viernes, 20 de marzo de 2015

Varela pacta con empresarios

El próximo 31 de marzo el presidente Juan Carlos Varela definirá el futuro de los proyectos “en riesgo” heredados de la administración anterior.

Todo indica que ese día empezará a perfilarse la agenda económica del país; se dará luz verde a la órdenes de proceder de las obras licitadas por la administración gubernamental actual, y se definirá el futuro de los contratos pasados; si se suspenden definitivamente, se replantean, o se continúan.

Los empresarios de la Cámara de Comercio, representados por José Luis Ford, expresaron al Ejecutivo que existe una docena de proyectos, que se cuantifican en $10 mil millones, que sienten vulnerada la seguridad jurídica en sus inversiones. Entre estas inversiones mencionan Genisa (Barro Blanco), Minera Panamá, Mi Bus, y otras.

Informe en mano (al cual la prensa tuvo acceso parcial), plantearon al presidente Varela algunas inquietudes del sector: la percepción de una desaceleración económica producto de la restricción del flujo de caja por parte del Estado, las cuentas por cobrar que mantienen los proveedores del Estado, y la seguridad jurídica, y la agilización de las órdenes de proceder.

Según cálculos de Ford, el gobierno desembolsará entre $300 y $400 millones próximamente, lo que ayudará a reactivar la economía del país, este año estimada a crecer un 6%.

La amplia conversación sostenida entre los 15 directivos de la Cámara de Comercio y el Ejecutivo se desarrolló en un almuerzo provocado por el sector privado que se efectuó ayer en el Palacio de las Garzas.

Antes de acudir a la cita, el presidente del gremio Jose Luis Ford, recogió algunas impresiones de sus miembros: “en el primer trimestre de este año, dice, un 60% de los empresarios detectaron una baja en la facturación. De igual forma el 50% de ellos siente que la facturación crecerá en lo que queda del año” explicó Ford.

Algo parece haber quedado muy claro a los empresarios: “hay un nuevo sistema democrático al cual toca adaptarse para avanzar hacia un gobierno que defienda los intereses de la nación”, advirtió Varela.

En palabras cortas, el cambio de administración gubernamental no tiene entre sus planes hacer negocios desde la Presidencia. “Aquí no vive un ser supremo que dicta políticas de lo que tiene que hacer todo el mundo” manifestó el mandatario en una pequeña rueda de prensa al culminar la reunión entre ambas partes.

Varela insistió en que parte del “ordenamiento y cambio en muchas áreas es lo que hoy detuvo algunos proyectos en riesgo que se analizan de distinta forma. Hay áreas, señaló, como el aeropuerto de Tocumen, la Autoridad Marítima de Panamá, por ejemplo, en los que se está aumentando la rentabilidad al Estado” dijo.

Seguidamente detalló aquéllos proyectos que requieren de una revisión puntual de su administración y que se definirán a finales de mes: “el sistema de riego en Tonosí, al cual se adelantaron $40 millones pero no había tierras para regar; los hospitales que construye IBT Group en Metetí (Darién), otro en el Distrito de Bugaba, y uno más en el sector de Colón se reactivarán. No obstante, el hospital que construye el mismo consorcio en la provincia de Los Santos quedará en pausa hasta nueva orden”, abundó.

Añadió que en la Ciudad de las Artes también se espera un replanteamiento en la utilización del presupuesto que se asignó al proyecto, al igual que en la ciudad deportiva de Colón y Chiriquí. Varela anunció que cederá la construcción del Centro de Convenciones que se construye en Amador a una nueva empresa, ya que la encargada presenta dificultades que le impiden culminar el proyecto, acotó el mandatario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario