jueves, 28 de febrero de 2019

‘Repite un guión del superior’, no cuadran los números

Los planteamientos del MiAmbiente en relación a que el inventario forestal acopiado en Red Tank de 642 m³ corresponde a la madera extraída de las 31 hectáreas impactadas, “no converge con lo presentado en el EIA; con la plantilla de afectación del proyecto; ni con la acción de desmonte que efectuó la empresa in situ o la realidad de campo”, indicó el arquitecto Gerónimo Espítia, técnico en planificación y gestión ambiental.

El EIA categoría II, aprobado por MiAmbiente contabilizó un inventario forestal de 2,500 m³. Esto es lo que no termina de entender el arquitecto. Porque el EIA es científico y otorga una radiografía del territorio a ser intervenido. Además, la situación del territorio “permite conocer los impactos sociales, económicos y naturales que se aplicarán a la indemnización y reforestación del contratista”, explicó.

Añadió que “no es tan cierto lo que establece la funcionaria de MiAmbiente (Malú Ramos, directora de Evaluación de Impacto Ambiental) en relación a que el diseño final no afectara las 13 hectáreas restantes, es decir, que no alcanzará a sumar los 2,500 metros cúbicos de madera”.

Describió que ya en el sitio se dio la afectación de acuerdo a la plantilla de diagrama de afectación que consta en el EIA. “Este documento (EIA) trabaja sobre hechos concretos que establecen los criterios de mitigación, y no con un supuesto de lo que se afectará o no. Esta funcionaria no tiene claro el objetivo de el EIA”.

MiAmbiente alegó sobre 6 hectáreas en las que predominaba Gramínea y árboles no maderables, como argumento para explicar la diferencia entre el inventario recopilado y lo que estipulaba el EIA. Al respecto, Espítia recuerda que “la existencia de la Gramínea en la evaluación y afectación a los sistemas que analizó MiAmbiente como las área forestadas, parte de Red Tank, bosques y el Parque Camino de Cruces, esta especie no es muy relevante”.

En resumen, lo que explican las funcionarias y lo que explica el EIA no concuerda, según el arquitecto. “La funcionaria o desconoce el EIA, o está repitiendo como una actriz el guion que le dio su superior o jamás ha revisado o estudio el EIA”, aseguró.

1 comentario:

  1. PARA HACER VIAS NO SE NECESITAN ARQUITECTOS SON INGENIERO CIVILES LOS QUE DEBEN ESTAR AL FRENTE DE ESTAS OBRAS. QUE HACE UN ARQUITECTO METIDO EN ESTO NO LO SÉ-. TAL VEZ ES PARTE DEL DELITO. LA JUNTA TÉCNICA TIENE LA AUTORIDAD PARA QUITAR LA LICENCIA DE IDONEIDAD Y NO HACEN NADA CONVIRTIENDOSE EN CÓMPLICES DEL DELITO. INGENIERO HUMBERTO E. REYNOLDS DE UNAMUNO

    ResponderEliminar