jueves, 18 de mayo de 2017

Minseg compra $21 millones en uniformes a una empresa

De forma directa y en menos de un año, la empresa 5.11 Panamá firmó dos contratos con el Ministerio de Seguridad para la surtir uniformes y equipo, el monto compromete las partidas de 2018 y 2019

Una nueva compra directa del Ministerio de Seguridad a la empresa 5.11 Panamá, proveedora de uniformes y equipo táctico de la Policía Nacional, eleva el monto contratado a una misma empresa a $21 millones en solo diez meses.

El más reciente contrato busca suplir a los miembros del Servicio Nacional de Fronteras uniformes y equipo táctico por un monto de $5,165,194.95.

En mayo de 2016, el Ministerio de Seguridad firmó un contrato con 5.11 Panamá por la compra directa. En aquel momento justificó la adquisición bajo la condición como un asunto de ‘seguridad ciudadana’. El contrato totalizaba $16,183,871.46 y los pedidos se han fragmentado en dos partes: la primera alcanzó los $10.1 millones.

En aquella fecha, la empresa tenía tan solo un mes de haber sido creada en el registro público (15 abril 2016) y el inicio de funciones comerciales, según el Aviso de Operaciones del Ministerio de Comercio e Industrias, se registró en mayo de 2016, el mismo mes que se publicó la Resolución de Gabinete.

JUSTIFICACIÓN DIRECTA
Lo curioso es que en esta ocasión, el segundo contrato se publica en el portal de Panamá Compras con un solo proponente, sin homologación alguna o propuestas de otras empresas. Las razones que aduce el Ministerio de Seguridad en los antecedentes, describe que “los proveedores locales no han podido ofertar un producto acorde a la necesidad”.

No obstante, en la Página de Panamá Compras no se registra un llamado al resto de las empresas a cotizar estos rubros para la contratación efectuada. Llama la atención, qué criterio determinó que un proveedor local no era capaz de cumplir con la entrega de los productos si nunca se hizo la convocatoria.

Los contratos, además, comprometen la partida presupuestaria de la Policía Nacional al presente y futuros años 2018 y 2019.

El documento que autoriza la compra se fundamenta en el artículo 62 de la Ley de Contrataciones Públicas. Este artículo puntualiza los escenarios de excepción de contratación: cuando hubiere urgencia evidente, situaciones de desastres, por mérito en ciencia y tecnología, los que sobrepasen los $300 mil como prórrogas de contratos, etc.

Este contrato de $5.1 millones, no encaja en las excepciones que menciona la Ley.

Aunado a esto, en el cuadro de especificaciones técnicas, parecieran otorgarse las pautas para un uniforme a la medida de la empresa beneficiada, ya que las características señaladas solo las distribuye el proveedor contratado de forma directa.

El acto se subió al portal sin haber cumplido con dos actos anteriores, sin que se haya cotizado con otras empresas, o sin que se tratara de una compra asociada a un asunto de seguridad del Estado.

La pregunta es, ¿cómo la Contraloría firma estos contratos en forma reiterativa?

DETALLES DE LA COMPRA
La compañía surtirá de 30 mil pantalones, 30 mil camisas polo manga corta, 15 mil gorras táctiles, 15 mil botas, 15 mil cinturones TDU, 10 mil zambrones tácticos, 10 mil esposas, 10 mil porta linternas e igual número de porta proveedor, y 10 mil fundas plásticas. Senafront cuenta con aproximadamente 4 mil unidades.

Estos rubros serán adquiridos en tres partidas: este año un desembolso de $1.9 millones, para el 2018 cancelarán $1.6 millones y un monto igual en el 2019.

Aunado a esto, la empresa 5.11 Panamá S de RL recibirá un adelanto del 20% del monto, lo que le dará margen para iniciar la fabricación sin tener que hacer una gran inversión de su bolsillo.

La empresa está ubicada en el edificio Omega, sexto piso, y su representante es Francisco Morales, un ciudadano venezolano que no ha querido responder el teléfono a este diario a pesar de las múltiples llamadas efectuadas con el propósito de conocer la versión de la empresa de origen norteamericano.

5.11 Panamá no cotiza en la Caja de Seguro Social y las gestiones de cobro ante el gobierno los tramita la firma KPMG.

Otro dato interesante en este caso es que la empresa Asia Latin Store, que suele representar a 5.11 Panamá, no intervino como intermediario. Tony NG, al frente de esta empresa manifestó al diario que el “Gobierno negoció el contrato directamente con la empresa para abaratar costos y ahorrarse la comisión que les tocaría a ellos. Un acto para ayudar al país”, dijo.

Asia Latin se ha hecho de más de $20 millones en contratos de distintos rubros que vende al gobierno.

Las fuentes consultadas por La Estrella de Panamá sostienen que ésta empresa en particular, Asia Latin Store, S.A. recibe la "ayuda" directa de Taher Yaafar, asesor o "ministro consejero" en el Ministerio de Seguridad y allegado del presidente Juan Carlos Varela, quien también apoyó su campaña electoral.

En una entrevista previa realizada a los representantes de Asia Latin Store, no negaron su relación de amistad con el funcionario, pero “eso no implica, dijo, que él se beneficie de los negocios que la empresa haya tenido con el Estado”, según NG.

5.11 Panamá S D RL, a pesar de contar con un aviso de operación del MICI, al ingresar el nombre de la marca en el portal (al menos hasta la fecha de esta edición) aparece como una marca libre para registro.

Los contratos en mención se efectuaron de forma directa, un método utilizado por la pasada administración gubernamental y que fuera sumamente criticado por el actual presidente Juan Carlos Varela mientras se candidatizaba a la Presidencia por los posibles sobre precios o coimas que beneficiaron a los funcionarios que antecedieron.

En esta ocasión el Ministerio de Seguridad no quiso emitir comentarios acerca de los contratos en cuestión como sí lo ha hecho anteriormente.

En la primera publicación que hizo el diario en noviembre de 2016 que reportó la primera compra de uniformes, el director de la Policía Omar Pinzón indicó “que desde hace dos años no se dotaba de ropa adecuada al personal para las distintas actividades”, y justificó la compra aduciendo que “se hizo directamente a la fábrica”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario