domingo, 12 de febrero de 2017

La relación entre la firma MF do Brasil y Panamá

La defensa de Ramón Fonseca, fundador de la firma, dice que María Riaño, responsable la sede en Brasil donde se crearon las sociedades anónimas que ocultaron bienes de políicos brasileños, no tiene vinculación con Panamá, la Policía de Brasil establece lo contrario

El fiscal Rómulo Bethancourth intenta probar que la firma Mossack Fonseca (MF) en Panamá tuvo una relación directa y de complicidad con la franquicia de esta firma en Brasil, Mossack Fonseca Do Brasil, y que ambas forman parte de una organización criminal dedicada al blanqueo de capitales derivado de operaciones comerciales, financieras de bienes inmuebles y sociedades off shore que sirvieron para encubrir, entre otras cosas, unidades residenciales ubicadas en playa Guarujá, Sao Paulo, Brasil, traspasadas en concepto de soborno por la constructora OAS a cambio de contratos con la estatal Petrobras.

RED CRIMINAL
Lo anterior forma parte del caso “Lava Jato” (etapa 22), iniciado en 2014 por la policía Federal de Brasil, Curitiba, que expandió su investigación de los delitos de blanqueo de capitales donde los ejecutivos de la petrolera estatal del país sureño aceptaron sobornos a cambio de contratos inflados a empresas de construcción.

Según los brasileños, la firma MF do Brasil sirvió para encubrir las transacciones ilegales, además de vincular a su representante, María Mercedes Riaño, con la firma de Panamá en el esquema de lavado de activos.

La investigación que realiza la Fiscalía Segunda Contra el Crimen Organizado a cargo de Bethancourt efectuó las primeras aprensiones en Panamá la semana pasada basadas en los relatos de la Policía Federal de Brasil en la que basa sus argumentos.

Ramón Fonseca Mora, exconsejero de gabinete de Juan Carlos Varela y miembro y fundador prominente del partido oficial, además de fundador de la firma Mossack Fonseca, junto a su socio Jürgen Mossack, y Edison Teano, están detenidos en la Policía Nacional desde el jueves pasado.
La Fiscalía abrió el expediente a partir de la entrega de un informe proveniente de la Fiscalía Auxiliar, con fecha del 29 de enero de 2016.

Los elementos que sustenta la Policía Federal de Brasil, es que los anteriores conspiraron como organización criminal para hacer estrategias dirigidas a ocultar la identidad de los beneficiarios de las offshore, permitiendo que éstas fueran utilizadas con impunidad para disimular el movimiento y origen de bienes y patrimonio provenientes de crímenes asociados a la evasión fiscal, tributaria y blanqueo de capitales.

RELACIÓN ENTRE FIRMAS
La defensa de Ramón Fonseca Mora, Guillermina McDonald, distanció a su cliente de Riaño aduciendo que en el expediente de Panamá no consta ninguna vinculación directa entre ambas firmas, “se trata de una franquicia”, asevera la abogada. Aunado a esto, “ni siquiera hay un registro de la Caja de Seguro Social que evidencia la relación laboral”, argumentó McDonald.

No obstante, la investigación efectuada por las autoridades brasileñas señalan que sí había relación y colaboración entre ambas. Esto lo prueban con correos entre ambas oficinas en las que se observó, según la Policía de Brasil, la manera en que se tomaron medidas para cancelar ciertas sociedades que se relacionan con una investigación adelantada por ese país, destacándose la existencia de comunicación directa entre ambas agencias. Entre ellos, documentos a eliminar evidencia del posible ilícito en que están implicados.

Entre las comunicaciones resalta la de un cliente que solicita la cancelación de su empresa porque la Policía Brasileña había allanado su oficina llevándose documentos importantes. Por lo que la policía de ese país, dijo que los responsables de MF vieron en ello una amenaza a sus operaciones cuando se investigaba el caso “Lava Jato”.

Según la providencia indagatoria que tiene la Fiscalía en esta averiguación, existe una relación entre la firma MF en Panamá y su sucursal en Brasil, al inferir al personal de la oficina principal que debían contactar para ciertos servicios. En este sentido, se referían al equipo dentro del departamento legal y de sociedades, en donde trabajaban Álvaro Almengor y Edison Teano.

Otros vínculos que la policía de Brasil identifica entre ambas agencias, es la fiduciaria, departamento que ofrece el servicio de societario junto a la apertura de cuentas bancarias con los trámites correspondientes en la banca suiza y panameña. Aunado a eso, explican que la sucursal brasileña cobraba honorarios directamente a través de la fiduciaria, pues en los correos obtenidos se da cuenta de la existencia de comunicaciones en las que se indica que MF Panamá cobra mil dólares, y Brasil $1,500 como firmantes del cliente.

Más información, que según las autoridades, prueba la relación entre MF de Panamá y Brasil, refiere a los servicios que prestan las firmas, entre los que se destaca la disposición de socios o directores a favor de los dueños de sociedad. Esta información fue recabada en un correo electrónico en el que Ricardo Honorio le dijo a Luis Hernández y a María Riaño que habían aumentado los costos de ciertos servicios de la firma.

Para las autoridades brasileñas el personal de MF en Brasil utilizaba un esquema para sus clientes ayudándolos a mantener oculta su identidad ante los cambios realizados a la legislación panameña con respecto al destinatario de las acciones al portador. Según las autoridades de Brasil, María Riaño dio instrucciones precisas a otros en la oficina de ese país para ocultar documentos y archivos. Por eso es que MF de Brasil es considerado como parte del esquema de esta organización criminal e investigan a fondo, pues se hace evidente que los crímenes cometidos por los involucrados no han sido descubiertos en su totalidad.

INVESTIGACIÓN EN BRASIL
El análisis de las autoridades brasileñas indican que las maniobras comerciales que afectaron a la constructora OAS y otros, vinculadas al partido de los trabajadores, indican que las unidades del condominio se transmitieron a través de empresas off shore como sobornos de la constructora a cambio de beneficios en los contratos de Petrobras.

La Dirección de Investigación Judicial de la Policía Nacional que analizó el caso, concluyó que la oficina de MF en Brasil se destacó en el esquema criminal de Petrobras, ya que otras empresas investigadas por la operación “Lava Jato” también utilizaron los servicios de MF para la apertura de empresas offshore, que han recibido dineros producto de la corrupción.

Tres sociedades anónimas: Murray, Woodbay y Hazel Ville fueron registradas bajo la mediación de MF Brasil, la misma empresa responsable de la inscripción de varias otras usadas para la recepción de sobornos durante la operación “Lava Jato”.

“Ricardo Honorio Neto, gerente administrativo de MF en Brasil, jugó un papel clave en la organización criminal”, señala la providencia. En el 2005 se ubicó como socio de MF Brasil, ya que el verdadero propietario, María Riaño, siendo extranjera, no podía ser gerente de la empresa en Brasil. De acuerdo con lo establecido en el ámbito policial, Ricardo Honorio confirmó que MF trabajó en Brasil con el único propósito de ocultar los verdaderos dueños de las empresas off shore incorporadas en paraísos fiscales entre ellos Panamá, Islas Vírgenes Británicas, Nevada, Angola, Samoa, Seychelles, Hong Kong y Malta. Así, agrega el documento, Ricardo tenía pleno conocimiento de lo que hacía la empresa para la que trabajaba. “Cabe señalar que Ricardo participó en los contratos de simulación de servicios, con el fin de justificar los contratos de cambio de los que se ha beneficiado de la empresa María Riaño. Tal situación fraudulenta permitió la entrada de unos cien mil dólares al año. Como gerente administrativo de MF Brasil, tenía un salario de diez mil dólares mensuales, y en el año 2005 se hizo socio de la firma ya que María Riaño, por ser extranjera, no podía fungir como tal”, se lee.

En Brasil, el año pasado, se produjeron las detenciones y posteriores acuerdos con las autoridades de varios involucrados: Nelci Warken (administradora de la sociedad Murray Holdings, mediante la que se ocultaban las propiedades de las cuáles ella es dueña de una), Eliana Pinheiro (representante legal de Murray Holdings registrada en Nevada, E.U. y que adquirió varios departamentos en Solaris), Ademir Auad, intermediario de las sociedades, Roberto Trombeta, (contador y delator de la operación Lava Jato), Renato de Sousa (directivo de Petrobras), Pedro José Barusco (exgerente de Petrobras), Mario Goes (acusado de actuar como operador en el esquema de desvío de dinero y la corrupción a Petrobras).

Muchos de los acusados en la operación “Lava Jato”, empleados de Petrobras, aperturaron cuentas en Suiza a través de Mossack Fonseca, como Renato Duque, Pedro Barusco y Roberto Tombeta, quienes utilizaron la representación de la firma en Brasil para este propósito.

RELACIONADA
María Mercedes Riaño, gerente de Mossack Fonseca Do Brasil, envió recientemente un comunicado a este diario en el que indicó que “no participó en la compra, préstamo ni financiación de ningún inmueble, así como tampoco ofrecemos asesoría inmobiliaria en Brasil”.

Según Riaño, Mossack Fonseca Brasil recibió la solicitud de adquisición de las sociedades ‘por parte de un cliente intermediario, el cual, a su vez, atiende clientes finales'. Ese intermediario, aclaró, es Ademir Auada, quien fue arrestado en el aeropuerto de Sao Pablo, Brasil, procedente de Panamá a finales de enero pasado.

Este servicio (el de crear empresas) no representa ninguna vinculación comercial con las sociedades constituidas, ni implica una facultad de administración o de captación de fondos de los clientes. En virtud de lo establecido en las leyes, los agentes registrados no tienen responsabilidad alguna por el actuar comercial de las sociedades que constituyen', se excusó.

“Estamos siempre dispuestos a cooperar con las autoridades que soliciten información por los canales legalmente establecidos y cumpliendo con los requerimientos de la legislación respectiva”, insistió Riaño, quien se encuentra en Panamá.

En Brasil, Riaño fue acusada de destruir y ocultar documentos.

Según los brasileños, varias de las empresas tienen su sede off shore en Panamá y están vinculadas a María Riaño. “Los pagos de los clientes que contraten servicios en Brasil se realizan en el extranjero a través de transferencias internacionales en la cuenta del banco MF Brasil manejada por Riaño quien realizaba las transferencias a través de la cuenta MF Brasil y cuentas de Lydfor en la banca local a través de banca en línea.

Según las autoridades de ese país, más del 80% de los clientes Mossack Fonseca do Brasil son despachos de abogados y éstos solo se ocupan del establecimiento de empresas extranjeras por Mossack, y el cliente final no se informa a Mossack, y por lo tanto, no saben cómo decir cuál es el propósito clientes finales en la adquisición de empresas internacionales, es decir, se obvia la debida diligencia de conocer el cliente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario