martes, 26 de junio de 2018

Renuncia de Martinelli sigue en trámite en el Parlacen

Sus abogados solicitaron al juez de garantías que se remita su caso a un juzgado circuital ya que había renunciado a este organismo. No obstante, el Parlacen dice que Martinelli no ha dejado de ser diputado

Encerrado en su celda del centro penitenciario El Renacer, así permaneció el expresidente Ricardo Martinelli toda la mañana sin acudir a la audiencia intermedia fijada para las 9 de la mañana de este lunes. Hasta el mediodía, se decía que se negaba a acudir al Segundo Tribunal de Justicia del Órgano Judicial, para atender el caso en su contra por supuestos pinchazos telefónicos. Entre los querellantes se rumoraba que el expresidente permanecía en ropa interior.

A las 6:00 de la tarde, arribó al recinto el expresidente. Quienes lo vieron llegar, dijeron que vestía pantalón corto, camisa polo sport y crocs. Media hora después, el juez de garantías inició la audiencia y Martinelli apareció vestido de jeans, camisa polo color azul y zapatos.

Martinelli se ubicó al lado de sus abogados. Constantemente se llevaba las manos a la frente y a la cabeza.

A las 6:40, el juez arrancó la audiencia con el periodo de alegaciones previas. El juez dio la palabra a la defensa y el abogado Carlos Carrillo alegó sobre la salud de su cliente. Después de analizar un cintillo con los resultados de un electrocardiograma, el juez llamó a la audiencia al médico de El Renacer para que interpretara los análisis que, según los abogados, daban cuenta de padecimientos que requerían atención médica inmediata.

El médico del centro penitenciario, quien se presentó a la audiencia, explicó que la comparecencia del acusado no ponía en riesgo su vida, y así fue como arribó Martinelli al recinto.

El juez otorgó la palabra a Martinelli, quien dijo que se sentía mal, que había renunciado al Parlamento Centroamericano (Parlacen) y que no había ningún médico especialista en el penal.

Después los abogados del expresidente recusaron al juez de garantías por haber intervenido en el proceso previamente en distintas actuaciones. Por ejemplo, con la orden de arresto con fines de extradición de su cliente emitida a Estados Unidos, y por su parcialidad al demostrar simpatía en temas prioritarios para la defensa, que refieren a la acusación vs. la imputación. El abogado Luis Eduardo Camacho hijo señaló que el juez ha emitido opinión con respecto a este tema en un fallo de enero pasado, un asunto que se tenía planeado debatir en el presente caso, razones por las que no podía seguir actuando.

Al respecto, el magistrado juez de garantías indicó que en este expediente no se sentía impedido, y que no podía recibir ninguna recusación contra sí mismo. Indicó que no ha tomado ninguna decisión con respecto a lo planteado por la defensa, y que la apelación que hizo inmediatamente la defensa ante su respuesta no cabe, ya que él (el juez de garantías) no tiene superiores jerárquicos. “El diseño procesal señala las competencias del fiscal y del juez de garantías. El Pleno toma decisiones, no es mi superior”, respondió Jerónimo Mejía al abogado de Martinelli.

RENUNCIA AL PARLACEN
Después tocó el turno al abogado Sidney Sittón, parte del equipo de la defensa del expresidente Ricardo Martinelli, quien manifestó que su cliente presentó el viernes 22 de junio en las oficinas del Parlacen su renuncia como diputado de este organismo. “Esa nota fue llevada a mesa directiva, donde se indicó que se debía presentar un poder del expresidente junto con la carta de renuncia. Ayer a las 9:29 a.m. se presentó el poder en la sede de Panamá e inmediatamente se trasladó por vía electrónica a la sede de Guatemala. También se envió por correo electrónico a un diputado del Parlacen del partido Cambio Democrático, quien imprimió una copia de este documento para entregarla a la directiva del organismo”, narró Sitton.

Siendo así, añadió, Martinelli ha renunciado al Parlacen. Es un acto innegable y la comunicación que haga la directiva a la Plenaria -dijo Sitton- no obstaculiza el acto.

Por tanto, la defensa solicitó al juez de garantías que, toda vez que su cliente ha renunciado al Parlacen, el Pleno de la Corte pierda competencia sobre su caso y sea remitido a un juzgado de circuito para que sea juzgado por cualquiera de los sistemas, el inquisitivo mixto o el penal acusatorio.

FISCAL DE LA CAUSA
El fiscal de la causa, Harry Díaz, se mostró de acuerdo con la postura de la defensa en el sentido de que la renuncia se tramite bajo el artículo 28 del Reglamento Interno del Parlacen, pero consideró que es el Pleno de la Corte quien debe pronunciarse con respecto a la competencia de este cuerpo sobre el caso del expresidente.

La posición de los querellantes, en cambio, se enraizó en que el acto de renuncia no ha sido concretado en el Parlacen, ya que el mismo debe ser consumado al comunicarlo en la sesión Plenaria que se celebra el próximo miércoles. Otros querellantes rechazaron la solicitud de la defensa, alegando que debe ser el Pleno de la Corte quien debe decidir sobre la competencia o no del caso. También adujeron que no existía constancia por parte del Parlamento de que el expresidente haya renunciado, no se había emitido una certificación del Parlacen de que se perdió la condición.
A las 4:12 de la tarde, hora de Guatemala (5:12 en Panamá), el Parlamento respondió a los abogados de Martinelli que él seguía siendo diputado de este organismo regional.

En una nota comunicaron que después de haber dado lectura a la nota de renuncia, la directiva consideró que no se adjuntó poder especial que faculte al emisario para hacer entrega de la renuncia del expresidente, y que dicho poder esté revestido de las formalidades necesarias para su validez en Guatemala. Como segundo punto, expresaron que debe adjuntar los documentos en español, ya que se entregaron en inglés. Por lo tanto, notificaron a la parte que cumpla con los requisitos anunciados para dar trámite a la renuncia.

Para los abogados de Martinelli, la renuncia de su cliente al Paralcen es prácticamente un hecho consumado. El abogado Iván Gantes presentó la hoja el viernes 22 de junio en la que se notificaba al Parlacen la renuncia irrevocable de su cliente. “Este es un hecho que obliga al juez de garantías a pronunciarse, ya que hay duda de la competencia que tiene la Corte para seguir tramitando el proceso de Martinelli porque ya no es diputado”, dijo a La Estrella de Panamá. La renuncia ya fue recibida, “un documento que el presidente del Parlamento decía que no tenía, ya lo recibió hoy (ayer)”, añadió Gantes.

El abogado se quejó de que el Sistema Penitenciario de Panamá estaba poniendo obstáculos para la certificación del poder que debía acompañar la carta de renuncia de Martinelli a Guatemala. “El documento que entregué personalmente en el Parlacen estaba apostillado, no fue rechazado, lo que dijeron fue que agregáramos un documento adicional y hoy fue enviado. La plenaria es el miércoles y se trata de una mera comunicación a los miembros. El juez de garantías debe hacer las consultas declinar competencia del caso. Una vez que tenga claro que no tiene competencia, debe enviar el caso a la esfera circuital”, dijo Gantes afuera de la Corte panameña.

OPINIÓN PREVIA
En noviembre de 2017, el Procurador de la Administración, Rigoberto González Montenegro, dejó en claro, ante consulta de Elizandro Hernández diputado del Parlacen, sobre la competencia que tiene la Corte en caso de que un diputado decida renunciar a este organismo y se encuentre en un proceso bajo la competencia de la Corte. En este sentido, González Montenegro, indicó que en caso de que un diputado del Parlacen renuncie a su cargo, de acuerdo con el procedimiento del Reglamento Interno de este organismo (artículo 28), la Corte dejaría de ser la corporación de justicia competente para gestionar los procesos penales en su contra. Sin embargo, ello no ocurriría de forma automática, pues corresponde al diputado poner en conocimiento de la Corte sobre su renuncia y aportar al proceso en curso los elementos probatorios pertinentes, a fin de que ésta pueda decidir lo que en derecho corresponda.

El viernes 22 de junio, Martinelli envió una nota al Parlacen anunciando su renuncia. La nota no contaba con sello del sistema penitenciario o la firma del director del mismo.

Al parecer, lo que atora este proceso es la formalidad del reglamento interno por el que transita la renuncia en el Parlacen, según lo antes expuesto.

La defensa de Martinelli alega que al perder competencia la Corte sobre su cliente, el caso debe remitirse a un juez circuital y juzgarse ya sea bajo el sistema inquisitivo mixto o el penal acusatorio. En este sentido, González Montenegro no ofreció una respuesta a las consultas efectuadas por Hernández, ya que escapaba de su competencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario