miércoles, 29 de marzo de 2017

‘La organización dedicada al blanqueo a través de off shores’

La investigación brasileña señala que los exfuncionarios de Petrobras abrieron cuentas en Suiza utilizando la representación de la firma en Brasil, las autoridades reportaron actividad sospechosa en algunas de las sociedades anónimas creadas para ocultar bienes

La Policía Federal de Brasil enumeró una serie de hechos que demuestran que la oficina de Mosscak Fonseca en Brasil conspiró como organización criminal para orquestar estrategias diseñadas al ocultamiento de la identidad de los beneficiarios de las sociedades offshore, permitiendo que fueran utilizadas con impunidad.

Entre los puntos la Policía narra la estructura de sociedades vinculadas a la empresa constructora OAS, la cooperativa Bancoop y personas ligadas al partido de Trabajadores de Brasil, planteando la posibilidad de que los departamentos ubicados en el edificio Solaris guardan relación con el pago de sobornos por contratos entre la empresa OAS y Petrobras.

El oficio de la Policía Federal de Brasil que describe la operación Lava Jato, relata la existencia de una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales derivado de operaciones comerciales, financieras, de bienes inmuebles y sociedades off shore, entre las que destaca a Milzart Overseas Holdings, incorporada por Renato de Souza, director de servicios de Petrobras y que está domiciliada en Mossack Fonseca Panamá.

Apuntan a Backspin Management, S.A., Daydream Properties Ltd, Tropez Real Estate, Dole Tec Inc, gestionadas a favor de Pedro Barusco, exgerente de Petrobras.

Mayana Trading Corp, fue agenciada por la firma a favor del operador financiero Mario Goes, otro operador de las coimas, y por último, Kinsgfield Consulting Corp, incorporada para Roberto Trombeta, delator y contador responsable de crear falsos contratos para grupo OAS.

Todas estas sociedades, según los brasileños, fueron creadas para ocultar bienes.

Muchos de los acusados en la operación Lava Jato, empleados de Petrobras, aperturaron cuentas en Suiza a través de Mossack Fonseca, como Renato Duque, Pedro Barusco y Roberto Tombeta, quienes utilizaron la representación de la firma en Brasil para este propósito.

La Unidad de Análisis Financiero de Brasil reportó operaciones sospechosas de algunas sociedades citadas.

La Policía de ese país habla de la vinculación entre los delitos perpetrados en detrimento de Petrobras, la sociedad Murray Holdings, Nelci Warken (propietaria de Murray) y otras empresas que se utilizaron para el blanqueo de capitales como Woodbay Holdings y Hazel Ville Internacional, estas últimas, registradas en Panamá por Mossack Fonseca, que según el reporte de Brasil, se dedica a la apertura de sociedades anónimas para ocultar dineros.

El núcleo de investigación se centra en seis personas: Ricardo Honorio (gerente sucursal de Brasil), Renata Pereira (gerente administrativo de Mossack Fonseca Brasil), María Mercedes Riaño (dueña de Mossack Fonseca Brasil, representante de la firma en Panamá), Edison Teano (Fiduciaria Panamá), Luis Hernández (venezolano que participó en las actividades de la firma en Brasil) y Rodrigo Cuesta (venezolano, brindaba servicios profesionales a la firma en Brasil).

Los brasileños también hacen referencia a la relación que hay entre varios de los cuestionados: Nelci Warken, Eliana Pinheiro, Ademir Auad y las sociedades Paulista Publicidad Online, Murrya Holdings, Ida Warken, Milania Warken, Maira Warken y Eliana Pinherio de Freitas.

EL PROCESO EN PANAMÁ
En Panamá, la Fiscalía Segunda Contra el Crimen Organizado del Ministerio Público, acusó a Riaño y a los directivos de la firma Mossack Fonseca en Panamá, por el delito de blanqueo de capitales.
En este sentido, explican, que el dinero ingresó al sistema financiero panameño. Hasta ahora, el Ministerio Público no ha hablado de cifras concretas o periodos de tiempo en los que se realizaron las transacciones en cuestión, hecho que ha incomodado a los señalados por impedirles la posibilidad de defensa ante las acusaciones de la autoridad, que califican de falsas.

La investigación de Brasil deja ver algunas huellas de estos dineros que la Fiscalía aún no ha oficializado como objeto de investigación.

Reseña las transacciones efectuadas a las cuentas de Riaño en Panamá. Las mismas a nombre de las sociedades Mossack Fonseca Do Brasil y Lydford Group Inc, ambas propiedad de María Riaño, que procedían de sociedades anónimas panameñas cuyo domicilio es la sede de Mossack Fonseca Panamá.

María Mercedes Riaño mantuvo relación bancaria con FPBank Inc, a traves de las cuentas jurídicas a nomber de Mossack Fonseca Do Brasil y Lydford Group Inc donde figuraba como una accionista y firmante.

Los brasileños dicen que los hechos corroboran que la firma en Brasil constituyó una conducta criminal sistemática consistente a ofrecer servicios destinados a ocultar bienes de dudosa procedencia. Y que Mossack Fonseca como organización es una sola y se maneja desde Panamá.

Hecho que la defensa de los directivos de la sede en Panamá rechaza. Argumentan que su representante en Brasil, Riaño, gozaba de plena independencia, y solo era una revendedora de sociedades anónimas.

LOS DEPARTAMENTOS
Explica la investigación de Brasil que Eliana Pinheiro de Freitas, representante de la sociedad Murray Holdings LLC, registrada en Nevada, Estados Unidos, adquirió varios pisos del condominio, de ellos uno a nombre de la sociedad Paulista Plus Promociones Ltd, propiedad de Nelci Warken, operación que luego se determinó ficticia.

Las sociedades mencionadas fueron facilitadas por Ademir Auada, un a bogado al que Riaño le vendió sociedades anónimas y éste a terceros. Auada también abría cuentas bancarias en el extranjero a los clientes que le solicitaban. Las autoridades de Brasil tienen una grabación en la que Auada habla con su hija Marie Carolina en la que el padre lde revela que logró “aplastar una maleta entera de papeles”. La hija le sugiere a su papa que compre otra máquina trituradora de papel y la traiga a casa para destruir la otra mitad de los documentos.

Cuando allanaron la residencia de Audada, la Policía encontró información importante para la investigación.

Entre lo recabado identificaron lo relacionado al condominio Solaris, cuyas unidades fueron negociadas en condiciones aparentemente ilegales.

Las autoridades sureñas identificaron correos electrónicos entre la oficina de Panamá y Brasil en los que se toman medidas para cancelar ciertas sociedades que se relacionan a la investigación Lava Jato.

Riaño, según la Policía de Brasil, dio instrucciones a Honorio sobre cómo ocultar documentos y eliminar evidencia del posible ilícito en el que estuvieran implicados.

También hallaron comunicación entre un cliente de nombre Carlo Moratelli y las oficinas de Mossack Fonseca Brasil en el que el cliente pide la cancelación de sus empresas porque la Policía brasileña le había allanado su oficina llevándose documentos importantes.

1 comentario:

  1. la información que nos brinda Adelita puecde ser utilizada por la Procuradora de la Nación para iniciar acción judicial ? o es menester haya otro procedimiento para actuar ? Me gustaría saber si estos datos son útiles además de informativos a la sociedad.

    ResponderEliminar