jueves, 27 de agosto de 2015

En espera de sentencia

Según las pesquisas de la Fiscalía Tercera Anticorrupción, Ignacio Fábrega transmitía información confidencial y reservada a través de su correo electrónico sobre las decisiones que emanaban de las reuniones de la junta directiva de la SMV, y alertaba a la casa de valores Financial Pacific sobre las quejas que hacían los clientes sobre ellos.

El exsuperintendente de SMV Juan Manuel Martans recordó que comenzó a sospechar sobre el comportamiento de Ignacio Fábrega porque él quería acaparar los temas de la casa de valores y retrasaba las decisiones de su despacho cuando se trataba de Financial Pacific. Fábrega se fue de vacaciones entre mayo y junio de 2014.

En su ausencia, se inspeccionaron los temas “referentes a Financial Pacific y se detectaron conductas indebidas por parte de Fábrega”, rememoró Martans.

Cuando volvió de vacaciones, a finales de junio de 2014, renunció. Dos días después se le vio en la casa de valores, cuando la SMV intervino la empresa.

El exjefe de la SMV explicó que la casa de valores, en junio de 2014, “requería de una acción más severa, como la intervención, debido al desgreño administrativo”, sobre todo en lo referente al trato de clientes.

Fuentes del mercado indicaron que la casa de valores no les daba la cara a los clientes y se demoraba en darles su dinero cuando lo solicitaban.

“Nosotros estábamos enfocados en la administración de los nuevos accionistas, aún no habíamos detectado los correos que enviaba Fábrega”, dijo Martans.

En ese momento, agregó el exsuperintendente, “es que se detectaron indicios de que él no necesariamente respondía al cargo de supervisor en el caso de Financial Pacific, indicó Martans.

Ante los reclamos de su superior, Fábrega decía que se pondría a trabajar en las tareas, pero, según la investigación de la Fiscalía, enviaba al regulado los puntos que tenían que corregir.

Los correos, según una fuente ligada a la investigación, “también se copiaban a gente que no tenía que ver con la casa de valores formalmente, aunque toda la información era de Financial Pacific”.

Ahora que las autoridades tienen bajo su orden a una de las piezas claves que pueden ayudar a comprender el rompecabezas de la casa de valores, Ignacio Fabrega podría confirmar si en Financial Pacific se hacían operaciones indebidas y cómo.

También está en su mano descifrar por qué, según la versión del propio Fábrega, recibía instrucciones de Ricardo Martinelli y de Salomón Shamah, y a cambio de qué. O por qué debía proteger a la casa de valores de una intervención de la SMV.

En octubre de 2012, la SMV intentó intervenir la casa de valores, pero un amparo contra el exsuperintendente frenó la acción. Dos meses después, se registró un cambio accionario. A principios de julio de 2014, la SMV intervino y liquidó la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario