sábado, 15 de junio de 2013

¿Guerra geopolítica o mayor competitividad?

Nicaragua firmó el Acuerdo Marco para la construcción del Canal Interoceánico con Wang Jing  representante de la empresa china HK Canal Developtment Investment, y en representación del gobierno Manuel Coronel Kautz como representante de la autoridad del Canal.

La prensa nicaragüense,  reporta el hecho como una "entrega del país" a los chinos, argumenta que Wang es el único inversionista y dueño que se conoce de la empresa que a la vez es dueña de un holding en Islas Caimán llamado HKND poseedora de las acciones de la empresa que construirá el canal y los proyectos relacionados a esta mega obra.

Durante la firma de este convenio Wang afirmó "el canal nicaragüense pertenece siempre al pueblo nicaragüense. El Canal nicaragüense es siempre para bienestar al mundo. Unamos nuestras manos para que se realice el sueño centenario del pueblo nicaragüense rápidamente", dijo.

Según Wang ha encontrado la tierra prometida en Nicaragua y con la construcción de esta nueva ruta de ambos mares dará alegría y libertad al mundo, expresó.

Como primer paso se  contrató a una firma norteamericana para que se encargue del estudio de impacto ambiental y encontrar así la mejor ruta, esta investigación tomará mas de un año para  ofrecer los resultados.

La idea no salió del sombrero de un mago, desde hace años ha rondado en la mente de las potencias del mundo que perciben que el Canal de Panamá no es capaz de sostener el aumento sostenido del comercio, he ahí que Rusia y China catalizaron el proyecto hasta que finalmente se concretó con la firma del convenio.

Entre las desventajas que argumenta Nicaragua sobre el Canal de Panamá, es que es poco lucrativo y provoca pérdidas millonarias a las empresas navieras que esperan tres y cuatro días para cruzar.

Además, aducen que el tamaño reducido dificulta el flujo continuo de barcos, por tanto, ven necesario un nuevo sistema de transporte que mejore la ruta interoceánica.

Con mayoría de votos el Congreso Nicaragüense aprobó la "Ley Especial para le Desarrollo de Infraestructura y Transporte Nicaragüense atigente a El Canal, Zona de Libre Comercio e Infraestructuras Asociadas".

La obra tardaría en construirse unos 10 años con un costo aproximado de 40 mil millones de dólares.

Pareciera una copia del modelo panameño, incluso el tiempo de la concesión que puede tomar un siglo que la inversión retorne a manos nicaragüenses.

El modelo va acompañado de un oleoducto que conectaría espacios en litorales del Pacífico y Atlántico, la construcción de dos puertos de aguas profundas en cada extremo unidos por un canal seco con un ferrocarril de carga. Aunado a esto se crearán dos zonas de libre comercio y la construcción o ampliación de  un aeropuerto internacional en cada una de las zonas.

Mas allá del Canal
El ex administrador del Canal de Panamá Alberto Alemán Zubieta se mostró incrédulo acerca de la veracidad que tendrá la mega obra de sus vecinos.

"Yo le respeto a Nicaragua su derecho es su opción como cualquier país que quiera hacer infraestructura aquí no solamente se han hablado del Canal de Nicaragua sino de canales secos entre Honduras y El Salvador, también en el área de México todos los países buscan la forma de hacer su propia infraestructura eso lo que quiere decir para nuestro país es entender que nosotros siempre vamos a estar compitiendo y Panamá tiene que seguir compitiendo y ser un país de excelencia" indicó Zubieta.

En un par de años Panamá tiene proyectado inaugurar un canal ampliado que brindará enormes beneficios a la economía de escala del país a mucho mas corto plazo que un canal de Nicaragua que será con mucha suerte inaugurado en una década en el vecino país. Zubieta duda de que el proyecto nicaragüense se concrete, afirma que en varias ocasiones se habla de diferentes formas de acortar distancias entre ambos océanos y en esto las iniciativas por tierra también se han puesto a prueba en los distintos países, no obstante, la competitividad y experiencia parecen ser la tónica de esta materia.

"Yo dudo que se vaya hacer pero de todas maneras  pienso que países como Nicaragua requieren de sistemas de transporte integrados requieren de interconectividad en el pacífico no necesariamente con un canal" dijo Zubieta.

Sin embargo otras voces visualizan la acción como la expansión de los chinos en América; un centro de acopio y re exportación de sus productos que pondrá en jaque comercial a los norteamericanos.  Los chinos ven en esta mega obra, además, una disputa por el control de comercio mundial y regional que disminuirá la influencia norteamericana en su llamado patio trasero, asegura el Arquitecto George Kurani, autor de varios documentos que plantean alternativas de desarrollo en Panamá.

"Dado que al crearse una ruta alternativa, dos puertos inmensos en el caribe y el pacífico, dos zonas francas de comercio exterior, canal seco para el transporte terrestre, un oleoducto y gasoducto, zonas complementarias de viviendas y servicios públicos en todos los sectores, conllevan a un proceso de crecimiento en zonas rezagadas de Nicaragua, y una gran empleomanía para la región centroamericana, que a su vez, utilizaran la vía acuática y todos los sistemas multimodales de comunicación de servicios marítimos, terrestres, comunicaciones, y posiblemente aeronáuticas, y de logística industrial, comercial, turísticas e institucionales, potenciaran la economía nicaragüense por el próximo siglo en forma constante, producto del impacto directo e indirecto de la industria de la construcción" según Kurani.

Además del beneficio económico para Nicaragua, las repercusiones alcanzarán a toda la región. Por ejemplo para el comercio de petróleo entre Venezuela y China, con éste canal pueden transportarse materias primas que deberían bajar mucho el costo de en la exportación.  La presencia de China en América es mas activa de lo que se hubiese pensado hace dos décadas cuando las barreras del comercio chino parecían altas murallas impenetrables.

NOTAS RELACIONADAS

1 comentario:

  1. Considero estos tratados con una gran potencia como China es la Invasión permanente de otra área latinoamericana. El forcejeo de intereses se intensificará y tendrá sus repercusiones en Panamá debido a que estamos "Bajo el Paraguas del Pentágono". China ha logrado iniciar la invasión "Pacífica" de Latino-América y los norteamericanos tienen muchos intereses en el área. Presiento los intereses de ambas potencias empezaran a chocar dentro de poco tiempo. Ha que decir "LLEGARON LOS CHINOS" como cuando se gritó "LLEGARON LOS BIKINGOS". Llegaron a firmar para quedarse. USA-CHINA empezaran el forcejeo de intereses y nuestras generaciones futuras afectadas pues cuando dos elefantes forcejean, la que sufre es la hierba. Creo Nicaragua empieza a vivir sin independencia como se vivió en Panamá con la "Canal Zone" regida por Norteamericanos y ahora bajo el Paraguas del Pentágono. Nicaraguenses han creado una "QUINTA FRONTERA" a voluntad de un Gobierno NO de un pueblo. Respetuosamente, Ing. Humberto E. Reynolds de Unamuno

    ResponderEliminar