miércoles, 22 de abril de 2020

Exfiscal transportaba 128 paquetes de droga en un auto


Las autoridades tenían información sobre el cargamento e instalaron un retén para capturarlo, había sido destituido en diciembre de 2019

I.C. había hecho una carrera en el Ministerio Público en la que ocupó varios cargos hasta llegar a fiscal de Descarga de Circuito encargado de ver delitos comunes en los casos inquisitivos hasta que fue destituido en diciembre de 2019, cuando sus superiores al parecer, notaron algo raro. Cierta incompatibilidad entre su trabajo y las amistades que lo rodeaban, su vida al salir del despacho.

Rondando los 40 años, quizás por las ansias de hacer fortunas, o por hacer aliados equivocados, se dejó llevar en un camino que no le auguraba nada bueno.

Luego, las sospechas que tenían los fiscales superiores de Bocas de Toro, donde laboraba el hombre de quien obvia el nombre, se acentuaron cada vez más hasta que la Fiscalía Especializada en Delitos relacionados con Droga recibió el pitazo sobre una supuesta carga que cruzaría la frontera hacia Costa Rica.

La información relataba que el ciudadano de nombre I.C., exfiscal del Ministerio Público, estaría transportando cierta cantidad de sustancias ilícitas en un vehículo pick-up, Toyota, con placa BR 1876 el 20 de abril.

Fue así como los funcionarios decidieron instalar un retén policial en la entrada del Puente Torres en Changuinola para interceptar la supuesta carga de droga.

Y así fue. A las tres de la tarde se aproximó un auto con las características que había recibido la Fiscalía. El carro se detuvo y los policías le pidieron sus datos. El hombre en cuestión se identificó como I. C. y se presentó como fiscal de Circuito del Ministerio Público a pesar de que ya había sido destituido unos meses atrás. Acto seguido, imaginando que el carnet que lo acreditaba como autoridad le evitaría una requisa más profunda, mostró el plástico al guardia que le tomaba los datos. Pero el uniformado parecía tener más información que el supuesto fiscal de turno y le pidió que se hiciera a un lado. La unidad le informó que tenía información acerca de un supuesto cargamento y que verificaría el automóvil. Él no opuso resistencia, más bien confesó que llevaba dichas sustancias, según se lee en un informe judicial al que tuvo acceso este medio.

En estas circunstancias, nadie conoce mejor el procedimiento que un exfiscal.

La Policía coordinó con la Fiscalía de Drogas y simultáneamente realizaron una diligencia de allanamiento a la residencia de I.C. y un registro del automóvil retenido.

En el carro, los policías encontraron cuatro tanques de combustible que guardaban 128 paquetes rectangulares, presunta droga ilícita. En el auto cargaba el carnet del Ministerio Público a su nombre como fiscal y un chaleco o abrigo con el logo de la entidad.

En la residencia del sujeto, según informe judicial, se hallaron $1,245.95, no había droga.

Como resultado de la operación, el individuo fue aprehendido y la autoridades están a la espera de los análisis de los paquetes para solicitar las audiencias correspondientes.

El hombre en cuestión había sido destituido del Ministerio Público hace cuatro meses. Antes, en 2016, trabajó como personero de la institución con un salario de $2,500 mensuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario