lunes, 9 de marzo de 2015

Ignacio Fábrega querella por calumnia e injuria a Adelita Coriat

Ignacio Fábrega De Obarrio, exdirector de la Dirección de Supervisión de la Superintendencia de Mercado de Valores, que hasta el momento enfrenta dos procesos judiciales, querelló a la periodista de La Estrella de Panamá Adelita Coriat, jefa de la Unidad Investigativa, por los presuntos delitos de calumnia e injuria.

La periodista que investiga a fondo el caso de la casa de valores Financial Pacific, en uno de los trabajos titulado “El agente doble de Financial” publicado en este diario el 11 de noviembre de 2014, recogió la querella que interpuso la Superintendencia de Mercado de Valores contra Fábrega por supuestos delitos de corrupción de servidores públicos.

Dicha querella expone que Fábrega, siendo funcionario de la SMV, filtró desde su correo electrónico información confidencial y reservada de las acciones que tomaría la Junta Directiva de la SMV contra Financial Pacific, mientras ésta se encontraba bajo investigación.

“GARGANTA PROFUNDA”
"La casa de valores Financial Pacific tenía una "garganta profunda" que informaba a los directivos de lo que ocurría en la Superintendencia de Mercado de Valores (SMV).

Era un infidente, una pieza clave, con acceso a información privilegiada, confidencial, que los ponía al tanto de las quejas que se presentaban ante la entidad regente y, además, les indicaba cómo resolverlas", se lee en los primeros párrafos del informe periodístico de Coriat.

Fábrega, quien recientemente logró una medida cautelar de país por cárcel que le concediera el juez Primero Rolando Quesada después de haber estado detenido en la Dirección de Investigación Judicial a raíz de la querella en mención, se considera ofendido por la relación del término “garganta profunda” que según él, se asocia a una película “estadounidense porno (pornográfica) estrenada el 12 de junio de 1972, escrita y dirigida por Gerard Damiano” se lee en la querella contra la periodista.

En un relato vulgar, el querellante relata el contenido del film -que por respeto al lector no reproduciremos- haciendo alusión al término "garganta profunda" y asevera que al denominarlo "garganta profunda", desprestigia y denigra a Fábrega. Añade que el término atenta contra la “masculinidad, hombría, virilidad y honor, de Fábrega, ya que es obvio que es imposible que el mismo posea órganos sexuales femeninos (y que nos vengan ahora con la burda historieta que se trata de una metáfora)” aparece en el documento.

Según la defensa de Fábrega, la periodista “irrespeta a los lectores haciendo gala de una irresponsabilidad periodística notable” que no mide las repercusiones dañinas de lo que escribe al público”.

Cualquiera pudiera pensar que cada cual asocia un término o su connotación según el nivel cultural que posee.

La defensa de Fábrega parece ignorar uno de los episodios más relevantes de la historia política norteamericana mundialmente conocida. El vocablo 'garganta profunda' rememora el seudónimo de William Mark, segundo al mando del Federal Bureau of Investigation FBI, que destapó el caso de las escuchas ilegales desde el edificio Watergate Washington D.C por hombres contratado por el presidente, y desencadenó en la escandalosa renuncia del presidente norteamericano Richard Nixon en agosto de 1974.

DATOS CONFIDENCIALES
La querella de la SMV contra Fábrega detalla episodios del comportamiento de Fábrega que, según la entidad pública, sustentan los señalamientos en su contra.

Explica que Fábrega al ser un funcionario público y tener acceso a información privilegiada debía cumplir con la obligación de no divulgar información confidencial que haya obtenido en el desempeño de sus funciones, prohibición establecida en el artículo 268 del texto único de la Ley de Mercado de Valores.

Estos elementos se puntualizaron en la nota periodística que escribió la comunicadora como parte de los hechos que rodean la investigación de las irregularidades encontradas en la casa de valores por la SMV, y que motivaron que se ordenara la intervención.

EL PASADO
La publicación del 11 de noviembre de La Estrella de Panamá contiene además una nota relacionada titulada “Un pasado turbulento” en el que cita información del artículo "The bad seed off Panama leaves securties regulator to work for agency´s principal target", o en traducción al español "la mala semilla de Panamá deja la agencia reguladora para trabajar en el principal objetivo de la agencia".

En este artículo publicado de la página Wanted, S.A. del block de Kenneth Rijock, se exponen algunos hechos que los autores atribuyen a Fábrega, no obstante, Fábrega endilga esta información a la periodista como si fuese de autoría de Coriat a pesar de que esta citó las fuentes y sus autores.

En varias ocasiones la periodista invitó a Fábrega a que accediera a una entrevista para conocer su versión de los hechos. Sin embargo este nunca aceptó. Las solicitudes se efectuaron en un intercambio de varios correos electrónicos entre la periodista y Fábrega. Pero fue inútil a pesar de la insistencia de la periodista.

Fábrega también enfrenta querella de la SMV por presuntos delitos financieros, quiebra, blanqueo de capitales, y delincuencia organizada radicada en la fiscalía 14 del Ministerio Público.

INTENCIÓN DE INTIMIDAR
Blanca Gómez, presidenta del Colegio Nacional de Periodistas calificó la acción de Fábrega como un intento de intimidación a la libertad de prensa y derecho a la información.

“El CONAPE no puede guardar silencio ante los recientes ataques contra los comunicadores sociales que se manifiestan en forma de querellas judiciales con el ánimo de amedrentar y silenciar la labor de los colegas”, expresó Gómez.

A juicio de Gómez, Fábrega debe tener claro que este tipo de estrategias no funcionan, pues, si lo que se persigue es impedir la labor investigativa de la periodista Coriat, se equivoca, indicó Gómez.

“Si algo tienen nuestros periodistas es coraje y valentía, y a Adelita Coriat le sobra eso y mucho más”, dijo Gómez.

“Ella no está sola, cuenta con el respaldo del CONAPE que ha dado crédito a su carrera periodística en un claro ejercicio de un periodismo serio, libre y responsable”, concluyó Gómez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario