La captura de Camargo y la recomposición de la pandilla

La información que posee el cabecilla de una de las pandillas más relevantes del país vale más que los $50 mil que figuraban en su recompensa. Como ocurre en estos casos, la organización pasará por una reestructuración, una debilidad que podrían amasar a su favor las autoridades para mermar su capacidad operativa 


Las autoridades ofrecían $50 mil por su captura, una recompensa que evalúan pagar por las pistas que pudieran conducir a su captura. Sin embargo, la información que posee Camargo es mucho más valiosa.

Análisis

Justicia. Eso es lo que representa para el viceministro de Seguridad Igor Pittí, la posibilidad de que Jorge Camargo Clarke, alias Cholo Chorrillo, sea extraditado a Estados Unidos para enfrentar a un tribunal de Los Ángeles, California por el presunto delito de narcotráfico. “A nosotros nos parece que la justicia debe ser universal, el que delinque debe ser castigado con derecho a defensa”, manifestó el titular de seguridad. La apreciación de Pittí, no obstante, deja entrever el riesgo que representa para las autoridades traer a suelo panameño a una persona con el perfil de Camargo, que podría seguir operando desde la cárcel o burlar el sistema de justicia con la que tiene pendiente un caso a raíz de la operación Neptuno. Dicho operativo desarticuló varias células de la pandilla a su cargo, la idea era detenerlo, pero ya había escapado.

Pittí reveló que unos meses después de la acción policial, Camargo arribó a Costa Rica, desde donde planificaba y daba instrucciones a los miembros de la organización.  

El panameño de 43 años, cabecilla de una de las pandillas de alto perfil en Panamá,  fue capturado en Costa Rica la semana pasada y presentado ante un tribunal como parte del proceso de extradición al norte.

Las autoridades ofrecían $50 mil por su captura, una recompensa que evalúan pagar por las pistas que pudieran conducir a su captura. Sin embargo, la información que posee Camargo es mucho más valiosa.

Hay una parte visible, la punta del iceberg, pero el grueso está en las ramificaciones que tiene la pandilla, los tentáculos en diferentes esferas que le permiten operar: los alcances comerciales que le facilitan lavar la plata en el sistema financiero panameño o extranjero, los contactos en instituciones clave que le nutren de información, ya sea judicial, datos sobre operaciones tácticas, de ejercicios de los estamentos de seguridad, rondas, agilización de las rutas, incluso el cobro de favores a políticos. Esto y más tiene el Cholo Chorrillo en su cabeza o anotado en cualquier sitio. Por eso el valor de la captura, por los nexos que puede desenmascarar uno de los principales cabecillas de una de las organizaciones delincuenciales más importantes del país.

A esto se añaden las rutas y operatividad que manejaba la organización para el trasiego de droga u otros delitos conexos. Los fiscales de Estados Unidos pudieran hacerse de esta información si prospera la extradición de Camargo. Podrían usarla a su favor o compartirla con las autoridades panameñas para profundizar la pesquisa.  

Los grupos criminales compran a quien les sea útil para lograr su objetivo, no importa en dónde trabaje, o en qué entidad del estado se desempeña. En los recientes operativos han caído funcionarios judiciales, de la Autoridad del Canal de Panamá, de Autoridad de Aduanas, de las empresas portuarias, de los estamentos de seguridad, de la Caja de Seguro Social, o del Municipio. Acciones que se traducen en una especie de limpieza que, amparada desde el más alto nivel, hasta ahora aparentan contar con un espaldarazo, al menos en la parte de investigación judicial.

“Es cierto que hemos estado haciendo una depuración interna con aquellas unidades a las que se ha probado que tienen nexos con el crimen organizado”, indicó Pittí.  Aún hay más, tal vez las autoridades no tienen claro cuántas más de ellas puedan estar cooperando con las estructuras delincuenciales, pero la idea es irradiar el mensaje de que no habrá impunidad.  

Las cédulas falsas que ha detectado la entidad no cuentan con las medidas de seguridad, plásticos, QR, tratan de simular estos componentes con otros caracteres a los que goza la cédula original. “Cada cédula cuenta un holograma antes de laminarla que es lo caracteriza una cédula válida”, dijo Estrada.

Al ser detenido Cholo Chorrillo tenía en su poder una licencia con el número de cédula de otra persona.

Gilberto Estrada, director nacional de Cedulación del Tribunal Electoral, al respecto indicó que el lunes por la tarde recibieron información de que lo que se encontró a ‘Cholo Chorrillo’ era una licencia de conducir e inmediatamente revisaron en la base de datos, localizaron los datos de Camargo en el sistema y se verificaron contra el número de cédula que aparecía en la licencia de conducir, que en efecto, pertenece a otra persona. “Se efectuaron las comparaciones biométricas y como resultado se percataron de que se trataba de dos personas distintas, cada uno con sus datos particulares, lo que excluye que se trate de una suplantación de identidad”, aclaró el funcionario.

La foto que aparece en la licencia de Cholo Chorrillo pertenece al titular del número de cédula de la supuesta persona. Estrada dijo que se han falsificado cédulas, de forma burda, pero que el sistema no permite emitir una cédula a nombre de otra persona porque al momento de tomar la fotografía, el funcionario revisa el motor biométrico sobre el reconocimiento facial, en caso de encontrar una incongruencia pasa a otro departamento de verificación de identidad donde se realizan los análisis correspondientes y define y si emiten o no el documento. Cuando identifican irregularidades el sistema lo remite al departamento de investigación de identidad ciudadana.  

Las cédulas falsas que ha detectado la entidad no cuentan con las medidas de seguridad, plásticos, QR, tratan de simular estos componentes con otros caracteres a los que goza la cédula original. “Cada cédula cuenta un holograma antes de laminarla que es lo caracteriza una cédula válida”, dijo Estrada.

RECOMPOSICIÓN
Las autoridades esperan una reestructuración del grupo criminal ahora que al jefe le espera un largo camino judicial. Puede haber un ajuste de cuentas, evidentemente la estructura se va a reorganizar, entonces veremos quién queda al mando del negocio criminal.

“Como todo debilitamiento el grupo se reorganiza de alguna forma u otra tomando en cuenta que las pandillas en Panamá obedecen a pandillas extranjeras que operan desde otros continentes y que requieren un servicio específico”, analizó Alejo Campos, director regional de Crime Stoppers.

Más tarde que temprano ese vacío tendrá que llenarse y eso ocurre luego de la reorganización para satisfacer las rutas de distribución, del tráfico.

“Es una oportunidad para las autoridades atacar la base de la estructura ahora que pasa por un momento de debilidad, sería clave que existiera una ley de extinción de dominio para eso”, enfatizó Campos. La creación de una subcomisión en la Asamblea Nacional analiza el proyecto de ley 625 que pretende implementar la extinción de dominio. 

FOTO CORTESÍA 
TELENOTICIAS CANAL SIETE de Costa Rica

No hay comentarios

Publicar un comentario