viernes, 29 de mayo de 2020

Diálogo de la mesa tripartita enfrascado

El lunes las partes retomarán las conversaciones en temas puntuales como la reincorporación y jornadas laborales

La mesa plenaria tripartita cerró sin avances sustanciales este viernes luego de una reunión maratónica de 5 horas. El gobierno, representado por el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral (Mitradel), el sector empresarial y gremios sindicalistas, se sentaron a conversar sobre la metodología laboral que deberá seguirse en la reapertura gradual de los bloques económicos. No obstante, se estancó cuando los participantes, en su mayoría trabajadores, solicitaron definir quiénes podían participar de la reunión, cuando el tema ya había sido agotado en mesas anteriores. "Decían los trabajadores que querían más participantes en la mesa, y eso ya se había definido, hay un principal y un suplente por cada parte en cada una de las mesas de trabajo, querían que se habilitaran a quienes estaban participando", manifestó Aida Michelle Maduro, secretaria del Sindicato de Industriales de Panamá.

El primero de mayo, se instalaron tres mesas de trabajo –asuntos sociolaborales, asuntos laborales, económicos y jurídicos para el trabajo y preservación del empleo, y la mesa de retorno gradual laboral y sanitario– con el objeto de que las partes se pusieran de acuerdo en la reincorporación de los más de 200 mil trabajadores suspendidos, las jornadas laborales y asuntos relativos a la reapertura.

No obstante, la inconformidad de los trabajadores y de algunos miembros del sector empresarial, es que mientras se dialogaba sobre el temario, el gobierno emitió decretos sin consultar a las partes sobre asuntos en discusión. Esto ha generado la molestia de los trabajadores y empresarios, pero más de los primeros, quienes amenazaron este jueves con levantarse de la mesas de trabajo alegando que fueron ignorados en sus planteamientos.

El Mitradel se comprometió a considerar a la mesa ante de hacer cualquier legislación. Los sindicatos no admiten cambios al Código de Trabajo, aunque sea de manera temporal en temas específicos, "pero no hay un ambiente positivo de parte de los sindicatos", indicó uno de los participantes. Los sindicalistas señalan que se debe mantener el Código de Trabajo y que el gobierno financie a todas las personas suspendidas o afectadas por la pandemia, "una posición irreal porque el Estado tiene la finanzas deterioradas y hay que fijarse en la forma en que se reactive la economía con el empleo. De salida no aceptan cambios", añadió esta persona.

De acuerdo a Abelardo Herrera, representante de la Confederación Unificada de Trabajadores de Panamá, uno de los puntos de desencuentro se ciñe a la suspensión de los contratos de trabajo y su reactivación gradual, ya que las medidas de higiene restringen la cantidad de empleados que pueden volver a sus puestos de trabajo. De igual forma, el sector privado no tiene la capacidad para reactivar a todo el personal debido a la falta de liquidez después de haber permanecido cerrados por dos meses.

Herrera acusó al gobierno y empresarios de "hacer una legislación paralela a la que está ahora", además de ignorar los planteamientos que proponen.

Maduro recordó que la mesa no es una de negociaciones, sino de diálogo, para ponerse de acuerdo en la forma en que se reactivarán las empresas.

Si no se logra un acuerdo en la mesa el gobierno tendrá que tomar alguna medida laboral. "El Código de Trabajo habla de una suspensión de contratos hasta por cuatro meses, pero ya estamos muy cerca de llegar a los cuatro meses. Desde el punto económico la pandemia va a incidir más de este tiempo, especialmente en la industria turística, mientras tanto, las empresas tendrán que establecer nuevos modelos de servicio con una demanda raquítica", añadió el participante que pidió obviar su nombre.

Este lunes debe arrancar el segundo bloque de apertura que aglomera a la minería y la construcción de infraestructuras del Estado, sin embargo, hasta horas de la tarde de este viernes, el sector de la construcción no había sido informado sobre qué proyectos se reactivarían y en qué parte de la República, decisión que está a cargo del Ministerio de Salud, en materia sanitaria.

El Mitradel envió una nota de prensa sobre la mesa plenaria en la que se vanagloriaba del diálogo convocado por la institución, en el que participaron 50 personas y se acordó revisar la estructura de las comisiones, se profundizó sobre las normas sanitarias y laborales que han dictado y los temas que deben ser regulados.

El viceministro de Trabajo, Roger Tejada, explicó que los decretos emitido en materia laboral buscan aclarar los escenarios para que se cumpla la ley. “Estamos salvaguardando el empleo con las acciones que hemos venido ejecutando de forma transparente y responsable en beneficio de los trabajadores y empleadores, hasta la fecha más de mil trabajadores han sido reintegrados a sus puestos de trabajo", destacó el Viceministro Tejada.

El Decreto Ejecutivo número 96, del 20 de mayo, dicta que las empresas que reactiven operaciones podrán acordar con los trabajadores reintegrados una reducción de jornada laboral durante la vigencia del Estado de Emergencia, aplicando lo establecido en el Decreto 71 del 13 de marzo de 2020 y el Decreto 85 del 2 de abril de 2020.

No hay comentarios:

Publicar un comentario