viernes, 6 de marzo de 2020

La Fundación Lucum se disolvió tras la ruptura amorosa del Rey


La empresaria alemana y expareja sentimental viajó a Botsuana con su hijo menor y el rey Juan Carlos en abril de 2012, cuando ya habían culminado su romance pero eran buenos amigos. En julio de ese año se disolvió la fundación a través de la que se transfirieron millones

Lucum Foundation, fundación creada en Panamá cuyo agente residente es la firma de abogados Aba Legal Bureau, tiene en aprietos al Rey Carlos I de España, a sus 82 años.

A través de la fundación de interés privado en mención, cuyo único beneficiario sería don Juan Carlos, se hizo una donación de 65 millones de euros a la examiga y compañera sentimental del rey emérito, la millonaria empresaria alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

El dinero fue depositado en una cuenta del banco suizo Mirabaud a nombre de la Fundación Lucum. La transacción está bajo investigación de la justicia Suiza que descubrió la cuenta secreta del rey producto de una supuesta comisión de 100 millones de euros destinados al rey de su par de Arabia Saudí, el fallecido rey Abdallha, por la adjudicación a empresas españolas para la construcción de una línea de ferrocarril de alta velocidad Medina-La Meca en Arabia Saudita, según reporta el diario Perfil.

Los suizos detectaron que Juan Carlos fue retirando durante varios años dinero de esa cuenta que se cerró en 2012. Según reportan medios españoles, el rey transfirió el dinero a otro banco suizo con sede en Bahamas, específicamente 65 millones de euros a Corinna y otro millón a una antigua amante que también residía en Ginebra.

El hecho es investigado por la Fiscalía Anticorrupción española en un nuevo capítulo de la trama Tándem, que ha remitido peticiones rogatorias a sus homólogos helvéticos que iniciaron las pesquisas por las supuestas donaciones.

La historia de la fundación en Panamá se remonta al 20 de julio de 2008 cuando Carmen de Martínez, panameña, apoderada de Aba Corporate Services Inc, constituyó la fundación de interés privado con el propósito de administrar el patrimonio de los beneficiarios de la fundación que son designados por el Consejo de la Fundación.

Dicho consejo cuenta con plenas facultades para hacer contratos y negocios y para disolver la misma. Los miembros del Consejo de dicha fundación son dos testaferros suizos de su majestad: Arturo Fasana con domicilio en 2 Bvd Georges Favon, 1204 Ginebra Suiza, y Dante Canonica también domiciliado en el país de los Alpes, rue Francois-Bellot, Ginebra. Acompañan a estos dos abogados el licenciado Harmodio Tejeira domiciliado en Torre ADR, Obarrio, Panamá, un testaferro que no pudo ser ubicado en la firma Aba Legal Bureau.

No obstante el escándalo que azota al Rey, la fundación se disolvió el 30 de julio de 2012, tres meses después de que Corinna desvelara la desaparición de su vínculo romántico con su majestad, en abril de 2012 tras vivir seis años de relación. En ese mismo año, como se dijo antes, el rey cerró la cuenta del banco Mirabaud y abrió una nueva con la que transfirió fondos a Corinna.

Todo cambió entre ellos luego del accidentado viaje a Botsuana África, cuando el rey publicó la foto con la que inició su decadencia: la imagen en la que aparecía abatido un elefante que había cazado el rey. Corinna estaba presente en ese viaje como un regalo para su hijo que nunca había asistido a un safari. El dinero, según describió la mujer, formaba parte de un regalo no solicitado del rey, una donación para ella y para su hijo con quienes se había encariñado su majestad.

En la fundación Lucum no se reportaron cambios en el directorio desde su creación hasta su disolución hace 8 años, cuando estaba integrada por los mismos miembros que la conformaron: Aba Corporate Services, Fasana, Tejeira y Canonica.

Por su parte, Aba Corporate Services, de acuerdo al Registro Público de Panamá, se creó en marzo de 2001 y sus dignatarios son Carmen de Martínez y Harmodio Tejeira, estos dos últimos aparentan ser prestanombres del bufete, pues aparecen en más de cinco mil sociedades anónimas.

Este medio se comunicó en varias ocasiones con el despacho de abogados para conocer detalles sobre la disolución, creación y la investigación en curso sobre los dineros del rey que se guardaron en la cuenta a nombre de la fundación, pero nunca recibió respuesta.

Dante Canonica y Arturo Fasana, fueron identificados por la princesa alemana Sayn-Wittgenstein, como dos piezas importantes en la estructura societaria y financiera del rey.

El primero es un famoso letrado especialista derecho bancario y finanzas, asesoría legal comercial y creación de empresas y sociedades según lo que publica el portal digital de la firma. El reputado abogado aparece en 136 sociedades anónimas según la página Opencorporates.

Corinna señaló ante el excomisario José Villarejo, quien grababa todas las conversaciones que sostenía de las cuales guardaba copias de seguridad, que poseía pruebas de quienes han hecho estructuras societarias. La princesa fungió como intermediaria en operaciones internacionales que le dieron jugosos réditos.

No obstante, los abogados del rey han negado la relación entre Corinna y la adjudicación del proyecto.

El Ministerio Público de España intenta aclarar si existe un delito de corrupción en las transacciones a raíz del caso conocido como Tándem, investigado por el excomisario José Villarejo quien efectuó grabaciones en 2015 a la alemana sin que ésta se percatara, tras un encuentro entre ambos.

El año pasado se decretó el archivo de la investigación contra el rey por 13 supuestos delitos en una pieza del caso Tándem, llamada Carol, en la que estaba imputado Villarejo, por no existir indicios de delito y haberse producido los hechos, momentos en que el rey estaba amparado por la inviolabilidad.

Según el portal okdiario, parte de la fortuna oculta del rey está a nombre de su primo Álvaro de Orleans de Borbón y de Canonica.

De lo dicho por Corinna, la Fiscalía ha identificado las posibles comisiones pagadas en la adjudicación de la obra mencionada. En las grabaciones, la expareja del rey, habló de supuestas cuentas en Suiza a nombre del rey y de la adjudicación ferroviaria que se efectuó en octubre de 2011.

La cadena española RTVE, reportó que la amiga del rey se refirió en concreto al “pago de comisiones por empresas españolas para el tren que habrían ascendido a 80 millones de euros abonados a la mujer de un empresario saudí, quien habría entregado la mitad a un empresario español y éste a su vez le habría dado todo, o parte, a don Juan Carlos”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario