

Sin embargo, la justificación de que ofrecía la empresa sobre el uso que daría a la casa de valores nunca ocurrió. “Mientras los brasileños administraron la empresa no se realizó una sola transacción de este tipo” asevera una fuente ligada al mercado de valores.

En abril de 2013, la SMV emitió un comunicado en el que aclaraba que Banvalores “no es, ni ha sido, titular de licencia expedida” por la entidad y no cuenta con autorización para llevar a cabo negocios de intermediación, administración o asesoría en valores”. Esto, a propósito del término “valores” que utilizaba la empresa y que la ley restringía su uso solo para compañías con licencia en esta actividad.

¿Qué trayectoria tenía en el mercado Banvalores, adquiriente del 100% de las acciones de Financial Pacific?

El exsuperintendente Alejandro Abood responde que antes del traspaso de control “no sabíamos a que se dedicaba Banvalores, S.A., el señor Josue Chavez (presidente de Banvalores) aparentemente mandó un formulario el, DRA1 (en el que se brindan datos de los aplicantes para una licencia de casa de valores), y en ese documento hacía ver como que manejaba la empresa y que hacía actividades financieras desde hace años”, apuntó Abood.

La hoja de vida de Josué Chavez, según Abood, “pudo decir que trabajaba en Banvalores y eso elevaba la sospecha de que ejercía la actividad sin licencia”.

Un dato que debió llamar la atención de los funcionarios de la SMV al momento de aprobar la venta de la casa de valores. Abood abona que “por la dudosa reputación de Sampo se le debió negar el cambio accionario. Honestamente yo nunca vi la razón de realizar un cambio accionario, como le dije, yo iba a hacer una intervención”. Hecho que nunca ocurrió debido a un Amparo de Garantías que aceptó la Corte Suprema de Justicia a favor de los exdirectivos de la casa de valores y frenó la acción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario