viernes, 14 de junio de 2013

Introspección necesaria

Esta semana  Rafael Candanedo, presidente del Colegio Nacional de Periodistas se atrevió a revelar una radiografía sobre  la percepción interna y externa de la profesión en Panamá.  Un acto valiente y necesario para todas los ejercicios profesionales; abogados, médicos, ingenieros o arquitectos.  Todos tenemos una responsabilidad social al momento de ejercer nuestras tareas, pero a nadie le gusta estar en la mira.

Los periodistas además, debemos tener presente en todo momento la ética profesional pues representamos no solo la voz de quienes no la tienen, debemos investigar a fondo los hechos, entregar  información verás, certera, y nunca descuidar el equilibrio y la objetividad. Miles de principios se unen al redactar una nota.

Sin embargo la percepción de la sociedad indica que no estamos haciendo bien nuestro trabajo en cuanto al uso y abuso de la libertad de expresión. En este punto la opinión pública está dividida en partes iguales, he ahí el peligro.

¿Por qué la gente piensa que abusamos de nuestra condición en función de la libertad de expresión? Será que escudamos nuestras malas prácticas en este término?

Un desbalanze a favor del abuso de la libertad de expresión pone al gremio en aprietos; el mayor activo de un periodista es la credibilidad, en el momento en que deja de tenerla puede retirarse sin nada que perder.  Peor aún, cuando la profesión es percibida sin credibilidad es transferida a otros poderes que no necesariamente son capaces de transmitir con objetividad, sino una verdad a su propio interés.

Pareciera que la adquisición de medios por parte del gobierno puede alterar la credibilidad del medio, pues se tiene la percepción que quien trabaja para el Estado, sin importar qué gobierno esté al mando, no dice la verdad completa, mas bien se parcializa a favor de la gestión gubernamental.

También hay quienes no trabajan en el gobierno pero inclinan la versión de los hechos por algún interés en particular y se escudan en la objetividad, una práctica deshonesta condenable.  Pero también hay periodistas honestos, con vocación, balanceados, que tratan de llevar la mejor redacción al receptor, espero que en esta sección estemos la mayoría.

Los resultados, a pesar de ser una alerta, son sanos para motivar una sincera reflexión del gremio, reforzar principios y valores periodísticos,  lograr mejoras salariales para equilibrar la carrera y los riesgos que conlleva, y reforzar los gremios especialmente en tiempos donde las sensibilidades están a flor de piel.

1 comentario:

  1. Esta reflexión amerita ser realizada por todos los gremios. La Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos está bajo la mira publica por aceptar la Junta Tecnica de Ingeniería el uso de la "mala práctica" en el diseño, construcción e inspección de obras civiles pues hay muchos colegas involucrados. Al no ser sancionados los abusadores quien no los denuncia se convierte en cómplice de la mala acción. Esto está sucediendo en todas las profesiones y mi denuncia personal reposa en el Ministerio Publico desde que era Procuradora Ana Matilde Gomez. Creo la denuncia está durmiendo el sueño de los justos en alguna gaveta de la Fiscalía. Tengo mi constancia de mi denuncia y no soy cómplice en tanta irresponsabilidad que ha costado ya vidas humanas, estudiantes en escuelas por un muro, obreros enterrados por zanjas, funcionarios de la Cruz Roja, y muchos mas denunciados por nuestras manos los obreros del SUNTRACS. Todo ha sido dejado así tal cual Adelita lo conoce por via entrevista que me invitó. Respetuosamente, Ing. Humberto E. Reynolds de Unamuno

    ResponderEliminar