martes, 18 de agosto de 2015

Petaquilla Gold frena proceso de limpieza de MiAmbiente

La defensa de la mina, inactiva desde hace más de un año, alega que las aguas no están contaminadas, y que el acto público viola la Ley de concesión de 1997

La defensa de Petaquilla Gold, S.A., la firma Berrios y Berrios, presentó ante la Corte Suprema de Justicia un Amparo de Garantías en contra del acto público que pretende la “limpieza de áreas contaminadas y estabilización de estructuras mineras dentro del proyecto minero Molejón”, que se celebró el día 14 de agosto del corriente.

La licitación a la que se opone la defensa de Petaquilla contempla una serie de tareas: limpieza de áreas contaminadas, limpieza y remoción de agua contaminada con sustancias químicas, descarga de aguas tratadas, estabilización de estructuras mineras, son algunos de los servicios que se plantean. El pliego exige que la empresa ganadora proporcione mano de obra, materiales, equipo, herramientas, etc.

La iniciativa fue realizada por instrucciones del Ministerio de Ambiente, pero el proyecto de reparaciones fue emitido por el Ministerio de la Presidencia a través del Programa de Ayuda Nacional, PAN, según Yamil Sánchez director de Calidad de Ambiente del Ministerio de Ambiente, se optó por esta vía debido a la urgencia notoria.

No obstante, según el Amparo, el acto constituye una violación al debido proceso ya que viola el procedimiento administrativo retenido por el contrato que efectuó el Estado con Petaquilla Minerals, Ltd, firmado en el año 1997 cuya concesión se plasmó en una ley. El documento que pretende impedir el acto argumenta que el Ministerio de Ambiente “carece de la competencia para tomar medidas de solicitud de actos públicos en donde se contraten terceros para realizar trabajos sin el previo consentimiento del concesionario”.

El Amparo, además, apunta a que el Ministerio en cuestión incurre en el delito de peculado de uso, puesto que la suma requerida al gobierno central resulta innecesaria, puesto que la concesión no se encuentra en rescisión, y es falso que exista un peligro de ambiente.

El monto estimado de los trabajos asciende a $1,962,900.60, y la defensa de Petaquilla arguye que los mismos han sido realizados por la empresa y los restantes están en ejecución.

Sin embargo la versión de Yamil Sánchez, director de Calidad Ambiental del Ministerio de esta cartera, es que la empresa ha dejado en abandono las infraestructuras de la empresa y que existen riesgos en esta materia.

Afirma que algunas zonas de las tinas de relave del proyecto minero tienen mezcla de aguas y lluvias. Agrega que es necesario reforzar la galera donde se guardan los químicos como el cianuro, y evitar que se filtre el agua de lluvia.

Según Sánchez, Petaquilla Gold, S.A., deberá pagar los gastos en los que incurra el Estado en la limpieza de la mina. Aunado a esto, el ministerio deberá fiscalizar que la empresa que se haga de la licitación culmine el trabajo en cuatro meses a partir de la orden de proceder. Las labores están divididas en la mejora de las estructuras de las instalaciones, y limpieza y traslado de las aguas.

La apertura de sobres para la adjudicación del acto se había programado para finales de mes, pero es muy probable que el proceso se detenga hasta que la Corte resuelva el Amparo que quedó en el despacho del magistrado Harry Díaz.

En la reunión de homologación que se celebró el 6 de agosto pasado, participaron 11 empresas. La semana pasada la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional efectuó un traslado de partida por el monto necesario para este trámite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario