jueves, 27 de agosto de 2015

Operaciones exprés

Jair Urriola, querellante por la Superintendencia del Mercado de Valores, dijo al salir del proceso abreviado al que se sometió Ignacio Fábrega, que éste contó al juez que los dineros que taparon el faltante de la casa de valores provinieron de los bolsillos del expresidente Ricardo Martinelli y el exministro Salo Shamah.

Según Fábrega, cada uno aportó $3 millones y el resto lo completaron los nuevos accionistas brasileños. Para comprobar su versión, será necesaria una inspección de la autoridad correspondiente a los movimientos de las cuentas de estas personas. Fábrega indicó que Martinelli y Shamah eran accionistas de Financial, agregó Urriola.

No obstante, la versión contradice las pesquisas de este diario, que descubrieron el origen de los $12 millones que taparon el faltante en la casa de valores.

Los cheques de gerencia publicados en la gráfica muestran que los dineros provenían de las cuentas de dos amigos del expresidente, Cristóbal Salerno, beneficiado con el contrato del cobro de impuestos morosos, y Alejandro ‘Pipo’ Virzi, a quien se le adjudicó el proyecto de la construcción del Centro de Convenciones de Amador.

Una fuente dijo a este diario que “para gestionar esa construcción se pidió un préstamo a la Caja de Ahorros”. Este banco giró un cheque de gerencia por $7 millones a nombre de Summer Venture, sociedad en la que firma Virzi. El cheque se depositó en una cuenta de Virzi el 2 de enero de 2013.

El mismo día, el banco confeccionó un cheque de gerencia por igual cantidad que se depositó en la cuenta de Financial Pacific dos días después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario