viernes, 5 de julio de 2013

No hay respuesta para las madres

Después de tres horas de reunión, las autoridades de la CSS aún no tienen claro qué mató a ocho bebés en Neonatología

Sin resultados concretos, cautas y hasta cierto punto reservadas, salieron las madres tras una reunión con las autoridades de la Caja de Seguro Social, (CSS).

"La reunión de hoy era para informarnos lo que se ha dicho en los medios, que están contactando al CDC (Center for Desease Control EEUU) para las averiguaciones", comentó la doctora Yilany Bernardo cuya hija falleció a causa de una hemorragia, según consta en el acta de defunción.

Todas las preguntas fluyeron, pero pocas respuestas hubo por parte de Gustavo Santamaría, subdirector de Auditoría de Servicios Médicos de la CSS.

Una pieza de suma importancia en este angustioso rompecabezas es el resultado de los análisis forenses que debe determinar, entre otras cosas, las concentraciones de las distintas sustancias de la nutrición parenteral que recibieron los bebés.

Durante la reunión se mencionó que la CSS ya había efectuado estos análisis, pero buscaban "aparatos más especializados" para profundizar las pesquisas.

Falta por conocer el resultado de los análisis de las muestras de fluidos biológicos y tejidos a cargo del IMEF que será de utilidad para descartar o confirmar qué sustancia, o qué concentración de la misma, pudo haber causado las hemorragias.

De lo que sí hay certeza es que todos los bebés presentaron hemorragias en un lapso de tiempo corto; que al suprimir los medicamentos cesaron las muertes, que con o sin alcohol bencílico la heparina puede causar hemorragia; que la FDA advierte que en neonatos el alcohol bencílico puede provocar acidosis metabólica o gaspyng syndrome que provoca jadeos en los neonatos con consecuencias fatales; que se debe descartar que el alcohol bencílico no haya tenido relación con el efecto anticoagulante que produce la heparina, que la nutrición parenteral es un denominador común; que se debe investigar con claridad cómo y quién preparó esta solución, y que seguramente el CDC aconsejará a la CSS revisar las dosis de heparina antes de recibir las muestras.

Los afectados manifestaron su indignación por las contradicciones que emanan de la institución. Uno de los abuelos, Gilberto Bernardo, solicitó la separación del director Sáez-Llorens mientras se investiga el caso.

Advirtió que de no contar con respuestas satisfactorias "caminarán por la vía legal".

Trascendió que algunas madres que residen en el interior fueron contactadas por personal de la CSS antes de la reunión efectuada en el complejo, supuestamente para conversar con ellas en caso de que se dificultara su traslado a la capital.

Agregaron que aún no hay fecha para un próximo encuentro para conocer detalles sobre las averiguaciones.

Las madres plantearon la duda sobre la posibilidad de que la concentración de alcohol bencílico haya sido el causante de las afecciones, al respecto las autoridades informaron que investigan si algún otro ingrediente en la solución nutricional pudo contener esta sustancia.

2 comentarios:

  1. YOU ARE INVITED TO FOLLOW MY CHRISTIAN BLOG

    ResponderEliminar
  2. Una persona que llega a un puesto público por sus propios méritos no vacila en renunciar frente a una situación que esta siendo seriamente cuestionada, esto se llama vergüenza profesional, y es el primero que llamar a una investigación seria e independiente para encontrar la verdad, esto se llama honor

    ResponderEliminar