lunes, 8 de marzo de 2010

Agro en agonía

El sector agrícola aún carece de un plan estratégico de desarrollo. Jamás había estado tan estancado como ahora. ¿Cómo se explica que en 8 meses el ministro no haya visitado algunas oficinas regionales, pero en cambio, viaje al otro lado del planeta sin que aún conozcamos acerca de sus beneficios?

Lo que parece ignorar el jefe de la cartera es que sin el sector primario nada se mueve en el país. Que la incertidumbre a la que esta sometido el productor solo ocasiona pérdidas irrecuperables. Cultivar, corriendo los riesgos que esto conlleva, con la incertidumbre de que su producto puede ser desplazado por otro de importación, sólo desmotiva el campo y encarece el alimento.

Esta situación también pone en duda una de las promesas de campaña del presidente; la cadena de frío y abaratar la canasta básica. Pareciera que el ministro esta sujeto a impulsos voluntariosos que responden a ciertos círculos de importadores y comercializadores que engruesan sus bolsillos sin contemplar el daño al sector. De no ser así, ¿por qué la inconformidad e inquietud generalizada del sector? ¿Cómo pretendemos garantizar la canasta básica sin un plan a mediano y largo plazo?

Para poder definir la canasta básica es necesario establecer la cadena alimentaria; sentar en la misma mesa a productores, comercializadores, transportistas, intermediarios y al estado con el fin de lograr una proyección a cinco años, con la determinación de bajar la canasta básica. ¿Qué impide éste diagnóstico?

Se hace imperante una zonificación del país para cada rubro, acomodar el periodo de producción, abaratar insumos y tecnología, e impulsar el sector. Solo así se garantizará la disponibilidad del producto a buen precio. ¿Por qué persiste la impresión de que la balanza se inclina hacia la importación y que se menosprecia al sector primario, cuando se debe velar antes por lo propio?

No hay comentarios:

Publicar un comentario