domingo, 25 de agosto de 2019

Las probabilidades de usar el fondo de IVM tal vez estén presentes en uno o dos años

El director de la CSS, Julio García Valarini, asegura que según sus corridas actuariales no existe tal urgencia por modificar la edad de jubilación debido al crecimiento económico que se ha presentado en la entidad en los últimos años

Julio García Valarini, director de la Caja de Seguro Social (CSS), aspira a mantenerse en el cargo. A pesar de que su candidatura no fue considerada por la Junta Directiva de esta entidad, su nombre quedó plasmado en la lista de 17 candidatos de los que el mandatario Laurentino Cortizo elegirá uno. La CSS está ante una de las decisiones más importantes: esclarecer el verdadero estado de las finanzas públicas del fondo de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM). García Valarini, contrario a todo pronóstico que emana de los organismos internacionales que alertaron sobre las modificaciones que debían hacerse a la edad de jubilación en 2018, afirma que según sus corridas actuariales los números están en negro. Aunado a ello, hay temas sobre la calidad de la atención médica que arrastran, a pesar de la buena voluntad de los directores que buscan terminar con moras quirúrgicas, desabastecimiento de insumos y medicamentos. ¿Por qué García Valarini se merece permanecer como director? El galeno responde al Polígrafo .

¿Por qué cree usted que debe de seguir en el cargo? ¿Cuáles son sus méritos?
Lo primero, y tal vez más importante, es por qué un médico. Sobre la parte financiera de la CSS tenemos varias evaluaciones que nos dicen que la CSS tiene estados financieros buenos, bastante robustos y financieramente hablando, existen los directores. El problema que tiene la CSS es la atención de salud. Y por ahí yo soy un creyente de que en la situación que estamos ahora, una persona que conozca de salud sería la más adecuada.

¿Qué ha hecho usted para mejorar la atención médica?
En el corto tiempo como director, hemos logrado movilizar muchas cosas que tenían años de estar paradas. Teníamos una multitud de licitaciones detenidas, en medicamentos, ambulancias, softwares e insumos, y hemos logrado destrabar esas licitaciones con un equipo y una supervisión directa evaluando resultados de la gestión en la que cada quien está a cargo. En la cuestión de medicina, nos metimos mucho en el renglón de cardiología y cardiovascular, y logramos reducir el tiempo de atención de cateterismo a cero. Hoy usted puede conseguir una cita para cateterismo en días. Antes tenían que esperar un año para hacer un examen. En el corto tiempo, hemos logrado hacer cambios que, de poder tener la oportunidad de quedarme en el cargo, pudieran palparse mucho más fuerte en otros temas.

En estos cinco años que transcurrieron durante la administración de Juan Carlos Varela no se efectuó ninguna transformación estructural a la entidad. Buscamos conocer los números del supuesto déficit del programa Invalidez Vejez y Muerte (IVM), pero aún los resultados no han sido publicados. ¿Cuál es la cifra exactamente?
El servidor público solo puede hacer lo que la Ley le permite. La ley establece el mecanismo de una corrida actuarial oficial, y eso lo hace la Junta Técnica Actuarial. No es hasta hace pocos meses que se nombró al tercer actuario, pero la responsabilidad de los tres actuarios que están en los 30 años, se comprometieron hace poco que una vez depurada la data (todas las corridas actuariales que se han hecho en la CSS no ha sido perfecta la data), entregarían los datos. Para poder tener cifras de corridas oficiales debe ser a través de dicha junta.

¿Cuánto tiempo más necesitan?
Habría que preguntarle a ellos. Nosotros no podemos saltarnos esa función. Como director, puedo hacer corridas no oficiales para tener un parámetro de cómo están las finanzas.

¿Cuáles son sus resultados?
La corrida más reciente que tenemos es de 2015, que la hizo un organismo internacional y nos decía que las finanzas eran bastante buenas, y que estamos mejor de lo que pensamos, que probablemente para 2016 o 2017 se pudieran usar las reservas del fondo Invalidez Vejez y Muerte y todavía hoy en 2019 no las hemos usado. De hecho, los ingresos año tras año han ido en aumento, y eso ha hecho que todas estas corridas que se han hecho en los últimos años sean bastante distantes de esa realidad.

Pero esos ingresos van al fondo mixto...
Sí, van a ambos. Acuérdese de que en el 2005 teníamos 35 años, nuestros aportes van al fondo solidario y los menores, al fondo mixto.

No me ha dado aún ninguna cifra sobre los números de la CSS...
Es que eso es una responsabilidad de la junta actuarial. Es una situación compleja, la CSS adquirió unos softwares de administración, que si funcionaran de la forma en que se contrataron, tendríamos una data 100% fidedigna para hacer el trabajo que piden los actuarios de forma más rápida. Nosotros tuvimos problemas con esta situación y estamos hoy en una negociación con estos proveedores internacionales porque nos dicen que para resolver la situación nos piden una cifra y la posición de la CSS es que si ya fueron contratados y se pagó el contrato, por qué están cobrando algo que ya se pagó.

¿Cuánto se le debe a la empresa?
Nosotros hemos pedido apoyo a la Autoridad de Innovación Gubernamental porque ellos son el ente rector que tiene que ver con tecnología. Para que tengas una idea, la empresa proveedora, SAP, nos pedía en un inicio $64 millones para reparar la situación, hemos ido negociando y llegamos a $4.5 millones. Pero hay situaciones que hay que dilucidar porque hay un informe de la Contraloría General de la República sobre una lesión patrimonial por $9.5 millones. La posición de la junta directiva es que se debe arreglar primero esa situación patrimonial antes de poder solucionar el resto. Ese tema ha retrasado el asunto de la data. Nosotros hemos tenido que hacerlo manualmente y ya tenemos más del 90% gracias al trabajo que se ha hecho este año con el nuevo director de informática que contratamos, y eso ha permitido un nivel de certeza para poder realizar el trabajo.

¿Cuánto dinero hay?
Estamos hablando de 6 mil o 7 mil millones de dólares en los fondos de pensiones. El no usar las reservas qué me dice a mí, por ejemplo, cuando nosotros empezamos a usar las reservas, lo que dicen las corridas es que en un periodo de menos 10 años, si no se hacen reformas, se pudiera estar acabando con el fondo.

No entiendo, ¿las proyecciones estaban erradas?
Yo tengo una gráfica donde desde el 2007 usted ve la curva de ingresos de la CSS vs. todas las corridas que se han dado históricamente. Las corridas han tendido a ser muy conservadoras y eso quiere decir que quedan lejos de la realidad económica que hemos tenido. El país y la CSS han tenido un ingreso bastante constante y que no hemos usado las reservas.

¿Hay o no un hueco financiero, director?
El término déficit actuarial quiere decir que eventualmente se usarán las reservas y se agotará el fondo.

¿Cuándo será esto?
Es que mientras no toquemos las reservas, le puedo hablar del estado financiero de 2018, que me da una ventana de mirar uno o dos años, y por eso es que las probabilidades de usar el fondo tal vez estén presentes en uno o dos años. Pero el crecimiento económico que hemos tenido nos ha permitido demorar el uso de estas reservas, eso nos da un respiro. Recordemos que en 2005, cuando se hicieron las reformas, la CSS tenía tres años consecutivos de estar usando las reservas. Obviamente, era una situación de apuro. Hoy no tenemos eso. Los estudios actuariales que tenemos, el más conservador nos decía que en 2016 podíamos estar usando las reservas.

Si no tiene los números claros, ¿cómo se puede decidir a qué edad se debe aumentar la jubilación?
Nadie ha decidido eso. Por eso le decía el tema de ley. La ley me dice que la corrida oficial por la cual yo puedo implementar o no reformas es la que me da la junta técnica actuarial. Nosotros como alternativa para tener referencia, estamos haciendo corridas actuariales con los actuarios de la CSS. De hecho hemos pedido un apoyo al Ministerio de Economía y Finanzas para que nos apoye con una consultoría con un organismo internacional que probablemente esté lista a finales de este año, y queremos hacer una licitación, una consultoría local con panameños para tener las referencias. Cuando tengamos esas referencias, será la corrida oficial la que me permitirá decir en cuántos años se acaba el fondo, cuáles son las medidas que se pueden hacer y qué recomiendan a la junta directiva para revitalizar el fondo.

Por esta silla han pasado muchos directores, no hemos logrado superar ese asunto.
Es tema de actitud, de voluntad de hacer las cosas. Cuando yo empecé como director, para sacar una cita de laboratorio era muy lento, hoy usted puede llegar cualquier día sin hacer cita y en menos de 48 horas usted puede tener los resultados de su examen.

Me gustaría que para acompañar esas declaraciones trajera una auditoría de las intervenciones médicas que se hacen, de las postoperatorios, etc. usted cuenta con esa información...
Son logros que se ven en el día a día.

¿Y por qué no hacen una auditoría sobre eso, para mejorar la calidad de las labores médicas?
Aquí hay que ir a lo básico. Hablando el ejemplo, porque no solo es a nivel de médicos sino de todos los funcionarios de la CSS. Yo he ido a lo básico, la supervisión indicada del jefe inmediato. El que ocupa un puesto de estos tiene que tener la voluntad de hacer las cosas. Estamos aquí porque creemos en la supervisión y renovar la masa crítica, porque hay muy buenos funcionarios en la entidad, que dan la vida por ella. Yo quisiera darle un número, la CSS, entre atenciones de salud y prestaciones, atenciones de las que da la CSS, se calcula en 35 mil atenciones diarias a nivel nacional.

Doctor, ¿la calidad?
En la mayoría de las atenciones que se dan, las personas salen satisfechas.

¿Cómo sabe eso?
Porque nosotros lo medimos.

¿Cómo?
Con encuestas.

¿A cada paciente le hace una encuesta?
Nosotros tenemos un proceso de quejas, una oficina de atención al asegurado donde se reciben las quejas.

¿Por qué no inicia ese tipo de auditorías a sus colegas?
Es que se hacen..

No de forma científica, de lo contrario pudiéramos ver en la Internet los resultados de las atenciones en cada centro de salud, su récord, etc.
Eso lo tenemos.

Pero no es público para nadie...
Para que tenga una idea de la capacidad tecnológica que tiene la CSS, yo desde la computadora de mi oficina puedo ver en cada instalación de la CSS cuántas personas vio cada médico, qué recetó, etc. No tenemos que publicarlo, puedo evaluar si un médico está obedeciendo los parámetros de atención o no, puedo ver la cantidad de pacientes que opera cada médico, cuántas horas se usa el quirófano, etc.

¿Por qué esos datos no son públicos?
Si lo estamos haciendo, no se hace público. Uno de los tips que nos enseñan en la escuela de medicina es la comunicación médico paciente, es necesario comunicar todo lo que hace al paciente para que éste esté satisfecho.

¿Qué pasará con la Ciudad Hospitalaria?
El consorcio que está ahora mismo en la construcción es mexicano y ellos nos han manifestado el interés de continuar la obra. De hecho, nosotros tenemos el interés de concluirlo, así lo hemos escuchado del Gobierno Central. Hemos tenido situaciones con ellos, nos han pedido revisar asuntos contractuales, algunos los entendemos y otros es más difícil. Ellos están pidiendo un flujo económico para poder seguir, están solicitando bastante. Lo que queda es menos. Quieren aproximadamente $150 millones para culminar. La posición de nosotros es que tiene que cumplirse el contrato tal cual. En algunas situaciones cuando hay reclamos potables lo hemos estado arreglando.

¿A cuánto asciende el proyecto de la Ciudad Hospitalaria, entonces?
El contrato original, si mal no recuerdo, asciende a más de $500 millones. Solo se han pagado como $300 millones por una situación que detuvo el proyecto, porque un material que debía usarse en ciertas áreas del hospital, se instaló en toda la estructura. Entonces hay una empresa que supervisa la obra y que, aparentemente, dio los avisos y no fueron escuchados. Todo eso produjo como resultado casi tres años de paralización. La empresa, que era española, y que luego fue adquirida por un grupo mexicano, entra a la obra y se encuentra con estas situaciones y nos reclaman unos $150 millones extra. Esto es como el tema del Canal, si nos toca ir a arbitraje, iremos. Pero hay que tratar de resolver.

¿Cómo usted afrontó el tema de la corrupción dentro de la CSS?
Yo veo la corrupción como las enfermedades nosocomiales. La infección no se puede erradicar, pero si tienes los controles, las mantienes a un mínimo. Hay corrupción, pero si se mantiene la vigilancia y las medidas constantes, las puedes reducir al mínimo.

¿A Alfredo Martiz lo sacó la corrupción?
Habría que preguntarle a él.

¿Usted cómo siguió su trabajo?
Supervisando.

¿En cuánto minimizó la corrupción?
Bastante.

Eso no es medible...
Le doy un ejemplo. En el tema de compras, al año entre insumos y medicamentos invertimos de 500 a 600 millones. Hay muchos expedientes de compras que se demoraban 90 días en un escritorio. Obviamente, ahí estaba pasando algo, así que empezamos a hacer los procesos de recursos humanos. Establecer por qué tenían los expedientes tanto tiempo. Encontramos varios expedientes así que hicimos investigaciones con posibles sanciones, en cuestión de semanas los expedientes que demoraban 90 días ahora duran días en los escritorios de los funcionarios. Esos son resultados medibles porque los trámites salían en el tiempo que tenían que salir.

¿Cuál es el plan para abaratar la compra de los medicamentos?
Si un distribuidor local tiene la distribución del medicamento, la ley me prohíbe comprar a otro proveedor. La fórmula es cambiando la ley o abriendo la ventana a otros productos. Por eso es que la expectativa que tenemos con las reformas a la ley, que abran el paréntesis para que muchos más puedan participar y que abran la entrada de nuevos proveedores para el país para que bajen los costos y tengamos accesibilidad.

Eso ha quedado en promesa todo el tiempo, no se ha transformado en el bolsillo de los asegurados...
Es una responsabilidad compartida, por eso es que necesitamos la participación del Estado, en este caso de la Asamblea Nacional para que apruebe la ley y del Ejecutivo para que la sancione, para poder tener este panorama.

¿Cuál es la propuesta para lograr mantener un equilibrio en el IVM, subir la edad de jubilación?
La ventaja de ser un país pequeño, y poder repetir nuestros diálogos como en 2005, debe asemejarse a un diálogo y abordar esto como hace un doctor con su paciente al decirle que hay que hacer un tratamiento bastante intenso. El paciente tiene que aceptar el tratamiento y estar convencido de que existe una situación patológica que amerita una intervención de esa naturaleza. Hay que hacer docencia con la población. Las reformas que se hicieron en 2005 han cumplido su función, y sin entrar en si fueron buenas o malas, cumplieron con el propósito de extender la vigencia del programa IVM al menos 15 años. Hoy, en los estados financieros que tenemos año a año, es que aún no se han terminado las reservas.

EL DIRECTOR DE LA CSS
Médico a cargo de la CSS que asegura redujo los tiempos de los expedientes de proveedores

  • Nombre completo: Julio García Valarini
  • Nacimiento: 28 de abril de 1968, Panamá
  • Ocupación: médico, director de la CSS
  • Resumen de su carrera: García Valarini es egresado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá; hizo su internado y residencia médica en el Hospital Santo Tomás. Además, lideró el Censo Nacional de Salud Preventiva puesto en marcha por el Gobierno de la República de Panamá, junto con el Ministerio de Salud y la CSS. Nombrado subdirector de la CSS en mayo de 2017. En diciembre de 2018 fue nombrado como titular de la institución ante la renuncia de Alfredo Martiz. En febrero de 2019 fue ratificado en el cargo por la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional.



No hay comentarios:

Publicar un comentario