martes, 25 de julio de 2017

Drogas se venden en la red oscura, pagan con dinero electrónico

El informe Mundial sobre Drogas de la UNDOC 2017, revela que los narcotraficantes han modernizado la forma de hacer sus transacciones, cobran el dinero e instruyen al cliente dónde recoger sus drogas

El tráfico de drogas se ha convertido un vinculante directo de cuatro grandes ilícitos: el crimen organizado, el blanqueo de capitales, la corrupción y el terrorismo.

Ninguno de ellos opera en forma independiente, son prácticamente una simbiosis que les permite mutar, cuando es necesario, y ampliar sus líneas de financiamiento y/o actividades ilícitas y dificulta su desmantelamiento por parte de los estamentos policiales.

El reciente informe mundial sobre las drogas elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, detalla las ramificaciones de los narcotraficantes en cuanto a los modelos comerciales del tráfico de drogas y la delincuencia organizada, así como el uso de monedas electrónicas encriptadas para el pago de sustancias en el mercado del menudeo.

La revolución de las comunicaciones móviles ha ofrecido, cita el informe, nuevas oportunidades a los traficantes. Estos ya no necesitan establecer un contacto personal con los clientes, sino que hay “mensajeros” de menor categoría que pueden cobrar el dinero y los vendedores pueden hacer saber al cliente dónde recoger sus drogas enviándoles mensajes por redes cifradas.

El documento describe que la “red oscura permite a los consumidores comprar drogas con una moneda virtual o criptomoneda, como el bitcoin, y recibir su compra de manera encubierta”.

Los compradores típicos son los consumidores de cannabis con fines recreativos, éxtasis, cocaína, alucinógenos. Menos probable es que se encargue heroína o metanfetamina. Si bien actualmente es muy bajo el porcentaje de ventas de drogas a través de la red oscura, ese mercado ha venido creciendo rápidamente en los últimos años. Un estudio llamado criptomarkets concluyó que casi un cuarto de sus ingresos, en septiembre de 2013 y en enero de 2016, fueron generados por transacciones mayores a los mil dólares, lo que sugiere que algunas compras fueron destinadas a la distribución sin conexión.

Los especialistas predicen que si el uso de la red negra prolifera significativamente, las redes de distribución de droga reducirán la infraestructura como lo han hecho por décadas. Si esto ocurriese, los resultados serían difíciles de predecir. Afectará la competencia entre distribuidores y los vendedores al menudeo entraran en una competencia violenta por el mercado, en donde también se valdrán de alternativas para hacer dinero. La violencia en este cordón de distribución puede se reducido con la propagación de las compras de droga anónimas.

NARCO, MERCADO EXTENDIDO
La Europol determinó que en 2017 actuaban en los países de la Unión Europea unos 5.000 grupos delictivos organizados internacionales y calculó que más de un tercio de ellos se dedicaban al narcotráfico. Eso significa que el tráfico de drogas está más extendido en el ámbito de la delincuencia organizada que los delitos contra la propiedad, el tráfico de migrantes, la trata de personas, el fraude fiscal o cualquier otra actividad ilícita.

“La proliferación de grupos criminales y su diversificación lo constata la policía de Europa, por ejemplo, en 2013, la Europol estimó que más del 30% de los grupos criminales que operaban en esta región estaban involucrados en más de una actividad ilícita, siendo la mayor proporción, de 50%, dedicados al narcotráfico. En 2017, esta figura se incrementó al 65% de los grupos involucrados al narcotráfico, pero en más de una clase de droga. Además, los crímenes de estos grupos también estaban ligados al tráfico de personas y de migrantes, así como al tráfico de armas”, se lee en el informe.

El narcotráfico ha jugado un papel importante para los grupos del crimen organizado que han encontrado en él nuevas formas de esconder sus riquezas e intimidar a sus rivales, influenciando a políticos y eliminando a sus enemigos.

El crimen organizado muta, se adapta a los cambios. Todo lo que se refiere a fraude, secuestro y tráfico de personas lo considera como parte de sus actividades. Es algo muy similar a la conducta de los grupos criminales en la década de los 30s en Estados Unidos con la prohibición del alcohol.

Después de la caída de los carteles de Cali y Medellín en Colombia, nacieron nuevas células con portafolios diversificados que incluían el ciber crimen, robo de identidad, tráfico de migrantes y blanqueo de capitales.

ORGANIZACIÓN
Los grandes capos de la droga hacen que sus organizaciones sean más vulnerables a la hora de ser desmanteladas por las autoridades. Al mismo tiempo, los grupos más chicos tienen la facilidad de utilizar nuevas tecnologías para reducir el riesgo de detección. Esta es la nueva modalidad que han adoptado las células criminales. Son más ágiles, y sus miembros se comunican rápidamente haciendo muy efectivo el envío de droga y más difíciles de rastrear. Cuando los individuos son identificados como blancos a seguir, su infraestructura criminal se reagrupa, haciéndose extremadamente elásticos.

La fragmentación de los mercados, con la participación de grupos criminales pequeños, e incluso jóvenes en forma individual, se ha pronunciado en las operaciones de la red.

Los grupos criminales se han enfocado en el transporte de drogas a través de lanchas rápidas, contenedores, avionetas o incluso en submarinos hechos por ellos mismos, que les ha permitido traficar grandes cantidades de droga por el mundo.

La tecnología ha permitido a los distribuidores cobrar la plata antes de que el cliente reciba la mercancía, enviándole un mensaje de texto en el que le dicen donde recoger la droga. Incluso cuando los vendedores son detenidos, no tienen consigo más que cantidades pequeñas de droga para evitar poner en riesgo su negocio. Los distribuidores protegen sus comunicaciones con programas encriptados, un obstáculo para las autoridades al tratar de recabar información.

Recientemente se ha evidenciado que los narcos han hackeado los sistemas que utiliza la policía fronteriza norteamericana y los sistemas que utilizan las autoridades en los puertos para rastrear sus contenedores. Europol ha resaltado la marcada proliferación que hay en los grupos del crimen organizado en la contratación de hackers y especialistas en computación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario