sábado, 19 de mayo de 2018

Cuenta Kasutai movió $18 millones, afirma Fiscalía

Kasutai era una pirámide en la que invirtieron empleados y directivos de la casa de valores Financial Pacific. Por esta cuenta circularon millones que según la Fiscalía fueron traspasados a cuentas de terceros

Uno de los casos que ocupó las primeras planas de los medios hace 6 años, el desfalco de la casa de valores Financial Pacific, culminó con la fase de alegatos que se escucharon en una audiencia preliminar celebrada el viernes con el fin de determinar la responsabilidad de cada uno de los imputados en el hecho. El juez Johann Barrios se acogió a los 30 días que le dicta la ley para decidir a quiénes llama a juicio.

La investigación que inició en 2012 la Fiscalía XIII, se vio empañada por las denuncias efectuadas de una de las principales señaladas de haber desviado $12 millones de una cuenta, llamada Kasutai, y distribuir el dinero entre varios familiares y sociedades anónimas ajenas a Financial Pacific: Mayte Pellegrini, exempleada de la casa de valores. Entonces, ella alertaba sobre una supuesta parcialización de la Fiscalía a favor de los directivos de la casa de valores, y otra serie de supuestas irregularidades como la compra de acciones de Minera Petaquilla que aseguraba, se adquirieron con el cobijo de información privilegiada.

La principal, según la Fiscal de descarga Aida Castro, es Mayte Pellegrini, quien laboraba en el Departamento de Operaciones de la empresa de inversión (2008-2012). Aunado a ella, la fiscalía solicitó juicio por el presunto delito contra el orden económico para otras 10 personas más, entre los que figuran varios familiares. Uno de los imputados, Marcial García, firmante en la cuenta Kasutai de donde se movieron gran parte de los dineros, se encuentra prófugo de la justicia con una alerta roja de Interpol. De nacionalidad venezolana, la Fiscalía lo ubica como socio de Pellegrini en la venta de bonos de petróleo de Venezuela. La fiscalía sostiene que por esta cuenta se movieron $18 millones que se diversificaron a terceros.

Este hecho, que inició a raíz de una querella interpuesta en julio de 2012 por los directivos de la casa de valores, Ivan Clare y West Valdés, contabilizó un desfalco de $12 millones que supuestamente fueron a dar a cuentas de terceras personas y empresas ajenas a Financial Pacific.

En la audiencia preliminar los abogados de los imputados interpusieron recursos por prescripción de pena y anulación de la audiencia. En el primer caso, alegaban que el delito había ocurrido en 2009, y que debía aplicarse la prescripción de la acción penal. En el caso de nulidad, alegaban que del expediente se habían extraviado más de mil fojas y que antes de llegar a la audiencia preliminar, se debió celebrar una audiencia con la presencia de las partes para la reposición del expediente.

No obstante, el juez Johann Barrios, desestimó ambas situaciones. En la primera, la Fiscal alegó que no se trata de un delito consumado, sino continuado, y que la última transacción bancaria se registró el 28 de mayo de 2012. Es decir, que la acción penal sigue vigente.

Con respecto a los incidentes de nulidad, la fiscal señaló que nunca se ha nombrado cuáles son las fojas que hacen falta. El juez indicó que se cercioró de que el expediente estuviera completo, “tal vez fueron incorporados en desorden pero los actos están ahí”, dijo Barrios.

Cuando se dio paso a la audiencia preliminar, varios abogados, entre ellos Kevin Moncada, apoderado de Mayte Pellegrini, solicitaron un proceso abreviado, antes anunciando la inocencia de sus clientes. Pero, el juez desestimó el proceso abreviado.

ACREDITACIÓN DEL HECHO
La Fiscal inició su presentación con la salvedad de que si bien,¿ los directivos de Financial Pacific hoy enfrentan acusaciones por manejos irregulares en la empresa, en el caso del desfalco hay evidencias claras de que apuntan a una serie de transacciones que se hicieron a favor de familiares de Pellegrini y sociedades que no mantenían relación con Financial Pacific.

Dos auditorías eran parte de sus evidencias. Ambas arrojaron resultados similares. Aunado a una más del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses que determinó que de la cuenta de Kasutai (una pirámide en la que invirtieron a título personal empleados y directivos de la casa de valores) se giraron cheques sin justificación a nombre de los señalados.

La Fiscalía alega que hubo una triangulación del dinero en perjuicio de los inversionistas de la casa de valores. Se determina que entre 2009-2012 Pellegrini realizó movimientos de fondos no autorizados por Financial Pacific ni por los clientes, desde las cuentas de bancos locales a cuentas no relacionadas por un monto de $6,784,822. En tanto, los egresos contabilizados suman $5,428,692, dando un total de $12,213,515.

De los $5 millones no se ha podido determinar quiénes fueron los beneficiados.

Supuestamente, Pellegrini realizaba un cuadro de control de las transacciones mensuales y mostraba diferencias en su descripción con respecto a lo reflejado en los estados de cuenta.

Alega que creó plazos fijos ficticios para cubrir los faltantes.

La Fiscalía apunta a Pellegrini de haber efectuado las transacciones, mientras que ésta alega que siguió órdenes de sus superiores. La Fiscal se pregunta cómo los directivos le ordenarían transferir dinero a sus familiares. Castro cuestionó que esos dineros se justificaran como comisiones de Pellegrini y que las mismas se remitieran a cuentas de sus familiares. Un aproximado de $156 mil.

También mencionó que un informe de auditoría halló que Kasutai adquirió dos departamentos a nombre de Good Employe Trainers.

Kevin Moncada, defensa de la excolaboradora, desechó los alegatos de la Fiscalía. Dijo que se basaba en pruebas falsas. Enumeró con énfasis que las sociedades anónimas que menciona la fiscalía son el resultado de una búsqueda en el Registro Público de las empresas en las que aparece el nombre de su cliente, pero que algunas ni siquiera tienen cuenta bancaria.

Explicó que Kasutai era una pirámide y cuando la plata se acabó salieron a flote las pérdidas. Dijo que en un principio todos obtuvieron ganancias, se invirtió plata de clientes y los propios ejecutivos de la casa de valores se animaron. Esto último lo respalda con cheques girados por los directivos -Valdés y Clare- a nombre de Kasutai.

Dijo que era falso que se haya adquirido una casa a nombre de la madre de su cliente.

“Si bien es cierto se hicieron cosas no morales, no se enmarcan en el delito. Ella, Pellegrini, recibió un aproximado de $3 mil mensuales producto de sus comisiones, y se hicieron a nombre de terceros las transferencias para evitar pagar impuestos”, confesó el abogado.

Se preguntó qué pruebas tenía la Fiscalía para decir que su cliente es responsable de un desfalco por $18 millones. Seguidamente dijo que la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV) hizo un informe en el que responsabiliza a los directivos de la casa de valores de las irregularidades que ahí ocurrieron.

Añadió que las conciliaciones bancarias que hacía su cliente debían ser revisadas por los directivos, que la autorización de fondos de clientes para cubrir los faltantes de la casa de valores era por orden de los directivos, según informe de perito de la SMV.

También defendió el hecho de que las transacciones por ACH que le indilga la Fiscalía, fueron hechas con la clave de Iván Clare. Por tanto, la duda sobre quién efectuó estos movimientos bancarios debe favorecer a su cliente.

Moncada, así como la defensa de Vivian Villarreal, y de Carlos Pellegrini, solicitaron sobreseimiento definitivo para sus clientes.

LOS DINEROS DE FINANCIAL Y LOS TERCEROS
La audiencia preliminar continúa hoy con el resto de los alegatos de la defensa de los imputados.

La fiscalía señaló que otra de las imputadas, Vivian Villarreal, recibió una transferencia por $106 mil sin tener relación con la casa de valores Financial Pacific. Indicó que no se pudo indagar a la imputada y por tanto le fue imposible conocer la razón por la que recibió el dinero.

Sin embargo, su defensa negó que Villarreal no estuviera disponible. “Estuvo dos meses detenida y el Ministerio Público nunca la indagó, cómo podemos llamar a juicio a alguien sin haber sido escuchada”, se preguntó el abogado Julio Pinzón.

También se defendió Carlos Pellegrini, hermano de Mayté Pellegrini a través de su abogado, Sergio Morales.

Entre sus principales argumentos indicó que la auditoría forense se estipulaba que no fue una sola persona la que manejó los dineros de Financial Pacific, y mencionó algunas efectuadas por los directivos Iván Clare y West Valdés. “No solo los empleados hicieron movimientos bancarios, por qué no se investiga a todos”, cuestionó Pinzón.

También dejó constancia que Valdés firmó cheques por arriba de un millón a favor de Kasutai Group, pero que ambos estaban protegidos por la administración anterior.

La Fiscalía señaló a Carlos Pellegrini como beneficiario de un cheque por $60 mil proveniente de Kasutai. La fiscalía señaló que los fondos transferidos por Mayte Pellegrini, eran dineros que a su vez se habían traspasado de Financial Pacific. Cuando Carlos rindió indagatoria, admitió que giraba cheques de la empresa Good Employe Trainers, lo que lo vincula, según la Fiscalía, a la comisión del hecho.

Se trataba de dinero de los inversionistas, según Aida Castro, fiscal de descarga que atendió la audiencia.

Además de los mencionados, la Fiscalía llamó a juicio a Marcial García, Margorie Guerrero, Carmen Puerta, Carlos De León, Hernán Cortés (exejecutivo del banco que abrió la cuenta Kasutai y pasó 4 años preso), Arturo Donahue y Stefanie de Donahue. Solicitó sobreseimiento provisional para Oscar Rodríguez y Norman Castrellón.

Por su parte, los abogados se opusieron a la solicitud de la Fiscalía, y solicitaron al Tribunal que al momento de emitir su resolución, dicte un sobreseimiento definitivo a favor de sus representados, al considerar que no existen los elementos probatorios que acrediten la conducta delictiva.


No hay comentarios:

Publicar un comentario