martes, 1 de agosto de 2017

CASO ODEBRECHT: Constructora Internacional del Sur, clave en la investigación

En Panamá la constructora Odebrecth se hizo de diez proyectos que hoy investiga la fiscalía que suman más de $9 mil millones: Cinta Costera, Saneamiento de la Bahía, Irrigación, Madden Colón, Metro de Panamá, Proyecto Curundú, Sistema de Riego Remigio Rojas y la rehabilitación del patrimonio histórico de San Felipe.

La inscripción en el Registro Público de Panamá de varias de las odffshore empleadas en el esquema de pago de sobornos se hizo en Panamá poco tiempo después de que lo hiciera Odebrecht. Una de ellas fue Constructora Internacional del Sur, la más activa en el pago de sobornos, que se inscribió en el Registro Público en octubre de 2006, un mes después de que lo hizo la constructora, en septiembre.

Por esta cuenta se transfirireron aproximadamente $300 millones de Panamá a otras jurisdicciones.

Más adelante, Odebrecht registró en la jurisdicción panameña otras empresas que a su vez abrieron cuentas en bancos del Caribe y que sirvieron para pagar los sobornos. El denominador común entre estas empresas era que se dedicaban a inversiones, consultorías y desarrollo de proyectos.

De las inspecciones oculares que practicó, la fiscalía determinó que se encuentran vinculadas nuevas sociedades que se requiere determinar si han sido inscritas en Panamá. Estas son: Azuero Inversiones, S.A., PMC International Management Corp, Istmeña Internacional S.A., Ganadera Paldiva, Bufete MF & Co., Salmet Trade Corp. (Nieto, Urriola y Asociados), Kadair Investment Ltd., Baxley Assetes Inc. (relacionada a los sobornos de los hijos de Martinelli, Engetec Consulting Services, S.A., North bay Capital Group S.A, Quijano Incorporates One Inc., Quijano Incorporates Two Inc., Panglo, S.A., Hadar Assets Inc.

North Bay Capital Group y Engetec Consulting Services S.A. fueron inscritas por la firma Castro y Berguido a petición de un cliente de Miami con el que tenían una larga relación de negocios.

Este cliente es Paulo Miranda. El beneficiario final de ambas sociedades es Barry William Herman, un norteamericano investigado por la justicia suiza por supuestos delitos de falsificación de documentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario