martes, 15 de agosto de 2017

Varela reconoció cuatro conversaciones

Mientras Juan Carlos Varela se encontraba en plena camapaña presidencial, alguien más se enteraba de sus planes políticos.

En 2013, Varela sostuvo un intercambio de mensajes a través de su teléfono blackberry -aquellos que se pensaba eran inviolables- con uno de sus asesores de campaña, Rick Davis. La conversación giraba en torno a una reunión ocurrida entre Rick Davis y Christian Ferry, otro asesor de campaña de Varela. Lo que se escribieron, no permaneció en ese pequeño círculo, trascendieron las interioridades y no precisamente un amigo del candidato.

Las investigaciones que realiza el fiscal Harry Díaz por la inviolabilidad del secreto y derecho a la intimidad en contra del expresidente Ricardo Martinelli, revelan que Varela fue otra de las víctimas de los pinchazos de su adversario político. No fue una vez, según los records que analizaron del correo electrónico en el que se hallaron los registros de los supuestos pinchazos.

Varela se acercó a la Fiscalía Contra el Crimen Organizado el 26 de marzo de 2015, a pocos minutos de las cinco de la tarde, para declarar en forma voluntaria sobre sus sospechas de que le habían violado sus comunicaciones.

El fiscal le preguntó, por formalidad, si pertenecía a algún partido político, a lo que él respondió: al panameñista desde su fundación. Luego le pidió que leyera un correo electrónico fechado 31 de julio de 2013, para ver si reconocía a las personas involucradas en la información. Entonces recordó que se trataba de una conversación por whatsupp con Jaime Bermudez, un ciudadano colombiano asesor, con quien tuvo una conversación cuando regresó de Río de Janeiro, Brasil, después de acudir a a la Conferencia Mundial de la Juventud.

El fiscal muestra una tercera conversación obtenida de las inspecciones oculares efectuadas al mail brad.pty507, en ella Varela reconoce a Marien Calviño, administradora de la campaña de las primarias del partido con quien intercambió comunicación. También aparecía su asistente Rafael Flores, Raúl Sandoval, un mail que aparentemente había enviado Calviño a todo el equipo de campaña el 15 de marzo de 2013.

Luego vio otro mensaje fechado el mismo día que envió Priscila Miró a su hermano José Luis Varela en el que hablaban de asuntos internos del comité de elecciones en las primarias del partido.

Una vez que Varela observó los documentos, dijo al fiscal que confirmó algo que siempre sintió, que le estaban violando sus comunicaciones de distintas formas por celular, mail, whatsapp, mientras fue vicepresidente y luego candidato presidencial. Acudió frente al fiscal en calidad de ciudadano “para que esto nunca vuelva a ocurrir en el país”, dijo entonces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario