viernes, 24 de noviembre de 2017

“La corrupción es la desgracia del ser humano”

El expresidente de Uruguay, José Mujica, centró su discurso en los males de la corrupción, la falta de transparencia de las trasnacionales que esconden sus dineros en paraísos fiscales, y la necesidad de desapegarse a la idea de que el triunfo es sinónimo de riqueza.

“La corrupción no es un patrimonio de América Latina, es una maleza que afecta a la humanidad”. Así inició su discurso el expresidente José Pepe Mujica, expresidente de Uruguay en la 34 sesión ordinaria de la Asamblea del Parlamento Latinoamericano (Parlatino) celebrada en ciudad de Panamá, este 24 de noviembre.

Con la humildad que lo caracteriza, Mujica habló sobre el egoísmo del ser humano, un instinto natural, el origen de la corrupción, una vieja compañera del hombre. “La desgracia del género humano”, calificó. Durante una hora y media que duró su disertación, habló de la necesidad de desprenderse del consumismo y adentrarse en los valores, de vivir con humanidad, con tiempo para los familiares y amigos, y desapegarse del trabajo como una forma esclavizante de vida para poder conseguir dinero.

Sentado en la mesa principal del Parlamento junto a Elías Castillo presidente del organismo, Yanibel Ábrego, presidenta de la Asamblea Nacional de Panamá, el viceministro de la presidencia Jorge Sánchez, y José Serrano, secretario de Relaciones Interparlamentarias del Parlatino, Mujica parecía dar una lección de democracia y transparencia a los presentes.

“La corrupción es un triunfo pleno del egoísmo. Es una alteración indebida en la toma de decisiones, pero no es una novedad contemporánea, es tan vieja como el mundo”, decía el hombre vestido con un saco casual y sin corbata.

Criticó la idea colectiva de que triunfar es sinónimo de riqueza, lo que abre la puerta para el que el egoísmo domine al ser humano.

Minutos antes de sentarse en la mesa principal, Mujica conversaba con el presidente del Parlamento en un salón reservado del Parlatino. Poco a poco fueron llegando algunos diputados panameños para saludarlo hasta que el recinto se llenó de gente. Parecía un actor de cine. todos querían tomarse fotos con él, charlar, estar cerca, abrazarlo, etc. Él esperaba a sus ‘fans’ y posaba con todos lanzando frases como “la fama llegó cuando se mojó la pólvora” o “quién puede resistirse a una foto con usted”, etc.

Después vendrían las frases fuertes que apuntaban contra la corrupción. Mujica apelaba a la transparencia, pero no solo la gubernamental, sino también la de los grandes conglomerados comerciales o las empresas privadas a quienes solicitó rendición de cuentas. Esto lo hizo al abordar el tema del capitalismo. Dijo que “el capitalismo agarró las riendas de la sociedad. Las clases sociales tienen edades y así mismo cambian su orientación. El capitalismo es igual, muta. La riqueza contemporánea también tiende a transformar el nivel político”, manifestó el exmandatario uruguayo.

En esta idea esbozó la importancia de la fortaleza de las instituciones, pero indicó que aún más prioritario es que las grandes empresas paguen sus impuestos en vez de depositarlos en paraísos fiscales, porque ésto resta a los gobiernos la posibilidad de crear sociedades equitativas. “Es verdad que las trasnacionales dan trabajo a la población, pero existen 600 pleitos pendientes de resolver en los organismos internacionales”, dijo el expresidente.

Fue cauteloso en no calificar como bueno o malo este sistema económico, pero sí dejo claro que la “globalización es una formidable herramienta para la concentración de la riqueza, pero encierra el peor peligro para la democracia representativa, porque la excesiva concentración de la riqueza es una formidable amenaza a la libertad política”, exclamó Mujica quien fue despedido con un publico de pie cuando culminó su discurso.

La riqueza requiere de frenos institucionales por el peligro que encierra, por lo que se debe discutir un balance de los grandes complejos empresariales, dijo muy seguro anticipando las reacciones del público que le escuchaba con atención.

Se refirió a Colombia y el proceso de paz que atraviesa. Al respecto manifestó que la paz no es un documento firmado, no es solo una organización armada que renuncia a los fusiles y un gobierno que se compromete a un conjunto de prerrogativas. La paz, precisó, implica un proceso enorme de construcción en una sociedad que está acostumbrada a la violencia, añadió.

Sobre la situación de crisis que embarga a Venezuela, Mujica no hizo comentarios.

1 comentario:

  1. HE AQUÍ UNA VERDAD DE A PUÑO. NADIE HA PODIDO EXPRESARSE MEJOR QUE ESTE CABALLERO. CON LA MANSEDUMBRE , HUMILDAD Y HONESTIDAD QUE LE ADORNA , NOS HA DICHO TODA TAN CLARO COMO EL AGUA POTABLE. "MAS CLARO CANTA UN GALLO" SE DICE POPULARMENTE. ADMIRABLE DISERTACIÓN DICHA DONDE DEBE DECIIRSE. LA CANTIDAD DE CORRUPTOS QUE ASISTIERON TUVIERON OPORTUNIDAD DE ESCUCHAR A SUS CONCIENCIAS QUE MUERDEN Y REMUERDEN A DIARIO. UNO PUEDE ACOSTARSE DONDE SEA, SIN VESTIMENTA O CON ELLA, PERO JAMÁS SE PUEDE ACOSTAR A DORMIR SIN CONCIENCIA, ELLA ESTARÁ PRESENTE DENTRO DE CADA SER HUMANO. EL "CORRUPTO" SABE QUE ES CORRUPTO, EL "HONESTO" SABE QUE ES HONESTO. LA FORMACIÓN Y EDUCACIÓN DE CADA UNO NOS FORMA PARA CONOCER MUY BIEN LO MALO Y LO BUENO Y NUESTRA CONCIENCIA HABLA INTERNAMENTE SIEMPRE Y PERMANENTEMENTE. RESPETUOSAMENTE, INGENIERO HUMBERTO E. REYNOLDS DE UNAMUNO

    ResponderEliminar