viernes, 13 de marzo de 2020

Lasso amplía sobre transacciones de Odebrecht

El médico y recolector del dinero de la constructora acudió por tercera vez a la Fiscalía Anticorrupción para hablar sobre las transferencias que hizo la constructora

El lobbysta de Odebrecht en Panamá, Jaime Lasso, acudió ayer nuevamente ayer a la Fiscalía Anticorrupción para continuar con la ampliación de la indagatoria que inició en febrero pasado, como parte de las averiguaciones que realiza la fiscalia sobre el pago de sobornos de la constructora a políticos y funcionarios en el Istmo.

La diligencia inició a las 9:30 de la mañana y se prolongó hasta horas de la tarde.

Recientemente, Lasso explicó a la fiscal Zuleyka Moore las transacciones que realizó con la empresa desde 2009, fecha en que conoció a André Rabello, representante de la filial de la brasileña en Panamá. En este sentido, detalló la forma en que se hacían los movimientos de dinero a través de las offshore o los pagos directos.

Manifestó que de 2010 a 2012 se envió de las sociedades V tech, Poseidon (offshore que utilizaba Odebrecht para depositar el dinero para el partido Panameñista), y sociedades intermedias como Niguel y BVTech, que pertenecían a la hija del médico, a dos sociedades: Panama Real State Offshore Limited y Alchoy Consulting en Belice, en las cuenta del MMG de Bahamas. Cuentas que según Lasso, pertenecían a Alvaro Tomás, otro miembro del colectivo que había sido colaborador en la campaña de 2014. “Yo entiendo que a estas cuentas llegaron otros aportes de empresarios más grandes de este país por más de $2 millones que no querían que se les identifique como donantes del partido por temor a las frecuentes represalias que existían en la Dirección General de Ingresos y el Ministerio de Trabajo por parte del partido gobernante. Estas transferencias que se realizaron a estas cuentas eran para pagar a proveedores del partido panameñista. Se enviaron poco menos de $1 millón y se empleó este sistema para proteger a los donantes”, confesó ante Moore.

Tomás y Lasso no acordaban las cifras que se transferían de Odebrecht. Lasso expresó que quería salirse del esquema de las transferencias y apoyos a la campaña por un asunto familiar que tuvo que afrontar. Por eso entre 2013 y 2014 no giró cheques a proveedores con dinero de Odebrecth u otros.

En la indagatoria vertida el 17 de febrero, Lasso describió a la Fiscal cómo estaba distribuido su patrimonio, las cuentas que tenía a nombre de la Fundación Don James en distintos bancos locales y del extranjero. En la mencionada cuenta, Fundación Don James,

Lasso mezcló su patrimonio con el dinero que ingresaba de Odebrecht para hacer pagos de la campaña del colectivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario