miércoles, 13 de mayo de 2020

Fases entrarán en vigencia cada dos semanas, según comportamiento del virus

Es posible que en la tercera fase ya no se requieran salvoconductos, avanzó el ministro de Comercio, Ramón Martínez

Todos los bloques comerciales y profesionales podrían estar funcionando en un periodo de 12 semanas. De acuerdo a un conversatorio organizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Panamá (Amcham) y el ministro de Comercio e Industrias, Ramón Martínez, titulado "Ruta hacia la nueva normalidad y reapertura comercial", éste manifestó que cada bloque tendrá un periodo de evaluación del comportamiento del virus de dos semanas. Si criterios de medición para proceder a la apertura entre una fase y otra dependerán de los índices de transmisión del virus. Martínez explicó que si se mantiene a un ritmo de duplicación de cada 20 días y se cuenta con la disponibilidad de camas en las Unidades de Cuidados Intensivos en los hospitales entonces se pasará a la siguiente fase.

El gobierno activó la apertura de las distintas fases y las actividades correspondientes en cuanto al aporte que éstas brindan al Producto Interno Bruto y a la posibilidad de funcionamiento según el desarrollo de la pandemia.

Este miércoles las empresas dedicadas a comercios electrónicos o ventas online, talleres de mecánica y repuestos en general , así como los plomeros, electricistas, empresas dedicadas a mantenimiento de sistemas de aires acondiciones, ascensores, limpieza de piscinas y pesca artesanal iniciaron laborales después de casi dos meses de que el gobierno decretara la cuarentena.

Aunado a esto, el jefe de la cartera adelantó que entre hoy o mañana, la institución emitirá un decreto en el que se dictarán las pautas para la reactivación de los contratos laborales suspendidos, que sobrepasan los 110 mil, que permitirá a las empresas recontratar al personal que requieren por la flexibilidad que regirá bajo el esquema de hora trabajada hora pagada, dijo Martínez.

El gobierno, a pesar de que ha divulgado las actividades que abrirán según la fase que les corresponde, aún no ha revelado en su totalidad el plan económico que implementará para paliar el azote de la pandemia en el sector económico.

Las Pequeñas y Medianas Empresas, que conforman el 95% del mercado comercial del país, serán las más afectadas. Hasta el momento el Ejecutivo ha divulgado que cuenta con un préstamos de $300 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), de los cuales la mitad se destinará para las Pymes y el resto al sector agropecuario que recibirá préstamos de hasta $100 mil sin intereses a través del Banco Nacional de Panamá y el del Banco de Desarrollo Agropecuario. Sin embargo, aún no se ha revelado las condiciones en que las Pymes podrán obtener dichos préstamos, a qué tasa de interés o qué monto, y qué empresas califican para este trato.

En cuanto a la normalización de actividades en forma gradual, el plan es lógico en su aplicación, añadió Martínez ante las preguntas de los empresarios del gremio. las ferreterías son proveedores importantes de la industria de la construcción, que se activará en la segunda fase, al igual que la minería y subcontratistas a quienes se les brindarán los respectivos salvoconductos para poder iniciar operaciones.

El sector de transporte y logístico ya se encuentra abierto, de manera que cuando inicie la segunda fase los contratistas y proveedores ya estarán amparados para circular.

En el primer día de apertura, el Mici emitió 1,500 salvo conductos a trabajadores de las diferentes empresas vinculadas a la actividad liberada. En el camino se encontraron con empresas que no tenía actualizado en su permiso de operación la actividad que están realizando en el momento, un paso previo necesario que deben cumplir las empresas antes de la validación del salvoconducto.

Respecto a las reuniones de trabajo de hasta 10 personas que se podrán realizar en las empresas, el ministro explicó que es una medida que aplica únicamente al bloque uno y a las que ya han estado operando, quienes no han sido dados de alta para la operación, no pueden hacer este tipo de juntas.

Por otra parte, en lo que respecta a los trabajadores informales que se agrupan en la primera fase pero que no cuentan con un aviso de operaciones en el Mici, Martínez dijo que con su certificado pueden tramitar el documento para circular. "Algunos (profesionales independientes) están tramitando estos salvoconductos con el registro de Ampyme, de repente es una buena oportunidad para que los informales pasen a la formalidad por medio de registro en Ampyme", manifestó el ministro.

"Es posible en el bloque número tres ya no se requiera de salvoconductos, así que la desregulación será lo que vendrá en el futuro si los contagios siguen siendo bajos y podamos seguir avanzando", adelantó Martínez.

Todo dependerá, enfatizan las autoridades, en el comportamiento del virus y de las medidas de higiene que aplique la población, el distanciamiento entre unos y otros y el lavado de manos, entre otras recomendaciones. Se sugiere a las empresas que arranquen con el 25% de la capacidad, es decir, que si cuentan con 100 empleados, sean 25 los que realicen labores presenciales y el resto se mantenga en teletrabajo,.

Con respecto a la validación del salvoconducto, Martínez añadió que el sistema valida los sectores que entran en cada fase y lo parea con las actividades que están permitidas en los decretos, una vez que esto ocurre, las empresas pueden enlistar a los empleados que necesite para validar el salvoconductos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario