sábado, 27 de julio de 2019

‘El salario del nuevo director técnico es hasta donde nos alcance la manta para arroparnos’

Manuel Arias, presidente de la Fepafut confía en que la selección nacional participará en el mundial de Qatar 2022, para ello se requiere definir quién será el nuevo director y pagarle ‘lo justo’

La selección Nacional de Fútbol requiere de una gran concentración y óptimas condiciones para ganarle a sus contrincante y lograr un escaño para el Mundial de Qatar 2022. Antes hay que definir quién dirigirá a los jugadores, pues al entrenador Julio Dely Valdés, se le vence el contrato en agosto próximo y el Comite de Selecciones analiza las hojas de vida de varios candidatos, incluyendo el de Dely. Lo que la fanaticada quiere saber es si hay posibilidad de ir al Mundial, o no. Manuel Arias, un empresario constructor, campechano y voluntarioso, apasionado por el fútbol, esta convencido de que sí lograremos el pase. El hombre parece un jugador delantero listo para enfrentar cualquier reto y poner el pecho a lo que lo venga. Es optimista y desde que tomó el cargo de presidente de la Federación Panameña de Fútbol (Fepafut) trabaja más que nunca para lograr su meta: llenar los estadios de fanáticos para poder recaudar fondos y destinarlos a la selección. Gracias a esto, se podría mejorar el nivel de vida de los jugadores. Una jugada ganadora para lograr el rendimiento de la Selección Nacional que nos representa en cualquier torneo internacional.

¿Quién va a dirigir la selección?
Hasta ahora la selección la dirige Julio Dely Valdés, tenemos un contrato con él hasta el 10 de agosto. El comité de selecciones se tiene que reunir y tomar una decisión si continúa o no. No te puedo dar la respuesta porque no soy único, la opinión de Manuel Arias ya no es la válida porque ya represento a la Fepafut, entonces sería ilógico que de manera personal diera mi opinión porque sería tendencioso. Entonces tengo que consultar las partes y expresar la opinión de la Fepafut como tal.

¿Contra quiénes compite Dely Valdés, hay más candidatos en puerta?
El Comité de Selecciones esta en ese trabajo. Hay un comité técnico que evalúa y ellos deberán decidir. Yo mencioné que nos habían ofrecido una gran cantidad de técnicos, pero hasta ahora no se quiénes están en la palestra, en las redes se habla de muchos, pero a mí a veces me causa risa porque hay nombres que yo no he escuchado para nada y hablan de ellos. El comité me imagino que tendrá agendas y entrevistas. Primero, lo más importante, que decidan si continúa o no Julio Deli Valdés.

¿Pero para ello hay que saber contra quién compite o no?
Julio es panameño, tiene un amor por la selección y la patria, es muy trabajador, en algunos casos pudiera decirse que pecó por falta de experiencia o recorrido de otros técnicos pero eso ya le tocará a la división técnica hacer un análisis de eso. Pero además de lo anterior es muy buena persona y eso es muy importante. Eso pesa. El Comité tiene varias reuniones y me informarán qué han adelantado.

¿Cuándo se sabrá eso?
Bueno Julio tiene contrato hasta el 10 de agosto y antes de eso hay que decidir.

¿Cuánto dinero hay para ofrecer al director de la selección?
Bueno, eso no es una buena técnica de negociación que ya yo sepa cuánto dinero yo tengo. Hay un dinero justo, no sobra el dinero, es justo para contratar al técnico. Al actual entrenador se le está pagando también, no lo está haciendo gratis.

¿Pero es más alto que esa cantidad?
Lo que pagamos a Julio es lo que tenemos, es un monto importante y sencillamente es lo que hay, es hasta donde la manta nos alcanza para arroparnos. A mi me gustaría decirle al país que vamos a contratar a José Muriño, y que vamos a contratar a Manuel Pellegrini, pero esos técnicos cobran más que lo que tiene la Fepafut, así que debemos adecuarnos a la realidad. Hay técnicos que están dentro de ese rango, Dely está en ese rango.

Para tomar esa decisión, ¿qué se evalúa?
Se evalúa la trayectoria, el aprendizaje, metodología de trabajo, si es buen orador, su conocimiento y manejo de grupo, en el camerino, interrelaciones personales, hay una matriz que se hace. Todo técnico vive de resultados. Eso es así, el técnico está a cinco partidos de ser despedido siempre. Un técnico que pierda cinco partidos al hilo está en la cuerda floja de ser despedido, esa es la vida del técnico.

¿Cuántos partidos tiene que ganar la selección para entrar en la clasificación?
Panamá debería ganar sus dos partidos que tiene programado con Bermudas, debería de ganar aunque sea uno de los de México, lo más lógico que el que se juega en casa. Y ganar dos partidos amistosos que debemos jugar uno en octubre y otro en noviembre. Ganando esos partidos, en el mes de diciembre, ya deberíamos de estar a la par o encima de El Salvador. Ya deberíamos estar en el sexto puesto quedando aún seis meses más de partidos amistosos. Por eso digo, hay tiempo, no hay ese sentido de urgencia, lo que hay es salir y ganar. Y eso pensando que El Salvador gana todos sus partidos, que también puede ser que pierda alguno.

Si El Salvador está mejor posicionado, ¿tendrá siempre más ventaja que Panamá?
No necesariamente, ellos tienen 10 puntos más que Panamá. Ellos pueden perderlos si pierden partidos, tienen 6 partidos programados en fecha de la Fédération Internationale de Football Association (Fifa por sus siglas en Francés) y no tienen nada más programado porque no tienen más espacio. Nosotros tenemos 4 partidos programados en fecha Fifa lo que significa es que nos quedan dos partidos amistosos. Los que ellos tienen programados son contra islas chiquitas del Caribe, lo que significa que pueden ser más fáciles de ganar, sin embargo, tampoco dan muchos puntos porque entre más diferencia hay entre los rivales menos puntos te da. Por ejemplo, El Salvador tiene la posibilidad de alcanzar 17 puntos nada más. Panamá, si gana todos los partidos, sin incluir los amistosos, ganaría 27 puntos. Eso incluyendo los dos contra México. Pero ideal también sería que incluyéramos los dos amistosos y entonces no tendría 27, tendríamos 38 puntos con posibilidad de ganar.

Dígame la realidad de la selección, ¿realmente cuántos podemos ganar?
Bueno yo creo que podemos ganar 25 a 27 puntos.

¿Dice que a México le ganaríamos?
En Panamá yo creo que tenemos la posibilidad de hacerlo. Panamá tiene un equipo centrado, con experiencia y recorrido. La liga de naciones no es un torneo importante para México, ellos ya están clasificados para el Mundial 2022 y la liga de Naciones no es un torneo que produce beneficio económico. En cambio, para nosotros sí es la muerte. Es un torneo importante. Nosotros hemos jugado muy buenos partidos con México, Julio Dely Valdés le ganó a México dos veces en Copa de Oro. No es un rival desconocido o que nunca le hemos ganado. Es un rival difícil.

Si no le ganamos a México los 2 partidos, ¿estamos fuera?
No, imaginate que perdemos los dos partidos pero ganamos los dos partidos con Bermuda y los dos amistosos. Haríamos 12 puntos y El Salvador estaría a 14 puntos de nosotros. Todavía estaría, porque tenemos 6 partidos amistosos que pudiéramos tener en la primera mitad del año entrante.

¿Cuántos puntos podemos acumular con los partidos amistosos?
Dependiendo del rival. Pero si nosotros ganamos a Bermuda, que no es fácil, y midiéramos con México hay la posibilidad de que nosotros pasemos como grupo de liga de Naciones. Y ya nuestros partidos de Liga de Naciones tendrían el doble y el triple de valor que los que cualquier partido que jugara El Salvador. Con paridos de ida y vuelta aquí en Panamá. Inclusive, si perdiéramos partidos en semifinales en la Liga de Naciones ya no restarían puntos aunque los perdiéramos, peros si nos darían muchos puntos si los ganamos.

¿Deberíamos concentrarnos por completo en Liga de Naciones?
Sí, ese es el primer plan para la eliminatoria.

Usted habla de un plan trazado y una ruta, ¿cuál es?
Nuestra ruta es la liga de Naciones, preparar muy bien nuestro partido contra México en casa y estamos tramitando algunos amistosos para el 10 de octubre, para el 19 de noviembre, con rivales más o menos iguales a Panamá que nos puedan dar una buena posibilidad de puntos. También hay la posibilidad de tener algunos encuentros amistosos fuera de fechas Fifa con selecciones locales, de la liga local que nos puedan sumar puntos. El plan está trazado y de aquí a allá pudiéramos tener resultados visibles y palpables.

¿Cuál ha sido la respuesta de los patrocinadores después de conocer la posición comprometida de la selección?
Es que la selección no tiene una situación comprometida.

Pero si tenemos que ganar todos los partidos, ¿no es un gran esfuerzo?
Cuando estábamos en el cuadrangular no teníamos que ganarle a Jamaica y a Costa Rica para pasar. No teníamos que ganar los partidos, y los ganamos. Ahora son menos.

¿Pero eso afectó?
No, yo creo que nosotros creemos en el fútbol de Panamá, las empresas patrocinadoras creen en el fútbol porque saben que es tema a largo plazo, no a corto plazo. Sabemos que la meta es Qatar 2022 y hay que hacer de nuestra liga la más importante de Centroamérica. Puede ser que nuestros patrocinadores al principio mostraron alguito de preocupación pero después, cuando analizas las cosas, no te puedes dejar llevar por las redes sociales.

¿Qué más se necesita para poder salir triunfantes además del talento?
Una selección necesita dinero porque con más recursos hay mejores sitios de rendimientos, mejores sitios de entrenamiento.

¿Tiene una cifra?
Nosotros consideramos que para poder clasificar a la exagonal tenemos que hacer una inversión de $1.2 millones.

¿Los tiene?
No los tenemos todavía. Tenemos un fondo de algunos recursos que quedaron del Mundial (de Rusia) pero ese es el respaldo financiero de la Federación. Ahí hay como dos millones de respaldo pero no los podemos gastar porque es nuestro ahorro.

¿Entonces cuáles serían las fuentes de financiamiento?
Las fuentes son los patrocinadores, las entradas, los derechos de transmisión, los aportes que nos da el Estado con diferentes programas. A veces tenemos que invertir en la liga local para mejorarla.

¿Eso aportes son deducibles de impuestos?
No, son normales como cualquier gasto de publicidad, no hay una ley hasta ahora. La verdad es que hemos tenido algunas conversaciones con miembros del gobierno nacional, con el presidente y el director de Pandeportes y nos han mostrado su apoyo. No hemos hablado de cifras aún, pero tenemos la confianza de que va a ser así.

¿Usted cree que el gobierno debe financiar la totalidad de la cifra?
Yo no creo, yo creo que cuando inviertes en la Fepafut estás invirtiendo en el deporte de todo un país porque al final esos son recursos que terminan en las ligas infantiles y en las comunidades.

¿Pero debería venir del gobierno, o cómo?
Por ejemplo, nosotros este año no hemos recibido ningún aporte del Estado. Todo lo que hemos recibido ha sido de la empresa privada, o sea que nosotros estamos haciendo un trabajo social que debería ser del Estado también.

¿En cuánto tiempo tiene que juntar el dinero?
De aquí a diciembre. Yo creo que estamos en el camino, estamos haciendo un trabajo y la verdad es que la empresa privada cree en nosotros, tenemos una selección que tiene mucha credibilidad entre la comunidad empresarial porque somos empresarios, gente honrada, y eso nos ayuda.

¿Además del dinero qué más hace falta?
Voluntad. Ganas de trabajar de día y de noche.

¿La hay o no?
Yo salgo de trabajar todos los días a las 11 de la noche de la Federación. La gente me pregunta si estoy seguro de haber tomado esto porque he sacrificado mucho a mi familia, pero hay mucha voluntad por su comprensión y de todos los colaboradores de la Federación que están trabajando hasta tarde en la noche y hace esto con mucha pasión. Yo los felicito.

¿Qué va hacer Manuel Arias diferente en Fepafut que no haya hecho el resto?
Voy a hacer énfasis en que la liga panameña de fútbol es lo más importante. Es la real base de la selección. Queremos que la selección tenga éxito, hay que invertir en la liga, queremos que vaya a los mundiales, nuestra liga tiene que ser la mejor, queremos tener mejores jugadores, los jugadores se producen en la liga. Queremos apoyar a la selección, hay que ir al partido el fin de semana.

¿Cómo logrará que la Liga Panameña de Fútbol logre ser parte de la fanaticada?
Atendiendo al fanático, ellos deben ser atendidos. ¿Por qué el fanático va a los eventos? Porque la pasan bien, es un entretenimiento y tienes que darle un buen espectáculo y una buena experiencia. Esa experiencia de estadio estamos tratando de mejorarla; de que se sientan bien, que haya buena alimentación, buenos productos, que los baños estén limpios. En este momento hay cuadrillas para preparar los estadios con miras a la liga que arranca el día 27. Tengo reuniones con Pandeportes para alcanzar un plan de mejora de los estadios de aquí a esa fecha.

Si pudiera ponerse de meta de llevar a la fanaticada a los estadios, ¿de cuántos asistentes hablamos?
Nos hemos trazado una meta que de aquí a dos años queremos llevar aproximadamente a 2 mil personas por estadio. Es el promedio para hacer viable el proyecto de liga, para que los proyectos de clubes que son los que le tienen que pagar a los jugadores sean viables. Al final el artista del espectáculo es el jugador. Entonces, tenemos que trabajar en mejorar la calidad humana del jugador, que tenta mejores condiciones, mejores salarios, seguridad social y que la profesión de jugadores de fútbol sea una profesión a la que aspiren muchos llegar.

¿Cuántos fanáticos asisten actualmente al estadio?
Aproximadamente unos 400.

A los jugadores lo único que le debe preocupar es jugar...
Hay que entender que es un ser humano, que deben el préstamo de la casa, del carro. La tranquilidad se cuando el jugador tiene una carrera de vida que no se acaba a los treinta años y que después puede continuar en otras cosas, puede enseñar, que tiene una ficha de Seguro Social con la que puede aplicar para un retiro.

¿Existe esa posibilidad?
En eso estamos trabajando para proyectar una vida a los jugadores.

¿Vamos a Qatar o no?
Yo creo que la gente se aventuró a pronosticar que no podíamos clasificar sin hacer los análisis y las matemáticas correctas. Por otro lado hay mucha gente con miedo porque todo cambio trae miedo. Ahora hay una nueva forma de clasificar al mundial y al no saber las cuentas claras todos cogieron miedo. Pero hay una metodología para clasificar y recoger puntos, al final pasa por lo más elemental en el fútbol, si ganas clasificas y si no ganas no puedes clasificar.

Explique ¿por qué no se supo esta información antes.
Se sabía que iba a haber una nueva metodología, cuál? Era lo que esperábamos de la Confederación de Fútbol decidiera presentarla.

¿Alguien conocía de esa metodología antes de que fuera pública?
Nadie que yo supiera, sabíamos que iba a haber una nueva metodología y donde se iba a tomar en cuenta el ranking, que siempre se ha tomado en cuenta. En la eliminatoria de 2018 habían unos clubes que esperaban, por ejemplo, un exagonal y otros un cuadrangular. Panamá fue a un cuadrangular donde estábamos junta a Jamaica, Costa Rica y Haití, y quedamos segundos porque efectivamente eramos número seis del ranking y quedamos en ese cuadrangular. Para pasar ese cuadrangular tuvimos que enfrentarnos a Jamaica y tuvimos que ganarle. Sino juegas y ganas no clasificas.

¿Por qué existe la sensación de que alguien sabía algo y no lo comunicó a tiempo?
Yo creo que hay la sensación de incertidumbre porque puede ser que el panorama no sea tan claro como jugar y estar dentro del campeonato, pero al final cuando sacas las cuentas es exactamente eso.

¿Qué cree que le da ser presidente de la FEPAFUT?
Es prestigio y saber que puedes ayudar e influir en la vida de mucha gente y apoyar el deporte en Panamá. Creo que estamos en ese camino, pero al terminar la entrevista tengo que ir a trabajar (risas).

AL MANDO DE LA FEPAFUT
El plan del empresario es ambicioso pero no imposible

  • Nombre completo: Manuel Ernesto Arias
  • Nacimiento: 19 de agosto de 1968, Panamá
  • Ocupación: Ingeniero
  • Resumen de su carrera: ingeniero civil graduado de la Universidad Texas A&M, Estados Unidos. Padre de 6 hijos. Propietario de una constructora, contratista Boulder C Inc. Su amor por el fútbol inició desde 1995, año en que apoyó al equipo local de El Chorrillo. La experiencia causó que se enamorara de su gente. Hasta hace un año el club se convirtió en universitario. Asumió la Federación Panameña de Fútbol en mayo de 2019.



No hay comentarios:

Publicar un comentario