sábado, 20 de octubre de 2018

China no siembra cizañas, dice embajador Qiang

El embajador de China Continental en Panamá, Wei Qiang, respondió al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, que sus vínculos bilaterales se construyen con transparencia, igualdad y respeto, sin el menor interés de juegos del poder, sin intención de hacerle daño a ninguna tercera parte, que une y "no siembra cizañas".

El manifiesto surge a raíz de la advertencia que hiciera Pompeo al presidente panameño Juan Carlos Varela en el pasado jueves en visita oficial a Panamá en la que habló en privado con su homólogo. "El problema -pronunció Pompeo a Varela con respecto a los negocios entre Panamá y China- es cuando aparecen empresas estatales que claramente no son transparentes, no son impulsadas por el mercado, y no están diseñadas para beneficiar a la gente de Panamá, sino más bien para beneficiar al gobierno chino".

La embajada asiática añade que se sienten identificados con Panamá "en la vocación de crear la amistad en vez de enemigos, de unir y conectar en vez de dividir y sembrar cizañas, de tener corazón grande en vez de estrechez mental".

En dicho comunicado Qiang afirma que a China no le atemoriza la relación de Panamá con socios nuevos o tradicionales, sino que lo ve como algo positivo para el bien común de la comunidad internacional.

La nota de prensa expresa que la política de China rechaza categóricamente toda injerencia en asuntos soberanos de otros países.

"China esta invariablemente comprometida con su política exterior de paz e independencia. Nuestros vínculos bilaterales con todos los países se construyen con transparencia, honestidad, igualdad y respeto, sin el menor interés en los juegos del poder, menos en hacerle daño a ninguna tercera parte", se lee.

Agrega que su país respeta plenamente el estado de derecho de Panamá y las empresas chinas en Panamá han estado presentando intachable récord de transparencia, legalidad y responsabilidad social. Al respecto, críticas constructivas son siempre bienvenidas. No denigraciones infundadas.

La contestación de Qiang se da en el marco de la visita a Panamá del viceministro Qin Gang, quien prepara la llegada del mandatario Xi Jiping, programada para el próximo mes de diciembre.


Panamá entabló relaciones diplomáticas con China Continental en junio de 2017. Desde entonces, el Istmo ha sido escenario de intercambio de declaraciones entre las dos potencias que mantienen una guerra comercial y de imposición arancelaria.

Panamá ha sido un socio estratégico importante para los estadounidenses con quienes ha desarrollado una relación bilateral en diversos campos a lo largo de un siglo. Las nuevas relaciones del Istmo con China preocupan a Washington por la velocidad y el nivel de penetración del asiático en Panamá en diferentes campos que se traducen en más de 25 acuerdos bilaterales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario